La JEP

Semana (Colombia) - - Nación -

EL AC­TO LE­GIS­LA­TI­VO 01 DE 2017 con­tie­ne la al­men­dra de lo que el go­bierno y las Farc ne­go­cia­ron en La Ha­ba­na du­ran­te más de cin­co años. Ese com­pen­dio de nor­mas “pa­ra la ter­mi­na­ción del con­flic­to” per­mi­tió la fir­ma de la paz, y su im­ple­men­ta­ción es fun­da­men­tal pa­ra con­so­li­dar­la. De ahí que re­sul­te cru­cial el re­sul­ta­do del exa­men que la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal ha­ce a ese tex­to que ex­po­ne las lí­neas de­ci­si­vas de la Ju­ris­dic­ción Es­pe­cial pa­ra la Paz (JEP). Es­to es, al tri­bu­nal de jus­ti­cia tran­si­cio­nal pac­ta­do pa­ra que los prin­ci­pa­les res­pon­sa­bles re­ci­ban pe­nas al­ter­na­ti­vas a cam­bio de aca­bar con el con­flic­to, re­pa­rar a las víc­ti­mas y con­fe­sar la ver­dad de lo su­ce­di­do en la gue­rra.

Ha­ce una se­ma­na,cuan­do los ma­gis­tra­dos que es­tán de acuer­do con la paz pac­ta­da en La Ha­ba­na re­ci­bie­ron el pro­yec­to de fa­llo ela­bo­ra­do por su co­le­ga Luis Gui­ller­mo Gue­rre­ro, res­pi­ra­ron tran­qui­los. En la par­te re­so­lu­ti­va del do­cu­men­to se lee: “De­cla­rar la exe­qui­bi­li­dad del ac­to le­gis­la­ti­vo”, es de­cir, apro­bar la JEP. Pe­ro el dia­blo es­tá en los de­ta­lles. Y la fra­se de­ci­so­ria traía un bre­ve com­ple­men­to que cons­ti­tu­ye lo más tras­cen­den­tal: “De­cla­rar la exe­qui­bi­li­dad del Ac­to Le­gis­la­ti­vo 01 de 2017, en los tér­mi­nos de la par­te mo­ti­va de es­ta pro­vi­den­cia”. El gran lío es que es­te do­cu­men­to, de 331 pá­gi­nas, pro­yec­ta una JEP sus­tan­cial­men­te dis­tin­ta a la de­fi­ni­da en el acuer­do de paz.

La po­nen­cia plan­tea mo­di­fi­car el cru­cial pun­to de la par­ti­ci­pa­ción po­lí­ti­ca de los ex­gue­rri­lle­ros. El acuer­do de paz es­ti­pu­la que las san­cio­nes que la JEP les im­pon­ga no los in­ha­bi­li­ta­rán pa­ra par­ti­ci­par en po­lí­ti­ca, y con­ge­la los efec­tos de sen­ten­cias de la jus­ti­cia or­di­na­ria has­ta que la ju­ris­dic­ción de paz asu­ma esos ex­pe­dien­tes. Con ello, los re­in­cor­po­ra­dos que­da­ban ha­bi­li­ta­dos pa­ra vo­tar o pa­ra as­pi­rar a al­gún car­go de elec­ción po­pu­lar. El pun­to es uno de los ten­do­nes del acuer­do, pues per­mi­tió con­ven­cer a los gue­rri­lle­ros de par­ti­ci­par en la po­lí­ti­ca en vez de echar ba­la.

So­bre es­to, la po­nen­cia de la cor­te aho­ra se­ña­la que cum­plir las san­cio­nes,par­ti­ci­par en po­lí­ti­ca y ocu­par car­gos pú­bli­cos son “ma­te­rial­men­te irre­con­ci­lia­bles”.Ar­gu­men­ta que el ejer­ci­cio de un car­go es­ta­tal exi­ge de­di­ca­ción, tiem­po com­ple­to y ple­na li­ber­tad, lo cual es in­com­pa­ti­ble con una san­ción res­tric­ti­va

La po­nen­cia que dis­cu­te la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal pro­po­ne apro­bar el sis­te­ma de jus­ti­cia tran­si­cio­nal, pe­ro mo­di­fi­ca as­pec­tos esen­cia­les del acuer­do de paz en­tre el go­bierno y las Farc.

in­clu­so si se tra­ta­ra de una pe­na al­ter­na­ti­va. La pe­na y la par­ti­ci­pa­ción po­lí­ti­ca al mis­mo tiem­po lle­va­rían a es­ce­na­rios in­cons­ti­tu­cio­na­les co­mo que la san­ción im­pues­ta se vuel­va un ele­men­to ape­nas fi­gu­ra­ti­vo, que el Es­ta­do fal­te a su de­ber de in­ves­ti­gar, juz­gar e im­po­ner san­cio­nes reales pa­ra los gra­ves crí­me­nes, y aten­ta­rían con­tra el de­re­cho a la jus­ti­cia de las víc­ti­mas.

Se­gún la po­nen­cia, tam­bién hay que mo­di­fi­car el pos­tu­la­do ori­gi­nal de la JEP que se­ña­la que el Tri­bu­nal de Paz ten­drá ju­ris­dic­ción so­bre to­dos los ac­to­res del con­flic­to. Es de­cir, que a la JEP de­ben ir gue­rri­lle­ros, miem­bros de la fuer­za pú­bli­ca y ter­ce­ros ci­vi­les que ha­yan si­do de­ter­mi­nan­tes de crí­me­nes. El tex­to que dis­cu­te la cor­te anu­la la JEP pa­ra to­dos, res­trin­ge el so­me­ti­mien­to for­zo­so so­lo a los gue­rri­lle­ros, y lo ha­ce vo­lun­ta­rio pa­ra los in­te­gran­tes de la fuer­za pú­bli­ca y ter­ce­ros.

La ra­zón plan­tea­da pa­ra es­te ajus­te es que la ju­ris­dic­ción de paz, co­mo re­sul­ta­do de un acuer­do en­tre el go­bierno y las Farc, es cons­ti­tu­cio­nal­men­te ad­mi­si­ble co­mo un me­ca­nis­mo pa­ra lo­grar la re­in­cor­po­ra­ción de esa gue­rri­lla, “pe­ro no pa­ra so­me­ter de

tp El ma­gis­tra­do Luis Gui­ller­mo Gue­rre­ro es el po­nen­te de pro­yec­to que la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal vo­ta­rá el pró­xi­mo jue­ves. Si no hay cin­co vo­tos en fa­vor o en con­tra, el tri­bu­nal ten­drá que acu­dir a un par de con­jue­ces, con lo que la de­ci­sión tar­da­ría más tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.