Ase­si­na­to en el Expreso de Orien­te

Una de las no­ve­las po­li­cia­cas más fa­mo­sas de Agat­ha Ch­ris­tie re­ci­be una ca­pa de la­ca y pin­tu­ra de la mano de Ken­neth Bra­nagh y un elen­co de es­tre­llas.

Semana (Colombia) - - Cultura -

Tí­TU­LO ORI­GI­NAL: MURDER ON THE ORIENT EX­PRESS

PAíS: ES­TA­DOS UNI­DOS

DI­REC­TOR: KEN­NETH BRA­NAGH GUION: MI­CHAEL GREEN

AC­TO­RES: KEN­NETH BRA­NAGH, PENéLOPE CRUZ, JU­DI DENCH

DU­RA­CIóN: 114 MIN

NO ES­TOY SE­GU­RO del por­qué, pe­ro hay al­go na­vi­de­ño en es­ta pe­lí­cu­la. Qui­zás sea el he­cho de que la tra­ma su­ce­da en al­gún pa­ra­je cu­bier­to de nie­ve, que se es­tre­ne a me­dia­dos de no­viem­bre cuan­do las tien­das ya co­mien­zan a de­co­rar­se pa­ra el fin de año o que, al te­ner tan­tos ac­to­res famosos, ter­mi­ne pa­re­cien­do un ár­bol de Na­vi­dad, con sus lu­ce­ci­tas y ador­nos bri­llan­tes que­se­pren­de­nin­ter­mi­ten­te­men­te.

La adap­ta­ción de una de las no­ve­las más co­no­ci­das de Agat­ha Ch­ris­tie –al igual que otra ver­sión fa­mo­sa de la mis­ma, de 1974– ofre­ce una pla­ta­for­ma pa­ra que una do­ce­na de ac­to­res ilus­tres pa­sen bre­ve­men­te por la pan­ta­lla, en­se­ñan­do dis­fra­ces y acen­tos exó­ti­cos en es­ce­na­rios lu­jo­sos. ¿Se­rá eso lo na­vi­de­ño? ¿Co­mo es­tar fren­te a una me­sa con mu­chos pla­tos dis­tin­tos de los que uno se sir­ve un po­qui­to?

La fi­gu­ra prin­ci­pal es el ins­pec­tor Hér­cu­les Poi­rot (in­ter­pre­ta­do por Ken­neth Bra­nagh, quien tam­bién di­ri­ge y lle­va un fa­bu­lo­so bi­go­te que co­mien­za en­ci­ma de su la­bio su­pe­rior y se ex­tien­de, ines­pe­ra­da y pí­ca­ra­men­te,por una zo­na de sus me­ji­llas) que ha­ce el pa­pel de maes­tro de ce­re­mo­nias: le da la en­tra­da a una u otra de las es­tre­llas in­vi­ta­das, les ha­ce pre­gun­tas, las mi­ra pen­sa­ti­vo, les da sa­li­da.

Tra­tán­do­se de una adap­ta­ción de Agat­ha Ch­ris­tie, hay, cla­ro, un cri­men por es­cla­re­cer. Acá es el ase­si­na­to de Ed­ward Rat­chett (Johnn­yDepp),unes­ta­dou­ni­den­se de­di­ca­do a ven­der an­ti­güe­da­des fal­sas que apa­re­ce apu­ña­la­do 12 ve­ces en el ca­ma­ro­te que ocu­pa en el Expreso de Orien­te sin que na­die vie­ra ni oye­ra na­da.

Poi­rot, que se en­cuen­tra por ca­sua­li­dad en el tren, asu­me la ta­rea de in­ves­ti­gar el asun­to, en­tre­vis­tan­do a los 12 pa­sa­je­ros del va­gón de pri­me­ra cla­se don­de su­ce­dió el ho­mi­ci­dio, in­ter­pre­ta­dos,en­tre otros,por Ju­di Dench, Penélope Cruz, De­rek Ja­co­bi, Daisy Rid­ley, Mi­che­lle Pfeif­fer y, más me­mo­ra­ble­men­te,Wi­llem Da­foe.

Aun­que to­do es muy ele­gan­te –los ca­ma­ro­tes, los sir­vien­tes, las co­mi­das–, la pe­lí­cu­la no ter­mi­na de al­zar vue­lo y se sien­te co­mo una ex­hi­bi­ción en un mu­seo de fi­gu­ras de ce­ra que se mue­ven me­cá­ni­ca­men­te cuan­do un es­pec­ta­dor se de­tie­ne a ver­las.

En bue­na par­te, sos­pe­cho, se de­be al mun­do es­tra­ti­fi­ca­do en el que su­ce­den las no­ve­las de Ch­ris­tie que Bra­nagh no se de­tie­ne a cues­tio­nar y que hoy en día re­sul­ta, por de­cir lo me­nos, sos­pe­cho­so.

Se tra­ta de un mun­do en per­fec­to equi­li­brio, de no­bles bon­da­do­sos y sir­vien­tes fie­les has­ta la muer­te,en el que ca­da quien sa­be su lu­gar –el ca­rác­ter ex­tran­je­ro de Poi­rot lo exi­me en par­te de asu­mir allí una po­si­ción de­fi­ni­ti­va– y que, en su pe­cu­liar ar­mo­nía, es­tá jus­ti­fi­ca­do en de­fen­der­se a co­mo dé lu­gar.

El ase­si­na­do no so­lo es es­ta­dou­ni­den­se y co­mer­cian­te, sino arri­bis­ta y es­ta­fa­dor: una cla­ra ame­na­za a ese or­den. Pe­ro en vez de apro­ve­char es­tas ten­sio­nes so­cia­les pa­ra exa­mi­nar lo que sub­ya­ce en ese uni­ver­so tan or­ga­ni­za­do, la pe­lí­cu­la se que­da en la su­per­fi­cie. Y des­de ahí ofre­ce la cla­se de pla­ce­res que ni un cri­men pue­de afec­tar: la de los acen­tos y los ves­ti­dos de se­da, los pos­tres ela­bo­ra­dos y las ca­ras co­no­ci­das ofre­cién­do­nos, una vez más, lo que sa­ben ha­cer.

tu Es­ta pe­lí­cu­la reúne a gran­des es­tre­llas de Holly­wood co­mo Johny Depp (iz­quier­da), quien ha­ce de Rat­chett, el hom­bre ase­si­na­do por el que se desen­vuel­ve to­da la tra­ma. En el re­par­to tam­bién es­tán Oli­via Col­man y Ju­di Dench.

CI­NE

Por

Ma­nuel Kal­ma­no­vitz G.

u Ade­más de di­ri­gir y co­pro­du­cir es­ta nue­va ver­sión del clá­si­co de 1974, Ken­neth Bra­nagh tam­bién in­ter­pre­ta al de­tec­ti­ve Hér­cu­les Poi­rot, pro­ta­go­nis­ta de es­ta his­to­ria y de otros li­bros de Agat­ha Ch­ris­tie.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.