¿QUÉ ES­PE­RAR DE CO­LOM­BIA?

La Se­lec­ción lle­ga al Mun­dial de Rusia con el di­fí­cil re­to de igua­lar o su­pe­rar la his­tó­ri­ca ac­tua­ción de Bra­sil 2014. El pro­nós­ti­co, sin em­bar­go, es re­ser­va­do.

Semana (Colombia) - - Mundial Rusia 2018 -

LO ME­JOR QUE LE PUE­DE pa­sar a Co­lom­bia es que na­die ha­ble de ella, que ni la men­cio­nen, que Pelé no vuel­va a con­si­de­rar­la fa­vo­ri­ta co­mo lo hi­zo po­co an­tes de USA 94 pa­ra lue­go te­ner que re­gre­sar con el ra­bo en­tre las pier­nas. A seis días de co­men­zar el Mun­dial, la se­lec­ción va bien: no apa­re­ce en­tre los 10 equi­pos con op­ción de al­zar la Co­pa Mun­do.

Jo­sé Mou­rin­ho, el exen­tre­na­dor del Real Ma­drid y ganador de un par de Cham­pions, cree que Co­lom­bia no avan­za­rá a la se­gun­da ron­da,que la de­rro­ta­rán Se­ne­gal y Po­lo­nia.El Ob­ser­va­to­rio del Fút­bol (CIES) hi­zo una me­di­ción en la que el país, en­tre los fa­vo­ri­tos, ocu­pa el lu­gar 12 en­tre los 32 par­ti­ci­pan­tes de Rusia 2018, que co­mien­za el pró­xi­mo jue­ves. Hay otro da­to, de mo­men­to, po­co alen­ta­dor: an­tes de Bra­sil 2014 la tri­co­lor ocu­pa­ba el oc­ta­vo lu­gar en el es­ca­la­fón de la Fifa, hoy tie­ne el 16. So­lo Ti­té, el téc­ni­co de Bra­sil, di­jo por allá en fe­bre­ro que el equi­po que di­ri­ge Pé­ker­man es su fa­vo­ri­to.

No es por alar­mar, pe­ro Co­lom­bia ge­ne­ra es­cep­ti­cis­mo y eso sue­na muy ra­ro si se tie­ne en cuen­ta que en el pa­sa­do Mun­dial fue quin­ta en la cla­si­fi­ca­ción ge­ne­ral (con un ren­di­mien­to del 80 por cien­to) y so­lo el lo­cal la pu­do derrotar en cuar­tos de fi­nal.

Ha­bría va­rias ra­zo­nes pa­ra en­ten­der es­ta ten­den­cia: los par­ti­dos de las eli­mi­na­to­rias del equi­po que li­de­ran Ja­mes y Fal­cao tu­vie­ron mu­chos al­ti­ba­jos; si bien siem­pre de­fien­de bien, su pro­duc­ción en ata­que es li­mi­ta­da, pues hi­zo la mi­tad de los go­les que, por ejem­plo, anotó Bra­sil. A es­to se le su­ma­ría que al­gu­nos de sus ti­tu­la­res es­tán más en la ban­ca que en la can­cha, co­mo Yerry Mi­na, en Bar­ce­lo­na; Da­vid Ospina, en Ar­se­nal; Juan Gui­ller­mo Cua­dra­do, en Ju­ven­tus; y Abel Agui­lar, en De­por­ti­vo Ca­li. Y no menos in­quie­tan­te es que en al­gu­nas po­si­cio­nes la se­lec­ción de­ja du­das, co­mo el la­te­ral iz­quier­do, el vo­lan­te cen­tral y los ex­tre­mos. Mu­chos, den­tro y fue­ra del país, ade­más se pre­gun­tan có­mo es que un equi­po re­lum­bra y le gana a Fran­cia en Pa­rís, pe­ro lue­go a du­ras pe­nas em­pa­ta con Egip­to.

Pe­ro el fút­bol de­mues­tra, has­ta la sa­cie­dad, que dis­fru­ta rom­pien­do cual­quier aná­li­sis, nú­me­ro o pro­nós­ti­co.Y Co­lom­bia, pa­ra bien o pa­ra mal, sue­le des­pe­da­zar ta­les ló­gi­cas. Lo mí­ni­mo que se pue­de es­pe­rar de es­ta se­lec­ción es que avan­ce a la se­gun­da ron­da, pues de­be­ría su­pe­rar en su gru­po a Po­lo­nia, Se­ne­gal y Ja­pón, que tie­nen el mis­mo

ni­vel de di­fi­cul­tad que sus ri­va­les en Bra­sil 2014: Gre­cia, Cos­ta de Mar­fil y los mis­mos ni­po­nes. Ha­ce cua­tro años el equi­po ga­nó so­bra­do los tres par­ti­dos.

Aho­ra Co­lom­bia no tie­ne a su gran ca­pi­tán, Ma­rio Al­ber­to Ye­pes, pe­ro sí a Fal­cao Gar­cía, que des­pués de una lar­ga le­sión re­gre­só pe­li­gro­so co­mo siem­pre en el área ri­val. Y Ja­mes Ro­drí­guez no es el mis­mo de ha­ce cua­tro años: en es­te mo­men­to tie­ne la ex­pe­rien­cia de ha­ber ju­ga­do en el Real Ma­drid y en el Ba­yern, en el que ya no es tan ver­ti­gi­no­so, pe­ro sí más ce­re­bral. La po­si­bi­li­dad de que a ellos se les su­me en la can­cha el ta­len­to­so Juan Fer­nan­do Quin­te­ro ha­ce so­ñar a más de uno.

Y pue­de que Pé­ker­man jus­ti­fi­que las crí­ti­cas que re­ci­be de la pren­sa, pe­ro el ar­gen­tino, lo di­cen las es­ta­dís­ti­cas, siem­pre lle­gó le­jos en los mun­dia­les, bien sea de ma­yo­res o ju­ve­ni­les cuan­do es­tu­vo al fren­te de la Al­bi­ce­les­te. Pe­ro más allá de es­to ha de­mos­tra­do que sa­be có­mo mo­ti­var al ju­ga­dor co­lom­biano, que sa­be ex­plo­rar su ta­len­to y que tie­ne mo­vi­das de aje­dre­cis­ta.

Si Co­lom­bia avan­za le es­pe­ra­rían,otra vez se­gún los pro­nós­ti­cos, In­gla­te­rra o Bél­gi­ca. Los pri­me­ros go­zan de una nue­va ge­ne­ra­ción de fut­bo­lis­tas –guia­dos por el ex­tra­or­di­na­rio go­lea­dor Harry Ka­ne– que quie­ren aca­bar con la mala ra­cha de par­ti­ci­pa­cio­nes en los mun­dia­les. Di­ce la his­to­ria que los in­gle­ses se hun­den cuan­do sa­len de sus is­las.

‘Los dia­blos ro­jos’, co­mo apo­dan a los bel­gas, es tal vez el me­jor equi­po hom­bre por hom­bre. Ha­zard, Cour­tois, De Bruy­ne, Mer­tens Ver­mae­len o Lu­ka­ku re­pre­sen­tan lo me­jor del fút­bol eu­ro­peo. Sin em­bar­go, Bél­gi­ca se que­da cor­ta cuan­do en­fren­ta gran­des re­tos.

Si su­pera uno de es­tos du­ros es­co­llos, en cuar­tos de fi­nal el ri­val, se­gún la ló­gi­ca, se­ría Ale­ma­nia, ac­tual cam­peón del mun­do y gran can­di­da­to. El úni­co an­te­ce­den­te es aquel glo­rio­so 1-1 en el que Freddy Rin­cón em­pa­tó al fi­nal del par­ti­do en Ita­lia 90. Y co­mo aque­lla vez, pro­nós­ti­co re­ser­va­do. La Se­lec­ción Co­lom­bia ha en­se­ña­do que la mo­de­ra­ción es el me­jor es­ta­do de áni­mo.

t Ja­mes Ro­drí­guez y Fal­cao Gar­cía ce­le­bran el em­pa­te par­cial de Co­lom­bia fren­te a Fran­cia en Pa­rís, en abril. Fue el me­jor par­ti­do amis­to­so de la se­lec­ción an­tes de Rusia 2018. Co­lom­bia ga­nó 3-2, des­pués de es­tar aba­jo 0-2.u Los ju­ga­do­res se abra­zan lue­go de derrotar a Bo­li­via en Ba­rran­qui­lla du­ran­te la eli­mi­na­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.