EN­TRE­VIS­TA

Con Ale­jan­dro Santos

Semana (Colombia) - - Sumario -

SE­MA­NA: En el úl­ti­mo ejem­plar de la re­vis­ta apa­re­ció una car­ta di­ri­gi­da a los lec­to­res que anun­cia­ba la lle­ga­da de una nue­va era. ¿De qué se tra­ta? ALE­JAN­DRO SANTOS: Qui­si­mos com­par­tir con nues­tros lec­to­res una de­ci­sión en la que lle­va­mos tra­ba­jan­do un buen tiem­po. SE­MA­NA da­rá un pa­so muy im­por­tan­te en esa trans­for­ma­ción que vi­vi­mos to­dos los me­dios por cuen­ta de in­ter­net. A par­tir del pró­xi­mo do­min­go 9 de ju­nio, el con­te­ni­do de la re­vis­ta im­pre­sa de­ja­rá de ser gra­tis en la web.

SE­MA­NA: ¿A qué se re­fe­rían con eso de ‘nue­va era’?

A.S.: Los me­dios de co­mu­ni­ca­ción im­pre­sos he­mos vi­vi­do enor­mes trans­for­ma­cio­nes en los úl­ti­mos años. Nun­ca an­tes nos ha­bían leí­do tan­tas per­so­nas de tan dis­tin­tas for­mas. A mí me im­pre­sio­na, por ejem­plo, sa­ber los mi­llo­nes de co­lom­bia­nos que hoy tie­nen ac­ce­so a SE­MA­NA y ver có­mo com­par­ten los con­te­ni­dos en Fa­ce­book,Twit­ter, Ins­ta­gram. Lo cuen­to por­que ha­ce tan so­lo una dé­ca­da era im­pen­sa­ble. Pe­ro así co­mo la in­fluen­cia ha cre­ci­do ver­ti­gi­no­sa­men­te, lo di­gi­tal a su vez ha cam­bia­do la for­ma co­mo los me­dios po­dían ser sos­te­ni­bles.Y eso nos ha obli­ga­do a to­dos a rein­ven­tar­nos el mo­de­lo. No­so­tros to­ma­mos un ca­mino.Por eso,que­re­mos apos­tar­le a lo que más va­lo­ra­mos: la con­fian­za de nues­tros lec­to­res. An­tes vi­vía­mos de la pu­bli­ci­dad,aho­ra va­mos a vi­vir de los lec­to­res. SE­MA­NA: ¿En qué con­sis­te esa apues­ta?

A.S.: La pró­xi­ma se­ma­na lan­za­mos un mo­de­lo de sus­crip­cio­nes di­gi­ta­les pa­ra nues­tra edi­ción im­pre­sa de ca­da ocho días. Es­ta de­ci­sión no tie­ne otro ob­je­ti­vo que for­ta­le­cer el pe­rio­dis­mo que ha­ce­mos y po­der ex­ten­der el aná­li­sis y las in­ves­ti­ga­cio­nes que nos ca­rac­te­ri­zan a otras pla­ta­for­mas (vi­deos, pód­cast, es­pe­cia­les in­ter­ac­ti­vos). Es­pe­ra­mos que nues­tros lec­to­res lo vean co­mo una in­ver­sión va­lio­sa en pe­rio­dis­mo que me­jo­ra­rá nues­tra ca­pa­ci­dad pa­ra pro­du­cir me­jo­res con­te­ni­dos. SE­MA­NA: ¿Qué va a pa­sar con la in­for­ma­ción que pu­bli­ca Se­ma­na.com to­dos los días?

A.S.: Nues­tro por­tal de no­ti­cias se­gui­rá es­tan­do abier­to de ma­ne­ra gra­tui­ta a to­dos los co­lom­bia­nos. La sus­crip­ción es so­lo pa­ra el con­te­ni­do de la re­vis­ta im­pre­sa que se pu­bli­ca el fin de se­ma­na y que ten­drá ade­más to­do ti­po de in­for­ma­ción mul­ti­me­dia.

SE­MA­NA: ¿Va a ha­ber cam­bios en el con­te­ni­do de la re­vis­ta?

A.S.: Sí. Es­ta­mos ha­cien­do un enor­me es­fuer­zo por na­rrar nues­tro país y el mun­do en di­fe­ren­tes for­ma­tos: vi­deos, in­fo­gra­fías in­ter­ac­ti­vas, grá­fi­cos, fo­to­gra­fías, se­ries, in­for­mes es­pe­cia­les… Ade­más de nues­tro con­te­ni­do tra­di­cio­nal, que­re­mos ofre­cer­les

“AUN­QUE HAY MU­CHAS FUEN­TES DE IN­FOR­MA­CIÓN

GRA­TIS, SIEM­PRE HA­BRÁ LA NE­CE­SI­DAD DE UN PE­RIO­DIS­MO DE CA­LI­DAD POR EL CUAL MU­CHA GEN­TE

ES­TA­RÁ DIS­PUES­TA A PA­GAR”

a to­dos nues­tros sus­crip­to­res ma­te­rial adi­cio­nal. Co­mo re­vis­ta nos to­ma­mos el tiem­po pa­ra en­tre­gar­les a nues­tros lec­to­res in­for­ma­ción re­le­van­te, útil y que for­ta­lez­ca su cri­te­rio. En me­dio de la ava­lan­cha de con­te­ni­dos y en me­dio de tan­ta pos­ver­dad y fal­sas no­ti­cias, nues­tra apues­ta es po­der en­tre­gar­les el fin de se­ma­na el me­jor aná­li­sis, in­ves­ti­ga­ción y las me­jo­res en­tre­vis­tas, re­por­ta­jes y cró­ni­cas. SE­MA­NA: ¿Por qué to­mar aho­ra es­ta de­ci­sión, cuan­do por mu­cho tiem­po ese con­te­ni­do fue gra­tis?

A.S.: Por­que ha­cer buen pe­rio­dis­mo cues­ta. Por mu­chos años los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y el ofi­cio de los periodistas han de­pen­di­do de la pu­bli­ci­dad en pa­pel, pe­ro ese mo­de­lo de ne­go­cios cam­bió. Gran par­te de la pu­bli-

ci­dad mi­gró a lo di­gi­tal y ahí el 70 por cien­to se la lle­van Goo­gle y Fa­ce­book. Hoy son los sus­crip­to­res los que em­pie­zan a sos­te­ner a los me­dios. Lo que es­tá su­ce­dien­do en Es­ta­dos Uni­dos, Eu­ro­pa y al­gu­nos paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na es muy in­tere­san­te por­que cuan­do un me­dio de co­mu­ni­ca­ción de­pen­de de sus lec­to­res, su com­pro­mi­so prin­ci­pal siem­pre se­rán ellos. Es la in­de­pen­den­cia y la li­ber­tad en su es­ta­do más pu­ro.

SE­MA­NA: Pe­ro mu­chos lec­to­res van a pen­sar ¿por qué pa­gar por la in­for­ma­ción? A.S.: Pien­so que la pre­gun­ta co­rrec­ta no es por qué pa­gar por la in­for­ma­ción, sino por qué pa­gar por el pe­rio­dis­mo. Nues­tro tra­ba­jo siem­pre ha si­do ir más allá de las no­ti­cias. Esa es la esen­cia de nues­tro pe­rio­dis­mo: investigar, ana­li­zar, de­nun­ciar, edi­to­ria­li­zar… El buen pe­rio­dis­mo es in­dis­pen­sa­ble pa­ra la de­mo­cra­cia y la in­for­ma­ción de ca­li­dad es esen­cial pa­ra la ciu­da­da­nía. Una per­so­na in­for­ma­da pue­de to­mar me­jo­res de­ci­sio­nes. No ima­gino una de­mo­cra­cia sin periodistas que es­tén cues­tio­nan­do al po­der y es di­fí­cil con­ce­bir una so­cie­dad que no se­pa qué es­tá pa­san­do en su país y sus te­rri­to­rios. Por ese pe­rio­dis­mo, mu­cha gen­te sí es­tá dis­pues­ta a pa­gar. SE­MA­NA: ¿Cuál es la ra­zón por la que es­te mo­de­lo de pa­gos se es­tá im­po­nien­do en el mun­do? A.S.: La gen­te es­tá en­ten­dien­do que ya no to­do es gra­tui­to en los con­te­ni­dos. La lle­ga­da de Net­flix y Spo­tify ha ayu­da­do a es­ta­ble­cer una cul­tu­ra del pa­go en el mun­do del en­tre­te­ni­mien­to y la mú­si­ca. En el mun­do del pe­rio­dis­mo, la ten­den­cia tam­bién es­tá cam­bian­do. Hoy el 50 por cien­to de los pe­rió­di­cos eu­ro­peos tie­nen un mo­de­lo de pa­go. En Es­ta­dos Uni­dos The New York Ti­mes ha si­do un ejem­plo y hoy el 63 por cien­to de lo que re­ci­ben de in­gre­sos se de­be a sus sus­crip­to­res que lle­gan a los 2,6 mi­llo­nes. En Bra­sil, el mo­de­lo de pa­go de los me­dios lle­va más de 10 años y en Ar­gen­ti­na, Cla­rín y La Na­ción em­pe­za­ron a co­brar el año pa­sa­do con bue­nos re­sul­ta­dos.

SE­MA­NA: Sí, pe­ro mu­chas de esas mar­cas son glo­ba­les y tie­nen au­dien­cias gi­gan­tes...

A.S.: Es cier­to. En la me­di­da en que la au­dien­cia se re­du­ce, es más di­fí­cil mo­ne­ti­zar los sus­crip­to­res, pe­ro ahí es don­de los con­te­ni­dos tie­nen que ser más di­fe­ren­cia­les, de me­jor ca­li­dad, con gran ca­rác­ter y que real­men­te apor­ten. Ca­be ano­tar el ca­so de Me­dia­part en Fran­cia con el pe­rio­dis­mo de in­ves­ti­ga­ción o el pa­so que ha­ce unos me­ses dio El Es­pec­ta­dor y va a em­pe­zar a dar El País de Ca­li. SE­MA­NA: ¿Pe­ro no le da mie­do per­der au­dien­cia? A.S.: No­so­tros ya su­pe­ra­mos los 15 mi­llo­nes de usua­rios úni­cos, pe­ro la ob­se­sión por el trá­fi­co le es­tá abrien­do pa­so a la ca­li­dad de las au­dien­cias.

SE­MA­NA: ¿Quién cree us­ted que va a pa­gar por esos con­te­ni­dos de los me­dios?

A.S.: To­dos los que quie­ren es­tar bien in­for­ma­dos. So­bre to­do en me­dio de tan­ta con­fu­sión, po­la­ri­za­ción, emo­cio­nes y ra­bia. Lo que es­tá pa­san­do en Co­lom­bia y el mun­do, don­de ve­mos una reali­dad con­vul­sio­na­da y mu­chas ve­ces in­cier­ta, es una gran co­yun­tu­ra pa­ra que el buen pe­rio­dis­mo de­mues­tre que es una ne­ce­si­dad pa­ra que una so­cie­dad de­mo­crá­ti­ca es­té bien in­for­ma­da y no to­me de­ci­sio­nes con emo­cio­nes o con mie­do, sino con in­for­ma­ción, con­tex­to y cri­te­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.