Más par­ques, me­jo­res vi­vien­das

Semana Sostenible - - ECONOMÍA - Por Juan Pa­blo Ro­me­ro Rodríguez*

Au­men­tar el nú­me­ro de me­tros cua­dra­dos de zo­na ver­de por ha­bi­tan­te po­dría ayu­dar a va­lo­ri­zar la vi­vien­da en la ca­pi­tal.

Si le di­je­ran que in­ver­tir en par­ques po­dría va­lo­ri­zar la fin­ca raíz en una ciudad, ¿lo cree­ría?. Se­gún un es­tu­dio de va­lo­ra­ción am­bien­tal desa­rro­lla­do por la Fa­cul­tad de In­ge­nie­ría Am­bien­tal de la Uni­ver­si­dad San­to To­más y pu­bli­ca­do en 2016, el au­men­to del área ver­de en Bo­go­tá po­dría va­lo­ri­zar las vi­vien­das en un 2,24 por cien­to.

El es­tu­dio par­te de tres reali­da­des im­por­tan­tes. Pri­me­ro, de acuer­do a cifras de 2011 de la Se­cre­ta­ría Dis­tri­tal de Pla­nea­ción, la ca­pi­tal tie­ne en pro­me­dio 191 ha­bi­tan­tes por hec­tá­rea, es­to quie­re de­cir que es una ciudad den­sa­men­te po­bla­da. En se­gun­do lu­gar, cifras del Ob­ser­va­to­rio de la Ges­tión Ur­ba­na de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Bo­go­tá, de 2011, in­di­can que la ca­pi­tal tie­ne 4,41 me­tros cua­dra­dos de zo­na ver­de por ha­bi­tan­te, “lo que equi­va­le al 29 por cien­to de lo re­co­men­da­do por la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS)”.

Fi­nal­men­te, el mis­mo informe del ob­ser­va­to­rio mues­tra que Bo­go­tá tie­ne 5.244 par­ques con un área to­tal apro­xi­ma­da de 3.242 hec­tá­reas, pe­ro que no es­tán dis­tri­bui­dos equi­ta­ti­va­men­te. Por ejem­plo, abun­dan en la lo­ca­li­dad de Teu­sa­qui­llo, que tie­ne ca­si diez ve­ces más me­tros cua­dra­dos de zo­na ver­de por per­so­na que la de La Can­de­la­ria. Por otro la­do, Suba, la que tie­ne más población, se en­cuen­tra en el lu­gar 12 de 19, con 3,71 me­tros cua­dra­dos de par­ques por ha­bi­tan­te.

El po­si­ble in­cre­men­to del 2 por cien­to en la va­lo­ri­za­ción de las vi­vien­das bo­go­ta­nas, co­mo consecuencia del au­men­to y me­jo­ra de la dis­tri­bu­ción del área ver­de en la ciudad, se cal­cu­la gra­cias a una me­to­do­lo­gía co­no­ci­da en la eco­no­mía am­bien­tal co­mo precios he­dó­ni­cos. En pa­la­bras sen­ci­llas, plan­tea que el pre­cio de un bien de­pen­de de sus ca­rac­te­rís­ti­cas, por lo tan­to, a tra­vés de he­rra­mien­tas eco­no­mé­tri­cas se ge­ne­ran mo­de­los que de­ter­mi­nan qué tan­to in­flu­ye ca­da una en el pre­cio del bien.

Es­to es útil pa­ra que quienes de­ci­den so­bre el au­men­to y me­jor dis­tri­bu­ción del área ver­de en la ciudad en­tien­dan qué tan­to se po­dría be­ne­fi­ciar la ciu­da­da­nía con es­tas ac­cio­nes. Por ejem­plo, con ba­se en el es­tu­dio de la Uni­ver­si­dad San­to

El he­cho de que mu­chos ser­vi­cios am­bien­ta­les no ten­gan un pre­cio im­pi­de apre­ciar su im­por­tan­cia pa­ra la vi­da y el de­sa­rro­llo de ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas

Hu­me­dal Ja­bo­que, lo­ca­li­dad de En­ga­ti­vá.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.