Ries­go de desas­tre en Puer­to Asís

Semana Sostenible - - IMPACTO - Por Ma­ría Lour­des Zim­mer­man Pe­rio­dis­ta am­bien­tal

La obra que bus­ca­ba con­te­ner el río Pu­tu­ma­yo que­dó mal cons­trui­da y cer­ca de 25.000 per­so­nas po­drían ver­se afec­ta­das. La vía por don­de se trans­por­tan hi­dro­car­bu­ros tam­bién es­tá en ries­go y po­dría cau­sar una emer­gen­cia am­bien­tal.

La tra­ge­dia de Mo­coa en la ma­dru­ga­da del 1 abril, de­jó 332 per­so­nas muer­tas y cen­te­na­res de fa­mi­lias dam­ni­fi­ca­das. Ade­más, cap­tó la aten­ción de to­do el mun­do y fue re­pli­ca­da en di­ver­sos me­dios de co­mu­ni­ca­ción in­ter­na­cio­na­les. El desas­tre cau­só gran con­mo­ción, pe­ro lo peor es que des­de ha­ce va­rios años, otras po­bla­cio­nes de Pu­tu­ma­yo tam­bién cla­man por aten­ción y tie­nen mie­do de que un desas­tre les lle­gue de re­pen­te.

El 26 de ju­lio de 2013 Puer­to Asís y otras po­bla­cio­nes del de­par­ta­men­to es­tu­vie­ron de lu­to. Cer­ca de 7.000 fa­mi­lias que­da­ron dam­ni­fi­ca­das por un desas­tre que se veía ve­nir. El des­bor­da­mien­to del río Pu­tu­ma­yo afec­tó 15 ba­rrios del mu­ni­ci­pio de Puer­to Asís que que­da­ron ba­jo el agua. Un ba­lan­ce ne­fas­to se­gún Jor­ge Co­ral Ri­vas, al­cal­de en aquel mo­men­to.

Las so­lu­cio­nes no se hi­cie­ron es­pe­rar por par­te del go­bierno na­cio­nal y se cons­tru­yó un mu­ro de pro­tec­ción so­bre la mar­gen iz­quier­da del río Pu­tu­ma­yo que hoy no es más que un ele­fan­te blan­co. Des­de ha­ce al­gu­nos años el mu­ni­ci­pio vi­ve emer­gen- cias cons­tan­tes y el ries­go con­ti­núa. La vul­ne­ra­bi­li­dad es ca­da vez ma­yor.

La úl­ti­ma ca­la­mi­dad pú­bli­ca fue de­cla­ra­da en mar­zo de es­te año co­mo con­se­cuen­cia de las in­ten­sas llu­vias y la so­ca­va­ción del río Pu­tu­ma­yo so­bre su mar­gen iz­quier­da. Es­ta si­tua­ción pro­me­te lle­var­se en los pró­xi­mos me­ses el acue­duc­to que sur­te con agua po­ta­ble al 40 por cien­to del mu­ni­ci­pio y el co­rre­dor vial Puer­to Ve­ga–te­te­yé, por don­de se trans­por­tan los hi­dro­car­bu­ros que se ob­tie­nen en la zo­na. En ries­go es­tán tam­bién el puer­to de car­ga y las ve­re­das Pe­ña­lo­sa, La Unión y Hong Kong.

UNA OBRA QUE NO SIRVIÓ

“Ha­ce unos años una ava­lan­cha se me lle­vó 18 ani­ma­les y hoy ya no me que­da na­da”, le con­tó a Se­ma­na Sos­te­ni­ble Au­ra Emé­ri­ta, una cam­pe­si­na de la ve­re­da Hong Kong, que el 22 de ju­nio del año pa­sa­do lo per­dió to­do por cuen­ta de los des­bor­da­mien­tos del río Pu­tu­ma­yo. Ade­más, hoy te­me per­der las úl­ti­mas seis hec­tá­reas que le que­dan, pues las otras 43 se las lle­vó el río sin que na­die res­pon­da por es­to.

La ca­sa de Au­ra es­ta­ba jus­to arri­ba del mu­ro de pro­tec­ción cons­trui­do. El ni­vel del río au­men­tó con las fuer­tes llu­vias y en­tró

por un ex­tre­mo de la es­truc­tu­ra, se lle­vó to­do lo que en­con­tró a su pa­so, in­clui­da la obra. Tres fa­mi­lias más per­die­ron sus vi­vien­das y pre­dios.

El di­que cons­trui­do por la Uni­dad Na­cio­nal pa­ra la Ges­tión del Ries­go de Desas­tres (Ungrd) y el Con­sor­cio Pro­tec­ción, si­gue en pie pe­ro la so­ca­va­ción del río lo tie­ne hoy in­ser­vi­ble en me­dio del afluen­te.

Fue por es­to que en 2015, un año des­pués de su cons­truc­ción, la obra de pro­tec­ción en­tre­ga­da al de­par­ta­men­to en 2014 y que tu­vo un cos­to de ca­si 6.000 mi­llo­nes de pe­sos, fue ob­je­to de in­ves­ti­ga­ción por par­te de la Con­tra­lo­ría de Pu­tu­ma­yo. La en­ti­dad de­ter­mi­nó un pre­sun­to de­tri­men­to pa­tri­mo­nial por más de 5.700 mi­llo­nes de pe­sos, co­mo con­se­cuen­cia de la es­ca­sa fun­cio­na­li­dad del mu­ro.

Se­gún Yu­ley Na­yi­be Ro­drí­guez To­bón, ge­ren­te de­par­ta­men­tal de la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca en Pu­tu­ma­yo, lue­go de la in­ves­ti­ga­ción, “en 2015 tras­la­da­mos el ca­so a la de­le­ga­da de res­pon­sa­bi­li­dad fis­cal de la Con­tra­lo­ría en Bo­go­tá pa­ra que ade­lan­ta­ra la in­ves­ti­ga­ción. De­bi­do al ele­va­do va­lor del con­tra­to no­so­tros no te­nía­mos com­pe­ten­cia”.

Den­tro del aná­li­sis y lo evi­den­cia­do en vi­si­ta téc­ni­ca, la Ge­ren­cia De­par­ta­men­tal Co­le­gia­da de la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral, en­con­tró evi­den­cias que de­mues­tran que el mu­ro en su es­ta­do ac­tual no pro­te­ge in­te­gral­men­te la ri­ve­ra del río con­tra so­ca­va­cio­nes e inun­da­cio­nes, lo que au­men­ta el ries­go en las ri­be­ras.

El ca­so es ob­je­to de in­ves­ti­ga­ción a ni­vel cen­tral pe­ro aún no se co­no­cen avan­ces. Sin em­bar­go, es una gran preo­cu­pa­ción pa­ra la Al­cal­día de Puer­to Asís y la Go­ber­na­ción de Pu­tu­ma­yo, pues aún no tie­nen so­lu­cio­nes a cor­to pla­zo fren­te a los ries­gos que se vi­ven en el río.

La­lo Gio­vany Zam­brano, di­rec­tor de Ges­tión del Ries­go de Desas­tres del de­par­ta­men­to, ex­pli­ca que en mar­zo de 2016 Puer­to Asís se de­cla­ró en ca­la­mi­dad pú­bli­ca por la so­ca­va­ción de la mar­gen iz­quier­da del río y el ries­go que afron­tan más de 25.000 per­so­nas que po­drían que­dar­se sin agua po­ta­ble, pues en ca­so de un desas­tre uno de los prin­ci­pa­les afec­ta­dos se­ría el acue­duc­to mu­ni­ci­pal.

Ómar Gue­va­ra, al­cal­de del mu­ni­ci­pio, en­vió ofi­cios a la Ungrd en dos oca­sio­nes ad­vir­tien­do los ries­gos que se vi­ven por las cre­cien­tes del río Pu­tu­ma­yo y las afec­ta­cio­nes en la ca­be­ce­ra mu­ni­ci­pal de Puer­to Asís. Ade­más, plan­teó que la obra no sir­ve y que Puer­to Asís no cuen­ta con los re­cur­sos pa­ra eje­cu­tar una nue­va.

En las so­li­ci­tu­des se ex­pli­ca que an­te una emer­gen­cia, la prin­ci­pal preo­cu­pa­ción es eco­ló­gi­ca y am­bien­tal pues po­drían pre­sen­tar­se de­rra­mes de cru­do. El mu­ro que­dó cer­ca de la zo­na de na­ve­ga­ción del río, por don­de tran­si­tan las em­bar­ca­cio­nes con hi­dro­car­bu­ros, gran par­te de la obra es­tá que­dan­do en el fon­do del afluen­te y es­to po­dría oca­sio­nar ac­ci­den­tes con los fe­rris que trans­por­tan trac­to­ca­mio­nes.

El mu­ro es­tá cer­ca a la zo­na de na­ve­ga­ción del río y es un ries­go pa­ra las em­bar­ca­cio­nes que trans­por­tan hi­dro­car­bu­ros

Adi­cio­nal­men­te, Puer­to Ve­ga no cuen­ta con des­em­bar­que de lan­chas de trans­por­te ya que la se­di­men­ta­ción ce­rró el ac­ce­so. El mue­lle de Hong Kong tam­bién tie­ne afec­ta­cio­nes por ex­ce­so de se­di­men­tos ge­ne­ra­dos por la so­ca­va­ción del río y uno de los te­mas más gra­ves es el avan­ce del río Pu­tu­ma­yo ha­cia la bo­ca­to­ma del acue­duc­to, que se en­cuen­tra a me­nos de 100 me­tros de la ri­be­ra. Si es­to su­ce­de, se afec­ta­rá el su­mi­nis­tro de agua po­ta­ble a la ca­be­ce­ra ur­ba­na del mu­ni­ci­pio y a seis ve­re­das del co­rre­dor Puer­to Ve­ga Te­te­yé. Cer­ca de 50.000 per­so­nas se afec­ta­rían.

Si el río si­gue avan­zan­do la ca­rre­te­ra des­apa­re­ce­rá y el co­rre­dor de trans­por­te de pe­tró­leo que­da­rá ba­jo el agua. In­clu­so, una de las zo­nas ve­re­da­les de tran­si­ción de las Farc, ubi­ca­da en la ve­re­da La Pra­de­ra, que­da­ría in­co­mu­ni­ca­da.

POCAS PALABRAS

Por su par­te, la en­ti­dad en­car­ga­da del ries­go a ni­vel na­cio­nal y que de­pen­de de la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca, so­lo con­tes­tó en una oca­sión a las so­li­ci­tu­des de Puer­to Asís. En una car­ta con co­pia a la Go­ber­na­ción de Pu­tu­ma­yo, ex­pli­có to­dos los an­te­ce­des del pro­yec­to y ar­gu­men­tó no ha­ber re­ci­bi­do pro­nun­cia­mien­to por par­te de la ad­mi­nis­tra­ción de­par­ta­men­tal ni mu­ni­ci­pal res­pec­to a la pro­ble­má­ti­ca que afec­tó las obras desa­rro­lla­das por la Ungrd y que “se eje­cu­ta­ron con­for­me a los di­se­ños su­mi­nis­tra­dos por la Go­ber­na­ción”.

Se­ma­na Sos­te­ni­ble tu­vo ac­ce­so a la car­ta que la sub­di­rec­to­ra de la Uni­dad, Gra­cie­la Us­ta­riz Man­ja­rrez, le di­ri­gió al mu­ni­ci­pio. En ella, ase­gu­ra que el in­for­me con la pro­ble­má­ti­ca des­cri­ta por la ad­mi­nis­tra­ción mu­ni­ci­pal no obe­de­ce a una afec­ta­ción pun­tual ge­ne­ra­da por la obra sino a una afec­ta­ción oca­sio­na­da por los mean­dros (cur­vas pro­nun­cia­das en el cur­so del río) y acla­ra que las afec­ta­cio­nes a la na­ve­ga­bi­li­dad de­ben tra­tar­se con el sec­tor Trans­por­te.

En­ti­da­des co­mo Cor­poa­ma­zo­nia, con com­pe­ten­cia en el he­cho, no qui­sie­ron dar de­cla­ra­cio­nes. Por su par­te, la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca no en­tre­gó in­for­ma­ción so­bre el avan­ce de la in­ves­ti­ga­ción, que po­dría de­mo­rar has­ta cin­co años, pa­ra de­ter­mi­nar quién fue el res­pon­sa­ble de la cons­truc­ción de una obra de 5.700.000 mi­llo­nes de pe­sos que nau­fra­ga en el río Pu­tu­ma­yo.

Lo peor es que no pa­re­ce ha­ber una so­lu­ción a la vis­ta. El ries­go an­te un desas­tre en tem­po­ra­da de llu­vias si­gue la­ten­te, a pe­sar de que se pue­de pre­ve­nir y que las po­bla­cio­nes lle­van cer­ca de tres años cla­man­do por aten­ción.

El mu­ro de con­ten­ción cons­trui­do en 2014 se en­cuen­tra ac­tual­men­te en me­dio del río Pu­tu­ma­yo. El afluen­te ha am­plia­do su cau­ce y la ca­rre­te­ra del mue­lle de Hong Kong, que an­tes se en­con­tra­ba a 102 me­tros de la ri­be­ra, hoy se en­cuen­tra a so­lo 27 me­tros . El avan­ce del agua ame­na­za con des­truir el acue­duc­to mu­ni­ci­pal.

Fo­to­gra­fía del mu­ro de con­ten­ción du­ran­te su cons­truc­ción en fe­bre­ro de 2014.

A prin­ci­pios del 2017 la Se­cre­ta­ría de Go­bierno mu­ni­ci­pal en­vió una car­ta al di­rec­tor de la Ungrd ma­ni­fes­tan­do que la obra fue ab­sor­bi­da por el río y que exis­te ries­go de de­rra­me de pe­tró­leo y afec­ta­ción al acue­duc­to.

La obra con­tra­ta­da por la Uni­dad Na­cio­nal de Ges­tión del Ries­go de Desas­tres (Ungrd) cos­tó más de 6.000 mi­llo­nes de pe­sos y se cons­tru­yó en un año. Hoy no cum­ple con su fun­ción de pro­te­ger a Puer­to Asís.

La Ungrd ase­gu­ró que las preo­cu­pa­cio­nes ma­ni­fes­ta­das por el mu­ni­ci­pio no son de su res­pon­sa­bi­li­dad. Se­gún di­cen, la obra se cons­tru­yó ade­cua­da­men­te y el he­cho de que aho­ra no sir­va pa­ra na­da, se de­be a fac­to­res ex­ter­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.