Ha­cia un cre­ci­mien­to… ¿in­sos­te­ni­ble?

Semana Sostenible - - IMPACTO -

La ofer­ta de vi­vien­das nue­vas por año en el orien­te an­tio­que­ño pa­só de 500 uni­da­des en 2010 a 3.100 en 2017. En so­lo dos años la re­gión per­dió cer­ca de 30 ki­ló­me­tros cua­dra­dos de bos­que. Los cons­truc­to­res ce­le­bran su éxi­to co­mer­cial pe­ro au­to­ri­da­des y aca­dé­mi­cos es­tán preo­cu­pa­dos por el fu­tu­ro.

Rio­ne­gro, El Re­ti­ro, Guar­ne, La Ce­ja y Ma­ri­ni­lla, son al­gu­nos de los mu­ni­ci­pios que con­for­man el orien­te cer­cano an­tio­que­ño, una re­gión que cuen­ta con una ri­que­za na­tu­ral y un po­ten­cial hí­dri­co gi­gan­tes­co. En ella se en­cuen­tran los em­bal­ses Pe­ñol-gua­ta­pé, Las Pla­yas, Pun­chi­ná, Rio­gran­dre II, Mi­ra­flo­res, Por­ce II y las re­pre­sas de La Fe y Pie­dras Blan­cas; que abas­te­cen el 40 por cien­to de la ener­gía de to­do el país. Sin em­bar­go, es en es­ta mis­ma zo­na don­de se vi­ve uno de los ma­yo­res cre­ci­mien­tos ur­ba­nís­ti­cos del de­par­ta­men­to.

La Cá­ma­ra Co­lom­bia­na de la Cons­truc­ción (Ca­ma­col) sec­cio­nal An­tio­quia, cal­cu­la que en 2017 se co­mer­cia­li­za­rán 3.100 uni­da­des nue­vas de vi­vien­da, cuan­do ha­ce apenas sie­te años esa ci­fra anual no lle­ga­ba ni si­quie­ra a 500. Se­gún Eduar­do Loai­za, ge­ren­te de di­cha sec­cio­nal, hoy exis­ten 89 pro­yec­tos re­si­den­cia­les en eje­cu­ción y otros 30 a 35 pa­ra in­dus­tria y co­mer­cio.

Es­te boom in­mo­bi­lia­rio pro­vo­có un in­cre­men­to cer­cano al 20 por cien­to en la va­lo­ra­ción del sue­lo ru­ral en el orien­te an­tio­que­ño, se­gún la Lon­ja de Pro­pie­dad Raíz de Me­de­llín y An­tio­quia. Sin em­bar­go, qui­zás lo más preo­cu­pan­te es que la ta­sa de de­fo­res­ta­ción se ha ele­va­do a ci­fras alar­man­tes. El anua­rio es­ta­dís­ti­co de la Go­ber­na­ción de An­tio­quia re­por­ta que so­lo en­tre 2012 y 2014 fue­ron de­fo­res­ta­dos 29,3 ki­ló­me­tros cua­dra­dos de bos­que en es­ta zo­na.

¿QUÉ HA­CER?

Eduar­do Loai­za, de Ca­ma­col, es op­ti­mis­ta fren­te al fu­tu­ro sos­te­ni­ble de es­te te­rri­to­rio, pe­se a que con­si­de­ra que el desa­rro­llo eco­nó­mi­co vino pri­me­ro que la pla­ni­fi­ca­ción. “Los mu­ni­ci­pios de la su­bre­gión es­tán tra­ba­jan­do en pro­yec­tos con­jun­tos que es­tán por en­ci­ma de sus di­vi­sio­nes geo­grá­fi­cas y po­lí­ti­cas, pa­ra bus­car pun­tos en co­mún que ga­ran­ti­cen su cre­ci­mien­to pe­ro tam­bién el cum­pli­mien­to de com­pro­mi­sos de res­pon­sa­bi­li­dad am­bien­tal”, ase­gu­ra.

Loai­za re­sal­ta el acom­pa­ña­mien­to de la Cor­po­ra­ción Au­tó­no­ma Re­gio­nal de las cuen­cas de los ríos Ne­gro y Na­re (Cor­na­re). La en­ti­dad lo­gró que 50 em­pre­sas de cons­truc­ción aco­gie­ran un con­ve­nio de res­pon­sa­bi­li­dad am­bien­tal que in­clu­ye po­lí­ti­cas y pla­nes de ac­cio­nes pa­ra pre­ve­nir, mi­ti­gar, con­tro­lar y com­pen­sar to­dos los po­si­bles im­pac­tos que se de­ri­van de sus ac­ti­vi­da­des. Ade­más crea­ron ma­nua­les pa­ra la ex­pe­di­ción de li­cen­cias am­bien­ta­les y la iden­ti­fi­ca­ción de ma­las prác­ti­cas cons­truc­ti­vas.

A pe­sar de to­do lo an­te­rior, Car­los Ma­rio Mon­to­ya, se­cre­ta­rio de Pla­nea­ción de la Go­ber­na­ción de An­tio­quia, tie­ne una ar­gu­men­ta­ción to­tal­men­te con­tra­ria. Ase­gu­ra que la pla­ni­fi­ca­ción te­rri­to­rial del orien­te an­tio­que­ño se ha da­do de for­ma des­or­de­na­da, no ha ha­bi­do con­trol so­bre la ex­pe­di­ción de li­cen­cias ur­ba­nís­ti­cas, se ha cons­trui­do en zo­nas de re­ser­va y ade­más, no ha exis-

ti­do una ho­ja de ru­ta com­par­ti­da en­tre los mu­ni­ci­pios. “Ca­da uno ha to­ma­do las de­ci­sio­nes por su cuen­ta, sin te­ner pre­sen­tes las re­co­men­da­cio­nes de las au­to­ri­da­des am­bien­ta­les”.

Mon­to­ya in­sis­te en la ne­ce­si­dad de crear una es­pe­cie de área me­tro­po­li­ta­na del orien­te, pe­ro es­to no es tan sen­ci­llo pues “al­gu­nos te­men per­der la au­to­no­mía so­bre sus te­rri­to­rios”. Sin em­bar­go, los re­tos de la ex­pan­sión in­mo­bi­lia­ria no dan es­pe­ra y una de las preo­cu­pa­cio­nes de la Go­ber­na­ción es la pro­tec­ción del re­cur­so hí­dri­co y en especial la ac­ce­si­bi­li­dad de la po­bla­ción al agua po­ta­ble, la re­gio­na­li­za­ción de los ser­vi­cios pú­bli­cos y un sis­te­ma úni­co de acue­duc­to y al­can­ta­ri­lla­do.

To­do lo an­te­rior tie­ne que cum­plir­se, o sino, se­rá im­po­si­ble ga­ran­ti­zar un cre­ci­mien­to ur­ba­nís­ti­co ade­cua­do pa­ra los pró­xi­mos años. Por ejem­plo, es vi­tal que las Em­pre­sas Pú­bli­cas de Me­de­llín (EPM) con­cre­ten la ad­qui­si­ción de E.P. Río, em­pre­sa de ser­vi­cios pú­bli­cos de Rio­ne­gro, pa­ra ase­gu­rar la co­ber­tu­ra de agua en gran par­te del orien­te cer­cano an­tio­que­ño. Se re­quie­ren obras de in­fra­es­truc­tu­ra que po­drían cos­tar has­ta 500.000 mi­llo­nes de pe­sos. Se­gún Jor­ge Lon­do­ño de la Cues­ta, ge­ren­te de EPM, hoy E.P. Río no tie­ne el múscu­lo fi­nan­cie­ro pa­ra rea­li­zar las obras de in­fra­es­truc­tu­ra que per­mi­tan ajus­tar­se al cre­ci­mien­to ur­ba­nís­ti­co ac­tual.

INVOLUCRANDO A LA ACADEMIA

Ale­jan­dro Eche­verry, di­rec­tor del Cen­tro de Es­tu­dios Ur­ba­nos y Am­bien­ta­les (Ur­bam ) de la uni­ver­si­dad Ea­fit, ase­gu­ra que po­ner de acuer­do a los di­fe­ren­tes mu­ni­ci­pios pa­ra so­lu­cio­nar los pro­ble­mas que cru­zan sus lí­mi­tes geo­grá­fi­cos ha si­do im­po­si­ble. “La reali­dad avan­za con ma­yor ve­lo­ci­dad que las res­pues­tas ne­ce­sa­rias pa­ra que el orien­te ob­ten­ga es­ce­na­rios sos­te­ni­bles de desa­rro­llo. Creo que exis­te una pre­sión in­men­sa por su­plan­tar usos agrí­co­las en zo­nas de ocu­pa­ción de los ríos Ne­gro, Na­re y sus afluen­tes, de­bi­do a in­tere­ses in­mo­bi­lia­rios”, afir­ma.

Se­gún Ca­ma­col, el mu­ni­ci­pio de Rio­ne­gro, con cer­ca de 125.000 ha­bi­tan­tes, es el que cuen­ta con más cons­truc­cio­nes de vi­vien­da, in­dus­tria y co­mer­cio. El se­cre­ta­rio de Pla­nea­ción, Gui­ller­mo León Gó­mez, afir­ma que ac­tual­men­te la ciu­dad re­vi­sa su Plan de Or­de­na­mien­to Te­rri­to­rial (POT) con una mi­ra­da a 30 años, prio­ri­zan­do cua­tro pro­yec­tos: sis­te­ma de mo­vi­li­dad ma­si­vo (se des­ta­ca un tren ele­va­do); un plan vial ur­bano, con prio­ri­dad pa­ra el pea­tón y los ci­clis­tas; un sis­te­ma de acue­duc­to ur­bano y ru­ral y un pro­gra­ma de vi­vien­da. El ob­je­ti­vo, di­ce, es que Rio­ne­gro se in­te­gre ar­mó­ni­ca­men­te con el Va­lle de Abu­rrá y el de San Ni­co­lás pa­ra pro­pi­ciar una pla­nea­ción con­jun­ta con los de­más mu­ni­ci­pios.

Por su par­te, en Ma­ri­ni­lla la prin­ci­pal preo­cu­pa­ción es la pro­tec­ción del agua, da­do que su te­rri­to­rio ha su­fri­do la pér­di­da de co­ber­tu­ra bos­co­sa y de hu­me­da­les por cuen­ta de “prác­ti­cas inade­cua­das an­tró­pi­cas co­mo re­lle­nos y cons­truc­cio­nes ile­ga­les”, afir­ma Li­lia­na Ló­pez, se­cre­ta­ria de Pla­nea­ción del mu­ni­ci­pio.

Se­gún di­ce, los prin­ci­pa­les ries­gos son la cons­truc­ción de vi­vien­da cam­pes­tre y la pro­duc­ción agrí­co­la. “Em­plean prác­ti­cas que aca­ban con el sue­lo, co­mo el uso des­me­di­do de agro­quí­mi­cos que con­ta­mi­nan nues­tras fuen­tes hí­dri­cas”.

Ale­jan­dro Eche­verry es­tá con­ven­ci­do de que el prin­ci­pal re­to de sos­te­ni­bi­li­dad de la su­bre­gión es lo­grar cons­truir un mo­de­lo de desa­rro­llo sos­te­ni­ble que res­pon­da a la gran pre­sión de los in­tere­ses eco­nó­mi­cos y a la ca­pa­ci­dad de car­ga y las con­di­cio­nes na­tu­ra­les de la po­bla­ción lo­cal.

El gran pro­ble­ma es que mu­chos de los cre­ci­mien­tos ur­ba­nís­ti­cos re­gio­na­les sue­len dar­se an­tes de pla­near un desa­rro­llo sos­te­ni­ble. Tris­te­men­te la ca­pa­ci­dad de car­ga del en­torno so­lo im­por­ta cuan­do ocu­rre una cri­sis en mo­vi­li­dad o pres­ta­ción de ser­vi­cios pú­bli­cos que ame­na­za la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas.

Los in­tere­ses in­mo­bi­lia­rios ejer­cen una fuer­te pre­sión en los ríos Ne­gro y Na­re

Hoy se cons­tru­yen al­re­de­dor de 89 pro­yec­tos de vi­vien­da y en­tre 30 y 35 de otros usos en el orien­te cer­cano.

Las gran­des par­ce­la­cio­nes y pro­yec­tos de al­ta en­ver­ga­du­ra son ca­da vez más co­mu­nes en los al­re­de­do­res del ae­ro­puer­to Jo­sé Ma­ría Cór­do­va en Río­ne­gro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.