¿Es re­co­men­da­ble re­uti­li­zar las bo­te­llas plás­ti­cas?

Si us­ted es de los que re­en­va­sa lí­qui­dos en bo­te­llas plás­ti­cas pa­ra co­la­bo­rar con el me­dioam­bien­te, de­be­ría pen­sar­lo dos ve­ces. Se­ma­na Sostenible le ex­pli­ca por qué.

Semana Sostenible - - SUMARIO -

De­bi­do a su ba­jo cos­to de pro­duc­ción y fá­cil ma­ne­jo pa­ra fa­bri­car ele­men­tos co­mo si­llas, bol­sas, me­sas, bo­te­llas, en­tre otros, el plás­ti­co se ha con­ver­ti­do en los úl­ti­mo­sa­ño­se­nel­ma­te­rial fa­vo­ri­to de las in­dus­trias del mundo. Sin em­bar­go, es­te ter­mi­na en ma­res, ríos y la­gos, afec­tan­do eco­sis­te­mas y a nu­me­ro­sas es­pe­cies ma­ri­nas, lo que en úl­ti­mas re­pre­sen­ta un pe­li­gro pa­ra el me­dioam­bien­te.

Se­gún la or­ga­ni­za­ción Green­pea­ce, la pro­duc­ción glo­bal de plás­ti­cos se ha dis­pa­ra­do en los úl­ti­mos 50 años: de 204 mi­llo­nes de to­ne­la­das en 2002, a 299 mi­llo­nes de to­ne­la­das en 2013. De he­cho, se es­ti­ma que en 2020 se su­pe­rarán los 500 mi­llo­nes de to­ne­la­das anua­les, lo que su­pon­dría un 900 por cien­to más que los ni­ve­les de 1980. En­tre tan­to, es­tu­dios rea­li­za­dos por la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das (ONU) afir­man que más de 8 mi­llo­nes de to­ne­la­das de plás­ti­cos aca­ban en los ma­res y océa­nos anual­men­te.

Uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas de es­te com­po­nen­te son las bo­te­llas, pues tar­dan apro­xi­ma­da­men­te 500 años en des­com­po­ner­se, mien­tras que una bol­sa lo ha­ce en 55 años –aun­que no por ser me­nos tiem­po de­ja de ser un pro­ble­ma–.

A pe­sar de las alar­man­tes ci­fras, es cier­to que con el trans­cur­so de los años se ha for­ta­le­ci­do la cultura del re­ci­cla­je y la re­uti­li­za­ción de bo­te­llas de agua, con el fin de ge­ne­rar me­nos basura y con­tri­buir con el cui­da­do del pla­ne­ta. Aun­que es­to pue­da pa­re­cer alen­ta­dor, tam­bién han sur­gi­do nue­vas pre­gun­tas co­mo por ejem­plo, ¿qué tan sa­lu­da­ble es re­uti­li­zar las bo­te­llas plás­ti­cas?, un há­bi­to al que ca­da día se su­man más y más per­so­nas.

LA PO­LÉ­MI­CA DE LOS PET

En la ac­tua­li­dad, los en­va­ses pa­ra el agua es­tán com­pues­tos por te­ref­ta­la­to de po­li­eti­leno, más co­no­ci­do co­mo PET (por sus si­glas en in­gles). La po­lé­mi­ca se ge­ne­ra de­bi­do a que mu­chos se cues­tio­nan si es­te plás­ti­co con­ta­mi­na los lí­qui­dos que es­tán en su in­te­rior, afec­tan­do la sa­lud de las per­so­nas.

El in­ves­ti­ga­dor Cé­sar Sie­rra, pro­fe­sor aso­cia­do del de­par­ta­men­to de Quí­mi­ca de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal, in­di­ca que “to­do plás­ti­co li­be­ra sus­tan­cias con el tiem­po, es al­go na­tu­ral de es­te ma­te­rial y a me­di­da que se au­men­te la tem­pe­ra­tu­ra se­rá más fá­cil la mi­gra­ción ha­cia los con­te­ni­dos”.

Es de­cir, si te­ne­mos una bo­te­lla de agua ex­pues­ta al sol por al­gún tiem­po, ha­brá ma­yor pro­ba­bi­li­dad de que el lí­qui­do se mez­cle con quí­mi­cos des­pren­di­dos del plás­ti­co, co­mo fta­la­tos, an­ti­mo­nio, for­mal­dehí­do, mer­cu­rio, plo­mo, en­tre otros.

A pe­sar de es­to, se­gún in­for­mes de la Ad­mi­nis­tra­ción de Ali­men­tos y Me­di­ca­men­tos (FDA por sus si­glas en in­glés), la mi­gra­ción de cual­quier

com­po­nen­te de plás­ti­cos PET es­tá muy por de­ba­jo de los ni­ve­les de se­gu­ri­dad apli­ca­bles. “Exis­te un con­jun­to sig­ni­fi­ca­ti­vo de prue­bas que de­mues­tran que el uso del PET no es una preo­cu­pa­ción y es per­fec­ta­men­te se­gu­ro”.

Así mis­mo el Ins­ti­tu­to In­ter­na­cio­nal de Cien­cias de la vi­da (ILSI) in­di­có que los ni­ve­les de es­tos com­po­nen­tes en las be­bi­das en­va­sa­das en bo­te­llas de PET es­tán por de­ba­jo de los lí­mi­tes in­ter­na­cio­na­les. El uso por par­te de los con­su­mi­do­res de po­lí­me­ros de PET en los en­va­ses de ali­men­tos se de­mues­tra y se con­si­de­ra se­gu­ro.

Exis­te una sus­tan­cia que se adi­cio­na­ba pa­ra crear PET lla­ma­da Bis­fe­nol A (BPA), a la que la FDA ca­li­fi­có co­mo “al­ta­men­te preo­cu­pan­te” por sus efec­tos ne­ga­ti­vos en las per­so­nas. A raíz de es­to mu­chos paí­ses, in­clui­do Co­lom­bia, prohi­bie­ron la fa­bri­ca­ción de pro­duc­tos con que in­clu­ye­ron es­te ele­men­to.

EL VER­DA­DE­RO PRO­BLE­MA

Si bien los ele­men­tos quí­mi­cos po­drían re­pre­sen­tar un ries­go, el pro­ble­ma es más bien bac­te­riano y se ge­ne­ra por la fal­ta de asep­sia al mo­men­to de usar nue­va­men­te un en­va­se.

La mi­cro­bió­lo­ga Pi­lar Due­ñas ex­pli­ca que re­uti­li­zar las bo­te­llas “no es un ries­go pa­ra la sa­lud siem­pre y cuan­do se ha­ga una so­la vez, ya que los en­va­ses de agua no son un ma­te­rial re­tor­na­ble. El pro­ce­so de la­va­do es com­pli­ca­do y es­to ha­ce que se acu­mu­len las bac­te­rias”. Por su par­te, el mé­di­co Jor­ge San­ta­na afir­ma que “a me­di­da que los en­va­ses se re­uti­li­zan al­ber­gan bac­te­rias co­mo la sal­mo­ne­la y otras que ge­ne­ran en­fer­me­da­des es­to­ma­ca­les”.

Por eso, lo me­jor que se pue­de ha­cer es re­ci­clar las bo­te­llas pa­ra que se pue­da re­uti­li­zar el ma­te­rial de ma­ne­ra co­rrec­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.