His­to­ria

Si - - Hay Paseo -

pie pa­ra con­ver­tir­se en uno de los atrac­ti­vos tu­rís­ti­cos más vi­si­ta­dos en Co­lom­bia por tu­ris­tas na­cio­na­les y ex­tran­je­ros.

Pre­ci­sa­men­te de­bi­do a esa pro­yec­ción tu­rís­ti­ca de las úl­ti­mas dé­ca­das, a po­cos me­tros del si­tio, se han asen­ta­do cho­zas tí­pi­cas pa­ra hos­pe­da­je y res­tau­ran­tes pa­ra tu­ris­tas, que han da­do pie pa­ra que la zo­na sea con­si­de­ra­da un pa­raí­so tu­rís­ti­co en Co­lom­bia.

El Ca­bo de la Ve­la se cuen­ta ac­tual­men­te en­tre los des­ti­nos tu­rís­ti­cos más vi­si­ta­dos del país, pa­ra ello de han ade­cua­do pla­yas co­mo las del Pi­lón de Azú­car, la Pla­ya Do­ra­da, el Ojo de Agua y va­rias ran­che­rías ale­da­ñas.

Pa­ra vi­si­tar es­tos pai­sa­jes, des­de cual­quier lu­gar del país, pri­me­ro se de­be lle­gar a Rioha­cha en avión. Si es­tás en la re­gión te se­rá más fá­cil lle­gar por tie­rra, es­pe­cial­men­te si uti­li­zas una ca­mio­ne­ta todo te­rreno, pe­ro re­cuer­da que se­rán en­tre tres y seis ho­ras de via­je, de­pen­dien­do de la ciu­dad de ori­gen.

En Rioha­cha,co­mien­za el tra­yec­to pa­ra Ca­bo de la Ve­la. Hay va­rias agen­cias de via­je que te fa­ci­li­tan un guía pa­ra un via­je de 24 ho­ras o más, de­pen­dien­do de lo que quie­ras ver y cuán­to tiem­po.

Las agen­cias ope­ra­do­ras de tu­ris­mo ini­cian via­je a las 8:00 A.M. y ha­cen el re­co­rri­do com­ple­to por las di­fe­ren­tes zo­nas tu­rís­ti­cas y, si lo pre­fie­res, tam­bién te lle­van al cen­tro ar­te­sa­nal de Uri­bía y lue­go a los pi­lo­nes de sal de Ma­nau­re.

El re­co­rri­do no so­lo es tu­rís­ti­co. El guía in­for­ma e ins­tru­ye so­bre la cul­tu­ra de la re­gión, en es­pe­cial so­bre los in­dios wa­yuu y la fi­lo­so­fía de se­gu­ri­dad an­te los ca­rri­les del tren, que lle­va el car­bón de La Mi­na de El Ce­rre­jón al Puer­to Bo­lí­var.

En el tra­yec­to se ob­ser­van los ani­ma­les ca­rac­te­rís­ti­cos de la zo­na, co­mo las ma­na­das de chi­vos, car­ne­ros y bu­rros, así co­mo la ve­ge­ta­ción ver­de, que con­tras­ta con el ama­ri­llo de la ca­rre­te­ra des­ta­pa­da del re­co­rri­do.

En fin, to­da la ma­jes­tuo­si­dad de es­te pa­raí­so es­tá a tu al­can­ce en la pe­nín­su­la más lin­da de Co­lom­bia.

wa­yuu Ubi­ca­ción El Ca­bo de la Ve­la es un ac­ci­den­te cos­te­ro, un te­rreno de­sér­ti­co ha­bi­ta­do en su ma­yo­ría por el pue­blo wa­yuu. Los in­dí­ge­nas lla­man a es­te lu­gar ‘Je­pi­rra’, que pa­ra ellos re­pre­sen­ta el es­pa­cio sa­gra­do don­de los es­pí­ri­tus de sus di­fun­tos lle­gan pa­ra pa­sar a lo des­co­no­ci­do. Mu­chos años atrás, es­te de­sier­to era ca­si in­ha­bi­ta­do, pe­ro de­bi­do a su au­ge tu­rís­ti­co ha si­do ade­cua­do pa­ra los vi­si­tan­tes.

La cul­tu­ra wa­yuu ocu­pa gran par­te de la pe­nín­su­la de La Gua­ji­ra, es­pe­cial­men­te en la zo­na del Ca­bo de la Ve­la. Des­de el ce­rro Pi­lón de Azú­car se apre­cia to­da la be­lle­za del Ca­bo de La Ve­la, en la pe­nín­su­la que se me­te al mar Ca­ri­be.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.