EL AGUA

Mi­tos, tips y erro­res del se­xo ba­jo

Si - - Hay Sexualidad - POR DE­BO­RAH LEE FOXY

Te­ner re­la­cio­nes se­xua­les ba­jo el agua es una de las fan­ta­sías más fas­ci­nan­tes pa­ra al­gu­nas per­so­nas, y gracias al ima­gi­na­rio eró­ti­co del ci­ne porno o las no­ve­las con con­te­ni­dos se­xua­les, se ha vuel­to ca­da vez más co­mún en las pa­re­jas que bus­can sa­lir de la ru­ti­na.

Y no es im­po­si­ble, es un ac­to to­tal­men­te ac­ce­si­ble y real. Ade­más de ser re­la­jan­te, ex­ci­tan­te y lleno de adre­na­li­na. Lo úni­co es que se re­co­mien­da te­ner cier­tos cui­da­dos, o sim­ple­men­te no creer en mi­tos co­mo el de “ha­cer­lo ba­jo el agua evi­ta que­dar em­ba­ra­za­da”, en­tre otras creen­cias po­pu­la­res. Es por ello que en es­ta opor­tu­ni­dad, re­vis­ta Sí te cuen­ta que de­bes te­ner pre­sen­te cier­tos fac­to­res co­mo la lu­bri­ca­ción y el lu­gar don­de se va a lle­var a ca­bo la re­la­ción se­xual. Aun­que bueno, las co­sas sim­ple­men­te se dan y no hay mu­cho que pla­near.

Pe­ro no es­tá de más sa­ber que te­ner se­xo en una pis­ci­na, es di­fe­ren­te que ha­cer­lo en un ja­cuz­zi o en el agua sa­la­da del mar. Ca­da es­pa­cio tie­ne cir­cuns­tan- cias di­ver­sas. En el ja­cuz­zi de­bes te­ner cui­da­do de no res­ba­lar­te en al­gún ti­po de po­si­ción arries­ga­da, por ejem­plo. Si se tra­ta del mar, re­cuer­da que el agua sa­la­da pue­de re­mo­ver un po­co el lu­bri­can­te na­tu­ral del cuer­po de la mu­jer.

Y, si se tie­ne se­xo en una pis­ci­na, de­ben re­cor­dar que el agua tie­ne clo­ro y pue­de afec­tar la flo­ra va­gi­nal de la mu­jer.

Si el se­xo es en la are­na de la pla­ya, no es­tá de más men­cio­nar que se de­be uti­li­zar una toa­lla pa­ra po­ner­la de ba­se de los cuer­pos. Todo pa­ra evi­tar las ras­qui­ñas y la in­co­mo­di­dad de apo­yar el cuer­po ba­jo la pe­ne­tran­te are­ni­lla. O, si el se­xo es den­tro del agua de mar, ¡dé­ja­te lle­var por el rit­mo de las olas!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.