Ti­po de bi­ci­cle­ta

MA­TE­RIA­LES: alea­ción de hie­rro y ace­ro, ace­ro cro­ma­do, alu­mi­nio, ti­ta­nio, fi­bra de car­bono.

Si - - Hay Hobby -

las ca­lles.

Con el tiem­po el de­por­te se iría con­so­li­dan­do, tras­pa­san­do fron­te­ras y lle­gan­do in­clu­so a nues­tro país, don­de los jó­ve­nes se arries­gan dia­ria­men­te rea­li­zan­do los sal­tos ca­rac­te­rís­ti­cos que no co­no­cen de na­cio­na­li­da­des.

Ca­mal Ilich lle­va un año prac­ti­can­do so­bre su bi­ci­cle­ta, ase­gu­ra que sim­ple­men­te es­co­gió es­te de­por­te por­que le per­mi­te sen­tir la emo­ción que otros no le per­mi­ten.

So­bre una de las ca­rac­te­rís­ti­cas más im­por­tan­tes del de­por­te, la for­ma de la bi­ci­cle­ta, Ca­mal ase­gu­ra que es así pa­ra ayu­dar­le en los sal­tos. La teo­ría es un po­co más com­ple­ja.

Las bi­ci­cle­tas del bicicross son mu­cho más pe­que­ñas que las con­ven­cio­na­les y, so­bre todo, más re­sis­ten­tes. Sue­len es­tar fa­bri­ca­das en ma­te­ria­les muy li­via­nos, co­mo alu­mi­nio y ace­ro cro­ma­do, y cues­tan al­re­de­dor de dos millones de pe­sos, in­clu­so más, se­gún ates­ti­guan los mis­mos mu­cha­chos que lo prac­ti­can.

Es­te po­dría ser el ma­yor im­pe­di­men­to pa­ra atre­ver­se a prac­ti­car BMX Freesty­le, sin em­bar­go, Allan Santos, abo­ga por ha­cer la in­ver­sión, lle­va 13 años ha­cien­do pi­rue­tas y empezó con una bi­ci­cle­ta nor­mal. "A me­di­da que fui prac­ti­can­do y me iba ha­cien­do me­jor de­ci­dí em­pe­zar a ha­cer­lo con una me­jor ci­cla, la di­fe­ren­cia se sien­te".

Am­bos, Allan y Ca­mal, ase­gu­ran que en­tre las ven­ta­jas que tie­ne el BMX fren­te a otro ti­po de deportes ex­tre­mos se en- cuen­tra el con­trol que ofre­ce, mu­cho ma­yor que el que tie­ne, por ejem­plo, una pa­ti­ne­ta. Co­mo todo de­por­te, cuen­ta con sus pro­pios tru­cos y cam­peo­na­tos in­ter­na­cio­na­les; sien­do el más im­por­tan­te de es­tos el Cam­peo­na­to Mun­dial de BMX, que es­te año se ce­le­bró en Nue­va Ze­lan­da.

Pre­ci­sa­men­te en es­te tor­neo Ma­ria­na Pa­jón, la bi­ci­cro­sis­ta más im­por­tan­te de Co­lom­bia, ga­nó una me­da­lla de oro en la ca­te­go­ría de ca­rre­ra. Así pues, lo úni­co que se ne­ce­si­ta pa­ra ser la pró­xi­ma es­tre­lla de las ram­pas del BMX es de­di­ca­ción, em­pe­ño y no te­ner­le mie­do a los gol­pes.

El BMX es un de­por­te que per­mi­te im­pro­vi­sar, cual­quier si­tio pue­de ser una pis­ta de obs­tácu­los

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.