PUER­TO VE­LE­RO

Un des­can­so de lu­jo en

Si - - Hay Paseo - POR JE­NIF­FER VA­RE­LA RO­DRÍ­GUEZ

La pla­ya es uno de los des­ti­nos fa­vo­ri­tos pa­ra des­can­sar y re­la­jar­se. Pe­ro ade­más del plan al que se re­cu­rre ca­si siem­pre, hay al­ter­na­ti­vas de lu­jo pa­ra co­no­cer más a fon­do la cul­tu­ra de mar y dis­fru­tar de des­ti­nos que es­tán po­si­cio­nán­do­se en el ma­pa tu­rís­ti­co.

A ese tu­ris­mo, cen­tra­do en el mar, apun­ta la Ma­ri­na Puer­to Ve­le­ro, que bus­ca con­ver­tir­se en la al­ter­na­ti­va por ex­ce­len­cia de los ba­rran­qui­lle­ros y los ha­bi­tan­tes de ciu­da­des cer­ca­nas. Es­tá ubi­ca­da a 20 mi­nu­tos de la sa­li­da de la ciu­dad y a 40 de Car­ta­ge­na.

La Ma­ri­na ofre­ce de todo: ser­vi­cio ho­te­le­ro, ac­ti­vi­da­des y deportes náu­ti­cos, res­tau­ran­te y ac­ti­vi­da­des so­cia­les. La idea es te­ner un plan com­ple­to que no in­clu­ya so­lo es­tar en la pla­ya.

“Nues­tro slo­gan es­tá en­fo­ca­do a la cul­tu­ra de mar”, ex­pli­có el ge­ren­te ope­ra­ti­vo, Fer­nan­do Sán­chez. “La per­so­na no vie­ne con el sim­ple pro­pó­si­to de hos­pe­dar­se y ve­nir a pla­ya. La idea es que vea el mar con una pers­pec­ti­va di­fe­ren­te. Que se­pa que va a te­ner ac­ti­vi-

da­des náu­ti­cas, que va es­tar en kayak, que todo es na­tu­ral. Pe­ro so­bre todo que ven­ga y se­pa que va a en­con­trar una ma­ri­na de ya­tes y ve­le­ros, al­go di­fe­ren­te a un ho­tel. Cui­da­mos mu­cho que los es­tán­da­res ho­te­le­ros de lu­jo se cum­plan, pe­ro sin per­der la esen­cia de mar”.

El lu­gar es­tá equi­pa­do con dos cla­ses de ca­ba­ñas: en tie­rra y en agua, ca­da una con una ca­pa­ci­dad di­fe­ren­te, cu­yas ta­ri­fas os­ci­lan en­tre 420 y 800 mil pe- sos, de­pen­dien­do de la aco­mo­da­ción y la tem­po­ra­da. Adi­cio­nal­men­te, pa­ra 2014 se pla­nea la cons­truc­ción de un ho­tel boutique de 36 ha­bi­ta­cio­nes y ser­vi­cios cin­co es­tre­llas.

“Hay un te­ma es­pe­cial con lo ho­te­le­ro, que es la Es­cue­la de Ve­la, que es un lu­gar di­ri­gi­do a que las per­so­nas apren­dan el ar­te del ve­le­ris­mo, los deportes náu­ti­cos. Mu­chos de los que vie­nen a hos­pe­dar­se es­co­gen tam­bién es­tos pa­que­tes”, ex­pli­có Sán­chez, an­tes de es­pe­ci­fi­car que tam­bién pue­den rea­li­zar­se por se­pa­ra­do.

Pe­ro más allá de las ca­ba­ñas y el hos­pe­da­je, hay mu­chas al­ter­na­ti­vas pa­ra pa­sar un día inol­vi­da­ble. En­tre sus am­bien­tes se en­cuen­tra la ma­ri­na de ya­tes y ve­le­ros, con ca­pa­ci­dad de 208 ama­rres pa­ra igual nú­me­ro de em­bar­ca­cio­nes. Des­de aquí se pue­den or­ga­ni­zar via­jes de pes­ca o sim­ple­men­te de pla­cer.

Las de­li­cias gas­tro­nó­mi­cas co­rren por cuen­ta de El Kiosco de Fran­co Ba­si­le, un res­tau­ran­te es­pe­cia­li­za­do en co­ci­na me­di­te­rrá­nea pro­ven­zal, con una car­ta li­de­ra­da por el fa­mo­so chef.

Es im­por­tan­te sa­ber que to­dos los ser­vi­cios de es­te lu­gar de­ben ser re­ser­va­dos con an­ti­ci­pa­ción.

Ade­más del des­can­so tí­pi­co de pla­ya pue­de dis­fru­tar­se de ma­sa­jes y mu­chas ac­ti­vi­da­des en el mar. | Or­lan­do Amador

La Ma­ri­na pro­yec­ta la cons­truc­ción de un va­ra­de­ro en su se­gun­da fa­se.

Un área que se es­tá ade­cuan­do es la de la pis­ci­na y sa­lón de even­tos. El Kiosco es uno de los lu­ga­res más fre­cuen­ta­dos.

Deportes co­mo el ‘ki­te­surf’ y el uso de ka­yaks es­tán en­tre las al­ter­na­ti­vas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.