Mu­chas es­tre­llas, po­co con­te­ni­do EL ABO­GA­DO

DEL CRI­MEN

Si - - Hay Cine - POR RA­FAEL PABÓN

Mi­chael Fass­ben­der co­mo pro­ta­go­nis­ta; Pe­né­lo­pe Cruz, Ja­vier Bar­dem y Brad Pitt co­mo ac­to­res de re­par­to, y, co­mo an­ta­go­nis­ta, Ca­me­ron Díaz; una fór­mu­la per­fec­ta… ¿ o no?. Rid­ley Scott, el acla­ma­do di­rec­tor de pe­lí­cu­las co­mo: Alien, Bla­de Run­ner, Gla­dia­dor, Han­ni­bal o la más re­cien­te Pro­me­teo, no ha si­do ca­paz de ca­pi­ta­li­zar su en­vi­dia­ble elen­co de es­tre­llas pa­ra con­ver­tir El abo­ga­do del cri­men en un lar­go­me­tra­je digno de com­pe­tir por el Ós­car.

De he­cho la pe­lí­cu­la ha lo­gra­do al­go que muy po­cas ve­ces su­ce­de, crí­ti­ca y pú­bli­co se han pues­to de acuer­do en que no les ha gus­ta­do el fil­me; y es que pa­ra sus pri­me­ros nue­ve días de es­treno El abo­ga­do del cri­men so­lo re­cau­dó 17 millones de dó­la­res en ta­qui­lla, una ci­fra que no re­sul­ta tan ma­la de­bi­do a que Pitt, Bar­dem, Díaz y Cruz co­bra­ron mu­cho me­nos de lo que sue­len ha­cer. En to­tal el fil­me cos­tó 25 millones de dó­la­res (aún se per­die­ron ca­si ocho millones).

La tra­ma cuen­ta, gros­so mo­do, las con­se­cuen­cias de un ne­go­cio de trá­fi­co de dro­gas que sa­le mal pa­ra un abo­ga­do (El con­se­je­ro in­ter­pre­ta­do por Fass­ben­der), quien de­ci­de in­vo­lu­crar­se en los asun­tos de sus clien­tes y que, fi­nal­men­te, ten­drá que pa­gar ca­ro las con­se­cuen­cias de su ava­ri­cia, na­da que no ha­ya­mos oí­do has­ta aho­ra.

El asun­to sa­le mal cuan­do ve­mos la pues­ta en es­ce­na, una ma­ra­ña de diá­lo­gos fi­lo­só­fi­cos que ape­nas al­can­zan a desa­rro­llar una his­to­ria con una se­rie de gi­ros que en prin­ci­pio pa­re­cen es­tar lle­ván­do­nos a un asun­to más pro­fun­do, sin ser es­te el ca­so, al fi­nal todo se des­plo­ma por su pro­pio pe­so.

Las po­cas de­cla­ra­cio­nes que los ac­to­res y el di­rec­tor han da­do lue­go de su po­bre es­treno apun­tan a lo que la crí­ti­ca ha coin­ci­di­do en til­dar co­mo el cul­pa­ble del mal de­sa­rro­llo del fil­me, la

LUE­GO DE CREAR GRAN EX­PEC­TA­TI­VA POR EL TA­LEN­TO DE SUS AC­TO­RES, Y EL ÉXI­TO DEL DI­REC­TOR EN­CAR­GA­DO DEL FIL­ME, LA NUE­VA PE­LÍ­CU­LA DE RID­LEY

SCOTT RE­SUL­TÓ NO SER TAN EMO­CIO­NAN­TE Y LLE­NA DE SUS­PEN­SO CO­MO SE ES­PE­RA­BA, DE HE­CHO CA­RE­CE DE DI­CHAS CUA­LI­DA­DES.

con­fian­za ex­ce­si­va que Rid­ley Scott pu­so en su guio­nis­ta, el es­cri­tor Cor­mac Mccarthy , cu­ya no­ve­la Sin lu­gar pa­ra dé­bi­les fue lle­va­da exi­to­sa­men­te al ci­ne en el 2007 ga­nan­do el premio de la aca­de­mia a me­jor lar­go­me­tra­je.

Es­ta es la pri­me­ra vez que Mccarthy tie­ne la opor­tu­ni­dad de par­ti­ci­par en un pro­yec­to ci­ne­ma­to­grá­fi­co di­rec­ta­men­te co­mo guio­nis­ta, sin em­bar­go, es evi­den­te que la ló­gi­ca li­te­ra­ria no fun­cio­na igual pa­ra la gran pan­ta­lla, don­de los mo- nó­lo­gos ex­ten­sos, o la ac­ción que se pro­lon­ga por va­rios ca­pí­tu­los, de­ben ser com­pri­mi­dos pa­ra du­rar un má­xi­mo de dos ho­ras.

Por aho­ra el fil­me tie­ne una ca­li­fi­ca­ción de ape­nas 35% en la web di­gi­tal de re­se­ñas de ci­ne, Rot­ten To­ma­toes, con un 27% de per­so­nas que lo dis­fru­ta­ron en­tre su au­dien­cia. Así pues, no es nin­gún cri­men no ver El abo­ga­do del cri­men, de he­cho es­te es un fil­me pa­ra ver en casa, con la pro­me­sa de una ca­ma cer­ca­na.

Brad Pitt, Pe­né­lo­pe Cruz, Ca­me­ron Díaz, Ja­vier Bar­dem, Mi­chael Fass­ben­der, un elen­co de es­tre­llas que no en­cuen­tra pi­so en el fil­me. | Fo­tos in­ter­net

Brad Pitt tie­ne uno sus tí­pi­cos pa­pe­les de ti­po sa­bio, tran­qui­lo y ale­gre, muy al es­ti­lo de El club de la pe­lea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.