LAS VE­LAS

La ma­gia de una ce­na a la luz de

Si - - Hay Restaurante - POR JOSÉ LUIS RO­DRÍ­GUEZ R.

¿Enamo­ra­do y con ham­bre? No hay que es­pe­rar el día de la ve­li­tas pa­ra sa­lir a ce­le­brar una ce­na ro­mán­ti­ca a la luz de la ve­las. Hoy que­re­mos re­cor­dar­te que cual­quier oca­sión es bue­na pa­ra dis­fru­tar de una ve­la­da so­lo pa­ra dos, gracias a la ma­gia de la luz y el ca­lor de es­tas tra­di­cio­na­les lam­pa­ri­llas. Ya sea que es­tés ce­le­bran­do tu aniver­sa­rio, cum­plea­ños, as­cen­so o tu no­via va­ya a pe­dir­te ma­tri­mo­nio, las ve­las son el alia­do per­fec­to pa­ra crear un am­bien­te ín­ti­mo. Pe­se a sus vir­tu­des en Ba­rran­qui­lla mu­chos res­tau­ran­tes no op­tan por es­te ti­po de de­co­ra­do o gan­chos pa­ra atraer con­su­mi­do­res y clien­tes. Es de­cir, si el co­men­sal desea es­te ti­po de am­bien­te, de­be lle­var sus pro­pias ve­las pa­ra que sean ade­cua­das. Al­gu­nas per- so­nas po­drían no te­ner in­con­ve­nien­te, pe­ro dé­ca­das atrás era in­con­ce­bi­ble en un buen res­tau­ran­te de la ciu­dad. “Se es­tá per­dien­do una cos­tum­bre de an­ta­ño, co­mo mu­chas otras que des­apa­re­cen con los cam­bios cul­tu­ra­les. Se ha per­di­do ese bo­ni­to ga­lan­teo y am­bien­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.