COLECCIONISMO, más que un hobby, una pa­sión

Si - - Hay Hobby - POR JOSÉ LUIS RO­DRÍ­GUEZ R.

Cual­quier co­sa es sus­cep­ti­ble de ser co­lec­cio­na­da. Ju­gue­tes, ace­ta­tos, mo­ne­das, ca­rros, todo pue­de ser acu­mu­la­do y cla­si­fi­ca­do. So­lo se ne­ce­si­ta una afi­ción, per­se­ve­ran­cia y, en mu­chos ca­sos, un buen des­em­bol­so eco­nó­mi­co. Ser co­lec­cio­nis­ta es una de las afi­cio­nes más ex­ten­di­das en el mun­do.

Co­mo todo lo que es­tá su­je­to a la in­ter­pre­ta­ción del hom­bre es com­ple­jo, el coleccionismo ja­más se da del mis­mo mo­do en­tre un in­di­vi­duo y otro. Ca­da cual tie­ne sus gus­tos e in­tere­ses a la ho­ra de su­mar ob­je­tos, obras y au­to­res.

Jhonny Guam­ba­ña, de 30 años, es afi­cio­na­do al rock. Empezó a co­lec­cio-

nar fi­gu­ras o mu­ñe­cos de can­tan­tes del gé­ne­ro co­mo Jimmy Hen­drix, Jim Mo­rri­son y The Beatles des­de los 21. Todo co­men­zó cuan­do un ami­go le en­vió des­de E.U. un set del gru­po Me­ta­lli­ca con es­ce­na­rio, lu­ces y mú­si­ca. Johnny re­cuer­da ha­ber que­da­do im­pac­ta­do por el detalle de la pie­za. Ca­da fi­gu­ra, cuen­ta, tie­ne un va­lor pro­me­dio de 45 dó­la­res. Hoy tie­ne cer­ca de 90.

“Co­lec­cio­nar es una par­te de mi vi­da y cuan­do pue­do ha­go un sa­cri­fi­cio pa­ra com­prar fi­gu­ras que no ten­go. Pa­ra ex­hi­bir­las me com­pré una vitrina gi­ra­to­ria con lu­ces que les da vi­da”, afir­ma.

De la co­lec­ción su fi­gu­ra fa­vo­ri­ta es la pri­me­ra. Opi­na que ser co­lec­cio­nis­ta no es una ca­rre­ra por lle­gar a te­ner­lo todo, sino una pa­sión pa­ra to­da la vi­da.

Mu­chas per­so­nas de­di­can días, me­ses o has­ta años pa­ra con­se­guir una pie­za. Una de las prin­ci­pa­les ca­rac­te­rís­ti­cas de los co­lec­cio­nis­tas es la per­se­ve­ran­cia.

Diógenes Ro­yet, ba­rran­qui­lle­ro de 65 años, tam­bién cree que no hay me­tas fi­jas pa­ra una co­lec­ción. Des­de los 90 vie­ne acu­mu­lan­do mú­si­ca afro­ca­ri­be en todo ti­po de for­ma­tos.

Su com­pi­la­ción com­pren­de un apro­xi­ma­do de 7000 mil dis­cos en LP (Long Play), cer­ca de 1500 dis­cos en CD y un Te­ra (1000 gi­gaby­tes) des­ti­na­do pa­ra la nue­vas can­cio­nes en MP3. Bo­le­ros, mú­si­ca cu­ba­na, tro­pi­cal, ve­ne­zo­la­na, mu­chos de los clá­si­cos de la vie­ja guar­dia mu­si­cal afro­ca­ri­be y los nue­vos éxi­tos de es­te si­glo, se­gu­ra­men­te se al­ma­ce­nan en el ga­ra­je em­plea­do pa­ra su co­lec­ción.

“Yo cul­ti­vo la mú­si­ca. Des­de an­tes que co­men­za­ra a co­lec­cio­nar dis­cos, los guar­da­ba en mi me­mo­ria”, ase­gu­ra Ro­yet, quien ha­ce par­te del gru­po de afi­cio­na­dos a la mú­si­ca tro­pi­cal, Cirdamayer.

Cuan­do tie­ne la opor­tu­ni­dad de via­jar a otra ciu­dad o país, lo pri­me­ro que ha­ce es bus­car mú­si­ca pa­ra su co­lec­ción. “Mu­cha gen­te cree que co­lec­cio­nar so­lo se tra­ta de guar­dar lo vie­jo, pe­ro el ver­da­de­ro co­lec­cio­nis­ta sa­be que se tra­ta de un tra­ba­jo cons­tan­te. El hoy es el ayer de ma­ña­na”, co­men­ta.

Johnny nos mues­tra par­te de su co­lec­ción de fi­gu­ras del rock, en su cuar­to.

Las fi­gu­ras de los can­tan­tes Jim Mo­rri­son, Jimmy Hen­drix y An­gus Young tam­bién ha­cen par­te de la co­lec­ción de Johnny.

Los LP son au­tén­ti­cas jo­yas pa­ra los co­lec­cio­nis­tas de mú­si­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.