47 Ronin La Vi­da de Adé­le Ajus­te de Cuen­tas

QUÉ: A fi­na­les de 2012 se re­gra­ba­ron va­rias es­ce­nas pa­ra dar­le más pro­ta­go­nis­mo a Keanu Reeves. QUÉ: es una adap­ta­ción de la no­ve­la grá­fi­ca ‘Blue’, de Ju­lie Ma­roh. QUÉ: En es­ta co­me­dia de­por­ti­va qui­zás lo más gra­cio­so sean las con­ti­nuas re­fe­ren­cias a las

Si - - Hay Cine - POR JOSÉ LUIS RO­DRÍ­GUEZ R.

Una vez más Scor­se­se de­mues­tra ser un re­la­tor gran­di­lo­cuen­te con ol­fa­to pa­ra las his­to­rias de la vi­da real, que pue­den re­sis­tir los tru­cos de su na­rra­ción ci­ne­ma­to­grá­fi­ca. Con cin­co no­mi­na­cio­nes a los pre­mios Ós­car (me­jor pe­lí­cu­la, me­jor di­rec­tor, me­jor ac­tor pro­ta­go­nis­ta, me­jor ac­tor se­cun­da­rio y me­jor guión adap­ta­do), la úl­ti­ma pe­lí­cu­la del di­rec­tor neo­yor­quino, El Lo­bo de Wall Street, des­ta­ca en la ta­qui­lla y la crí­ti­ca mun­dial. Ha­blen mal o bien de ella, ha­blan, ge­ne­ra elo­gios y con­tro­ver­sia.

El fil­me nos cuen­ta en tres ho­ras, que pa­re­cen me­nos, el fa­mo­so ca­so de Jor­dan Bel­fort, un co­rre­dor de Bol­sa que se en­ri­que­ció en la dé­ca­da de 1990, en Es­ta­dos Uni­dos, a cos­ta de es­ta­fas y de­jó a su pa­so una es­te­la de co­rrup­ción. La pe­lí­cu­la re­tra­ta el rá­pi­do as­cen­so de es­te hom­bre que pu­so a fun­cio­nar el sue­ño ame­ri­cano sin re­pa­rar en gas­tos ni da­ños mo­ra­les, y sus li­ge­ras con­se­cuen­cias.

Las dro­gas, el se­xo, los lu­jos, todo vie­ne en por­cio­nes ex­tra gran­des en es­te lar­go­me­tra­je, acom­pa­ña­do de una so­ber­bia ac­tua­ción de Leo­nar­do Di Ca­prio. (Si en es­ta oca­sión no se lle­va la es­ta­tui­lla co­mo ‘me­jor ac­tor’, qui­zás tam­bién de­ba co­men­zar a de­di­car­se a ser co­rre­dor de bol­sa).

Su in­ter­pre­ta­ción fue in­ten­sa, tal co­mo lo re­que­rían las di­ver­sas reac­cio­nes de Bel­fort con su con­su­mo de co­caí­na, al­cohol, crack, píl­do­ras, or­gías y so­bre todo, el con­su­mo de di­ne­ro.

Aho­ra bien, co­mo en to­da pe­lí­cu­la hay una ex­cu­sa pa­ra con­tar una his­to­ria, aquí los ex­ce­sos y lu­ju­ria de es­te co­rre­dor de bol­sa lo son. Es la ju­ga­da de do­ble fi­lo por la que apos­tó Scor­se­se.

VOZ: Con las vo­ces de Owen Wil­son, Woody Ha­rrel­son y un gran re­par­to, es­ta co­me­dia pro­me­te mu­chas ri­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.