El Lo­bo de los EX­CE­SOS PRÓ­XI­MA­MEN­TE

FILM ES­TRENO

Si - - Hay Cine -

¿Cuán­tos co­mo Bel­fort han exis­ti­do, exis­ten y exis­ti­rán? Es­te hom­bre, hoy un con­fe­ren­cis­ta de te­ra­pias mo­ti­va­cio­na­les de 54 años, con­den­sa el es­te­reo­ti­po del vi­llano con­tem­po­rá­neo. Ese am­bi­cio­so co­rrup­to ca­paz de mo­ver­se en nues­tra so­cie­dad, a tra­vés de ac­tos apa­ren­te­men­te cla­ros y le­ga­les, pe­ro lle­nos de do­ble in­ten­ción. El cri­men es un te­ma bien tra­ba­ja­do an­te­rior­men­te en es­te di­rec­tor, y una fi­gu­ra co­mo Bel­fort no po­dría ser la ex­cep­ción pa­ra su ol­fa­to de bue­nas his­to­rias.

El Lo­bo de Wall Street no es una pe­lí­cu­la so­bre las víc­ti­mas, quie­nes so­lo apa­re­cen, con­ta­das ve­ces, a tra­vés de la lí­nea te­le­fó­ni­ca. Es­te es una his­to­ria so­bre el ver­du­go, sus cóm­pli­ces y ex­ce­sos. Es­to pa­ra al­gu­nos crí­ti­cos es una cla­ra apo­lo­gía al cri­men, las dro­gas y los ac­tos del pro­ta­go­nis­ta. Pe­ro Scor­se­se li­dia con mu­cha gra­cia un te­ma tan des­agra­da­ble, gracias al ca­rác­ter có­mi­co que le im­plan­ta.

El neo­yor­quino no in­ten­ta bus­car el có­di­go éti­co de Bel­fort por­que en reali­dad no lo tie­ne, no hay mo­ral con la cual sos­te­ner sus ac­cio­nes. Por lo tan­to se en­fo­ca en el mons­truo y su au­to­des­truc­ción. Se tra­ta de un film ele­gan­te y cui­da­do que, por pu­ra téc­ni­ca y ri­que­za na­rra­ti­va, con­tras­ta con su re­pu­dia­ble te­má­ti­ca.

CIN­CO SON LAS NO­MI­NA­CIO­NES A LOS PRE­MIOS ÓS­CAR QUE EL VE­TE­RANO DI­REC­TOR, MAR­TIN SCOR­SE­SE, HA LO­GRA­DO CON SU ÚL­TI­MA PE­LÍ­CU­LA. UNA DE LAS CO­LA­BO­RA­CIO­NES MÁS EXI­TO­SAS JUN­TO A LEO­NAR­DO DI CA­PRIO.

“El año en que cum­plí los 26 ga­né 46 millones de dó­la­res, y eso me ca­breó por­que só­lo por tres no lle­gué al mi­llón por se­ma­na”. Jor­dan Bel­fort En es­ta pe­lí­cu­la el di­ne­ro es Dios y Bel­fort es el pas­tor que guía a los cre­yen­tes o cré­du­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.