TÍ­TU­LO: El se­cre­to de mi ma­ri­do.

Si - - Hay Res­tau­ran­te -

lo­ca­les don­de se ven­den. En ellos ofre­cen múl­ti­ples sa­bo­res en cre­ma y en agua. El cho­co­la­te en sus di­fe­ren­tes ver­sio­nes -Nu­te­lla, cho­co­la­te sui­zo, ga­lle­tas Oreo, en fín- es un per­ma­nen­te pro­ta­go­nis­ta, así co­mo lo son las mez­clas de fru­tas exó­ti­cas y en­dé­mi­cas de la Re­gión Ca­ri­be co­mo el co­ro­zo y la gua­ya­ba agria, so­lo por men­cio­nar al­gu­nos ejem­plos.

Otra de las in­no­va­cio­nes vie­ne en la for­ma de adi­cio­nes. En lo que a co­ber- tu­ras se re­fie­re, los es­ta­ble­ci­mien­tos ofre­cen ater­cio­pe­la­das mez­clas de cho­co­la­te y tam­bién tie­nen top­pings co­mo chis­pas de co­lo­res, al­men­dras fi­le­tea­das y co­co ra­lla­do.

Quie­nes se cui­dan o tie­nen una con­di­ción mé­di­ca sí pue­den dis­fru­tar­las, ya que ofre­cen al­ter­na­ti­vas sin azú­car.

En fin, no hay pre­tex­tos vá­li­dos para mar­gi­nar­se de es­te de­li­cio­sa ten­den­cia, la úni­ca con­di­ción para dis­fru­tar­la es te­ner un pa­la­dar dul­ce­ro.

STEC­CO: Una mar­ca ba­rran­qui­lle­ra que go­za de éxi­to en San An­drés, Va­lle­du­par, Mon­te­ría y Bo­go­tá. No es di­fí­cil en­ten­der el por­qué, tie­nen una no­ta­ble va­rie­dad de pa­le­tas y co­ber­tu­ras. El sa­bor más ape­te­ci­do es chee­se­ca­ke. Otras, co­mo la de gua­ya­ba agria y

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.