FA­BIO CA­FÉ

Un lu­gar con his­to­ria,

Si - - Hay Rumba -

mo­da de la ter­tu­lia de bor­di­llo en ese sec­tor. “Era mal vis­to que los es­ta­ble­ci­mien­tos tu­vie­ran te­rra­zas, to­do de­bía ser a puer­ta ce­rra­da, por lo que los clien­tes se sen­ta­ban en los bor­di­llos cer­ca a la ca­sa, par­que­ban los ca­rros y to­ma­ban allí”, re­cuer­da Fa­bio.

La fa­mi­lia To­var con­so­li­dó 10 años de éxi­tos cuan­do so­bre­vino la des­afor­tu­na­da no­ti­cia de que Fa­bio To­var, pa­dre, pa­de­cía cán­cer de cue­llo. “Yo es­ta­ba ter­mi­nan­do mi ca­rre­ra de co­mu­ni­ca­ción so­cial y es­ta­ba or­ga­ni­zan­do to­do pa­ra ir­me a vi­vir a Miami, jun­to con mis dos her­ma­nos ma­yo­res. Es­ta no­ve­dad cam­bió mis pla­nes y me lle­vó a me­ter­me en el ne­go­cio”.

An­te las cir­cuns­tan­cias, Fa­bio asu­mió la ge­ren­cia de la em­pre­sa y lo acom­pa­ñó su her­mano Iván, la in­ter­ven­ción jo­ven su­pu­so un cam­bio de­ter­mi­nan­te pa­ra el en­ton­ces sen­ci­llo bar. Fa­bio To­var, pa­dre, vio có­mo su ne­go­cio se trans­for­mó al re­gre­sar de la con­va­le­cen­cia. “Em­pe­za­mos a ser­vir mar­ga­ri-

La ca­sa don­de es­tá ubi­ca­do Fa­bio Ca­fé Res­tau­ran­te cap­tó la aten­ción de los pro­pie­ta­rios del bar de­bi­do a la for­ma cu­rio­sa de su te­cho. | Fo­tos: Cortesía

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.