PRÓ­XI­MA­MEN­TE ‘La Jau­la de Oro’ ‘De­ci­sión fi­nal’ ‘Pa­sión inocente’ ‘God­zi­lla’

FILM ESTRENO QUÉ: Una pe­lí­cu­la que ha me­re­ci­do aplau­sos en di­ver­sos festivales de ci­ne de ta­lla in­ter­na­cio­nal. QUÉ: Ke­vin Cost­ner pro­ta­go­ni­za es­ta cin­ta que re­ve­la los ires y ve­ni­res del fút­bol ame­ri­cano. QUÉ: Los pro­ta­go­nis­tas son Guy Pear­ce y Fe­li­city

Si - - Hay Cine - POR DA­NIE­LLA HER­NÁN­DEZ ABE­LLO

Díaz) co­no­ce al apues­to Mark (Ni­co­laj Cos­ter-wal­dau), y cree que por fin ha en­con­tra­do una per­so­na que val­ga la pe­na. En­ta­bla una re­la­ción con él pa­ra des­cu­brir que aquel hom­bre so­ña­do en reali­dad es­ta­ba ca­sa­do.

La no­ti­cia tam­bién sor­pren­de a la es­po­sa Ka­te (Les­lie Mann), una mu­jer cu­yo mun­do se de­rrum­ba al des­cu­brir que el ma­ri­do al que se de­di­có tan de­vo­ta­men­te la en­ga­ña y por eso de­ci­de en­fren­tar di­rec­ta­men­te a Carly. Sin pla­near­lo, las dos mu­je­res he­ri­das en­ta­blan una amis­tad: “no pen­sa­rías que fun­cio­na, pe­ro su amis­tad es una de las par­tes más fuer­tes del guion”, ex­pre­sa Nick Cas­sa­vet­tes.

Al po­co tiem­po, Ka­te y Carly des­cu­bren que hay una ter­ce­ra mu­jer en la vi­da de Mark. Am­ber (Ka­te Up­ton) es una chi­ca des­preo­cu­pa­da y al­go in­ge­nua, pe­ro acep­ta la in­vi­ta­ción de unir­se a es­te trío de des­pe­cha­das pa­ra or­ques­tar una ven­gan­za. El plan de las tres chi­cas de­sen­ga­ña­das su­pera la tí­pi­ca re­ta­lia­ción por in­fi­de­li­dad. “La idea de ver­nos pe­lean­do por un hom­bre me pa­re­ce un po­co an­ti­cua­da, nues­tra pe­lí­cu­la mues­tra la for­ma mo­der­na en que no­so­tras nos ma­ne­ja­mos”, ase­gu­ra Les­lie Mann.

Es­ta es una cin­ta de sú­per es­tre­llas, pues ade­más de los nom­bres que re­sal­tan en la mar­que­si­na tie­nen a la can­tan­te de rap Nic­ki Mi­naj in­ter­pre­tan­do un per­so­na­je se­cun­da­rio. Por si fue­ra po­co, el di­se­ño de ves­tua­rio es­tu­vo a car­go de Pa­tri­cia Field, la mis­ma que se en­car­gó de los atuen­dos que lu­cie­ron las pro­ta­go­nis­tas de Se­xo en la ciu­dad. Eso es ga­ran­tía pa­ra con­tar con una pa­sa­re­la de mo­da en es­ta pro­duc­ción.

Ade­más de la in­ter­pre­ta­ción y el es­ti­lo de­trás de es­te film, el guion es un gui­ño al em­po­de­ra­mien­to fe­me­nino. “Pa­ra no­so­tros era im­por­tan­te que es­ta pe­lí­cu­la se con­vir­tie­ra en una ce­le­bra­ción de la mu­jer, ade­más fue muy di­ver­ti­da de ha­cer”, con­clu­ye Ca­me­ron Díaz.

El pú­bli­co co­lom­biano se go­zó Sin com­pro­mi­so, la can­ción que ca­ta­pul­tó a J Bal­vin a la fa­ma na­cio­nal, sin sa­ber que es­ta­ba es­cu­chan­do al si­guien­te fe­nó­meno que ten­dría la mú­si­ca lo­cal. Así es, es­te pai­sa es­tá con­quis­tan­do mer­ca­dos de la mis­ma for­ma que lo hi­cie­ran, Jua­nes, Fon­se­ca, Sha­ki­ra y Car­los Vi­ves.

Las ci­fras lo con­fir­man: su sen­ci­llo 6AM en­ca­be­za la lis­ta Bill­board, un lo­gro iné­di­to pa­ra un ar­tis­ta co­lom­biano del gé­ne­ro ur­bano. “Es la pri­me­ra vez en cin­co años que su­ce­de con un ar­tis­ta nue­vo”, cuen­ta el can­tan­te en me­dio de una apre­ta­da gi­ra de pre­sen­ta­cio­nes que lo tie­ne re­co­rrien­do el mun­do.

Es­tos via­jes lo trae­rán es­ta no­che a Ba­rran­qui­lla, ciu­dad en la que no can­ta ha­ce mu­cho. En es­ta oca­sión es­ta­rá pre­sen­tán­do­se en Dís­co­lo. “Ve­ni­mos con mú­si­ca nue­va, con ga-

nas de re­ga­lar bue­na ener­gía y con­tar las no­ti­cias po­si­ti­vas que es­tán pa­san­do al­re­de­dor de mi ca­rre­ra. Va­mos a in­ter­ac­tuar mu­cho con el pú­bli­co, yo sé que les va a en­can­tar, si no les de­vuel­vo su di­ne­ro”, con­tó pa­ra Re­vis­ta SÍ.

De­fi­ni­ti­va­men­te es­ta es una pro­me­sa que es­tá dis­pues­to a cum­plir, ya que sus éxi­tos re­cien­tes ha­blan del buen mo­men­to que atra­vie­sa su ca­rre­ra.

Va­rios me­dios re­gis­tra­ron re­cien­te­men­te el triun­fo del ar­tis­ta en lu­ga­res tan re­mo­tos co­mo Tur­quía, Bul­ga­ria y Ru­ma­nia. En es­tos lu­ga­res, don­de no se ha­bla el español, per­so­nas de to­das las eda­des bai­lan a rit­mo de can­cio­nes co­mo Tran­qui­la.

Y es que Eu­ro­pa al com­ple­to se ha enamo­ra­do de es­tos so­ni­dos 100% co­lom­bia­nos. J Bal­vin es­tu­vo pre­sen­tan­do su ál­bum La Fa­mi­lia re­cien­te­men­te en Ma­drid. “La acep­ta­ción que tie­ne 6AM en Es­pa­ña es espectacular, sue­na mu­cho en las emi­so­ras. Ca­da vez cre­ce más nues­tro nom­bre en ese país y tra­ba­ja­mos ar­dua­men­te pa­ra que eso se man­ten­ga y se ex­tien­da a otros”, co­men­ta emo­cio­na­do, no ocul­ta el or­gu­llo por los éxi­tos que aho­ra es­tá re­co­gien­do.

Pron­to vol­ve­rá a Es­pa­ña y tam­bién vi­si­ta­rá otros paí­ses co­mo Ho­lan­da y Suiza, don­de acom­pa­ña­rá a Daddy Yan­kee. Y lue­go se pre­sen­ta­rá en so­li­ta­rio en Ro­ma (Ita­lia) y Londres (In­gla­te­rra).

Es­ta­dos Uni­dos es otra de las pla­zas don­de su mú­si­ca es aplau­di­da y apre­cia­da, prue­ba de ello es la con­quis­ta del es­ca­la­fón Bill­board. “El tra­ba­jo ha im­pli­ca­do mu­cha dis­ci­pli­na, de­ma­sia­do sa­cri­fi­cio y so­ñar bas­tan­te. Por que sin sue­ños no es­ta­ría lu­chan­do por es­to”, ex­pli­ca el can­tan­te so­bre es­tos lo­gros.

CON DOS GRAN­DES. Es­te es el año de J Bal­vin, sin lu­gar a du­das, ya que fue­ra de los triun­fos que ha ob­te­ni­do en va­rias par­tes del mun­do aho­ra aña­de una cre­den­cial más a su hoja de vi­da. Fue ele­gi­do co­mo el te­lo­ne­ro de una se­rie de con­cier­tos que En­ri­que Igle­sias y Pit­bull da­rán en va­rias lo­ca­cio­nes de Es­ta­dos Uni­dos. El trío ha­rá un re­co­rri­do por las 25 ciu­da­des más im­por-

NTANTE DE A UR­BA­NA EVA­DO EL RE DE MBIA A OS NES, EL A FE­NÓ­MENO AL TRAE­RÁ SI­CA A AN­QUI­LLA, A NTACIÓN EN­DRÁ EN LO ES­TA E. «El he­cho de ser co­lom­biano ya brin­da un nue­vo sa­bor y un nue­vo es­ti­lo que lla­ma la aten­ción» J BAL­VIN Ar­tis­ta del gé­ne­ro ur­bano

1. Jue­go de té ja­po­nés pin­ta­do a mano, $500.000, en An­ti­güe­da­des Em­ma­nuel. 2. Te­lé­fono de es­ti­lo vic­to­riano, $100.000, en Tien­da Re­tro - De­co­ra­ción Vin­ta­ge. Co­fre me­tá­li­co $50.000, en Tien­da Re­tro - De­co­ra­ción Vin­ta­ge. 4. Ar­te­sa­nía me­xi­ca­na con tra­ba­jo de por­ce­la­na y bron­ce, $75.000, en An­ti­güe­da­des Em­ma­nuel. 5. Bai­la­ri­na de por­ce­la­na, $600.000, en Tien­da Re­tro - De­co­ra­ción Vin­ta­ge. 6. Bo­te­lla de vod­ka en ma­de­ra y por­ce­la­na, $180.000, en An­ti­güe­da­des Em­ma­nuel. 7. Pez en cris­tal de mu­rano, $180.000, en An­ti­güe­da­des

El vi­tral em­plo­ma­do se des­ta­ca en la ar­qui­tec­tu­ra y la de­co­ra­ción con­tem­po­rá­nea. Aun cuan­do pre­do­mi­nan en tem­plos y an­ti­guas edi­fi­ca­cio­nes re­li­gio­sas, mu­chos vi­tra­les ador­nan si­tios pú­bli­cos y vi­vien­das, gra­cias a las tex­tu­ras y bri­llan­tes co­lo­res que brin­dan ilu­mi­na­ción na­tu­ral en in­te­rio­res. “El vi­tral es una de las téc­ni­cas que se lo­gró res­ca­tar del pa­sa­do, ya sea so­bre pie­zas de vi­drios que se pin­tan y lue­go son lle­va­das al horno, o pie­zas de vi­drios de co­lor, uni­das con ca­ñue­la o em­plo­ma­dos, que dan for­ma a tus ideas y pro­yec­tos”, ex­pli­ca la ar­qui­tec­ta vi­tra­lis­ta Ma­bel Ge­ral­dino. Los vi­tra­les se pue­den ca­ta­lo­gar co­mo obras de ar­te o ar­te­sa­nías. Es cues­tión de plas­mar tus di­se­ños con vi­drios de co­lo­res y textura, o pin­ta­dos cien por cien­to a mano.

VA­RIE­DAD DE TÉC­NI­CAS. Exis­ten múl­ti­ples for­mas de plas­mar tu crea­ti­vi­dad em­plean­do vi­drios. Las téc­ni­cas van des­de vi­tral con textura, pin­tu­ras y em­plo­ma­do fal­so, has­ta vi­tral con re­lie­ve, con lá­mi­nas de pa­pel alu­mi­nio o con áci­do, pa­ra el ca­so de los es­pe­jos. Vi­tral Fal­so. Ex­pli­ca la vi­tra­lis­ta que pa­ra es­ta téc­ni­ca, pri­me­ro rea­li­zas un di­se­ño en un mol­de, lo pa­sas a un vi­drio ar­qui­tec­tó­ni­co y ha­ces un em­plo­ma­do ar­ti­fi­cial que, por úl­ti­mo, se le da co­lor con pin­tu­ras de ace­ti­leno. Tif­fany. Es la téc­ni­ca más co­no­ci­da y, de acuer­do con Ge­ral­dino, “con­sis­te en ela­bo­rar un pro­yec­to y, con ba­se en

Su sen­ci­llo ‘6AM’ es­tá en las pri­me­ras ca­si­llas en Es­ta­dos Uni­dos y Puer­to Ri­co.

| Fo­tos: Ma­nue­la Fran­co

La por­ce­la­na de Ba­va­ria siem­pre es­tá pre­sen­te en es­tos lu­ga­res y es muy apre­cia­da.

CUI­DA­DO: es­te ar­te re­quie­re de mu­cha pro­tec­ción. En el ini­cio del curso, re­ci­bes con de­ta­lle las recomendaciones del ca­so, la más im­por­tan­te, pro­te­ger­se con más­ca­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.