AL­TA­MAR

Una apues­ta al des­can­so en

Si - - Hay Paseo - POR IN­GUEL DE LA RO­SA V.

Aho­ra que em­pie­zan las vacaciones pa­ra mu­chos, un cru­ce­ro se pre­sen­ta co­mo una ex­ce­len­te op­ción de des­can­so. Con­tra­rio a lo que se po­dría pen­sar es un plan muy ac­ce­si­ble, ade­más una for­ma ideal de co­no­cer múl­ti­ples des­ti­nos.

El pri­mer pa­so a la ho­ra de rea­li­zar es­te ti­po de via­jes es te­ner cla­ro qué ti­po de re­co­rri­do se va ha­cer, de acuer­do con Mart­ha Roa, di­rec­to­ra co­mer­cial de Mun­dial de Cru­ce­ros. “Hay op­cio­nes de via­jes por el Ca­ri­be, por Alas­ka, el Me­di­te­rrá­neo, Eu­ro­pa, Le­jano Orien­te y Emi­ra­tos Ára­bes,”, sub­ra­ya.

Lue­go, de­be te­ner en cuen­ta que mu­chos de es­tos via­jes va­rían se­gún temporadas y, por lo tan­to, no es­tán dis­po­ni­bles to­do el año. La du­ra­ción del cru­ce­ro es una de­ci­sión im­por­tan­te, se pue­den ha­cer des­de 3 días has­ta 14.

No de­be des­cui­dar los trá­mi­tes pa­ra la do­cu­men­ta­ción re­que­ri­da. En cuan­to a los vi­sa­dos ne­ce­sa­rios, Mart­ha Roa ex­pli­ca: “mu­chos cru­ce­ros re­quie­ren so­lo el pa­sa­por­te o un ti­po de vi­sa. La in­mi-

LOS CRU­CE­ROS ES­TÁN SIM­PLI­FI­CAN­DO LA FOR­MA DE HA­CER TU­RIS­MO. LO LLE­VAN A CO­NO­CER VA­RIOS DES­TI­NOS SIN ES­CA­LAS, NO NE­CE­SI­TA REAR­MAR SU MA­LE­TA AL LLE­GAR A CA­DA PA­RA­DA Y LO ME­JOR, BRIN­DAN IN­FI­NI­DAD DE PO­SI­BI­LI­DA­DES DE EN­TRE­TE­NI­MIEN­TO DEN­TRO DEL BU­QUE.

gra­ción se ha­ce so­lo al in­gre­sar por pri­me­ra vez al bar­co y lue­go cuan­do lo aban­do­na­mos de­fi­ni­ti­va­men­te. Hay muy po­cas ex­cep­cio­nes don­de se ne­ce­si­ta más de un vi­sa­do”.

El va­lor es otro in­te­rro­gan­te, pa­ra al­gu­nos po­ten­cia­les pa­sa­je­ros la ex­pe­rien­cia se per­ci­be co­mo cos­to­sa. “La ca­bi­na pa­ra una pa­re­ja cues­ta al­re­de­dor de 2000 dó­la­res, es de­cir en­tre 900 y 1000 dó­la­res por per­so­na. Es­to pa­ra el cru­ce­ro de Pull­man­tur que sa­le des­de Car­ta­ge­na”, acla­ra Ma­ría Ele­na Abe­llo, agen­te de via­jes de Via­nor­te. El va­lor va­ría de acuer­do con la tem­po­ra­da, el re­co­rri­do y el ti­po de ha­bi­ta­ción que eli­ja, pa­ra sa­ber más con­sul­te con un ase­sor es­pe­cia­li­za­do.

Hay que te­ner en cuen­ta que ge­ne­ral­men­te las na­vie­ras co­bran un so­lo va­lor que in­clu­ye el hos­pe­da­je den­tro del bu­que, el en­tre­te­ni­mien­to, la ali­men­ta­ción y, en al­gu­nas oca­sio­nes, las be­bi­das. Cos­tos re­la­cio­na­dos a los tras­la­dos des­de y ha­cia el puer­to de sa­li­da, que en al­gu­nos ca­sos im­pli­ca ad­qui­rir ti­que­tes aé­reos, no es­tán con­tem­pla­dos, así co­mo tam­po­co las ex­cur­sio­nes o com­pras.

Hay va­rias na­vie­ras pa­ra es­co­ger, una ex­pe­rien­cia dis­tin­ta la brin­da Dis­ney Crui­se Li­ne, que co­mo su nom­bre lo di­ce car­ga a bor­do to­da la ma­gia del uni­ver­so de Mic­key Mou­se. “Es una gran op­ción pa­ra las fa­mi­lias con ni­ños” acon­se­ja Jo­nat­han Fron­ta­do, re­la­cio­nis­ta pú­bli­co de la com­pa­ñía.

La fan­ta­sía de es­te mun­do ani­ma­do se per­ci­be en ca­da de­ta­lle. “Es co­mo te­ner el en­tre­te­ni­mien­to de nues­tros par­ques te­má­ti­cos en al­ta­mar”, di­ce Fron­ta­do an­tes de ex­pli­car que ofre­cen en­tre­te­ni­mien­to al ni­vel de Broad­way, ce­nas show y has­ta ci­ne 3D.

Otro ti­po de ex­pe­rien­cia pro­po­ne Nor­we­gian Crui­se Li­ne, que le apun­ta al des­can­so ma­du­ro don­de el lu­jo es prio­ri­dad. “Las apues­tas más fuer­tes son ha­cia el en­tre­te­ni­mien­to y la gas­tro­no­mía”, afir­ma Mart­ha Roa, re­pre­sen­tan­te de ven­tas pa­ra Co­lom­bia. Se pue­den dis­fru­tar en­tre 14 y 16 pro­pues­tas gas­tro­nó­mi­cas dis­tin­tas abor­do, sir­ven des­de ro­di­zio has­ta sus­hi. Las ac­ti­vi­da­des de es­par­ci­mien­to tam­po­co des­lu­cen, cuen­tan en­tre los es­pec­tácu­los el de Blue Man Group, muy aplau­di­do en su ver­sión en tie­rra fir­me, pre­sen­ta­da en Las Ve­gas.

Un cru­ce­ro es una ex­pe­rien­cia de tu­ris­mo dis­tin­ta, pre­sen­ta múl­ti­ples des­ti­nos y re­la­ja­ción to­tal.

Cuén­ta­nos cuál es tu can­ción fa­vo­ri­ta: Es­cri­be a re­vis­ta.si@el­he­ral­do.co

Más allá de su­mer­gir­se en cuer­pos de agua, bu­cear re­sul­ta co­mo una ac­ti­vi­dad re­crea­ti­va, que al mis­mo tiem­po re­la­ja con los sua­ves so­ni­dos que ofre­ce la na­tu­ra­le­za en las pro­fun­di­da­des.

Co­no­cer có­mo trans­cu­rre la vi­da ma­ri­na es la opor­tu­ni­dad que ofre­cen es­cue­las de bu­ceo y pro­fe­sio­na­les en el Ca­ri­be, que pro­mue­ven la con­ser­va­ción del me­dio am­bien­te.

“El pri­mer curso de bu­ceo se ha­ce des­de los 10 años cum­pli­dos, pe­ro tam­bién es­tá el Bub­ble­ma­ker, una op­ción pa­ra ni­ños de 8 años que les per­mi­te bu­cear a má­xi­mo dos me­tros de pro­fun­di­dad con tan­que guia­do por su ins­truc­tor”, ex­pli­ca Isabel Gi­ral­do, di­rec­to­ra de la es­cue­la Car­ta­ge­na Di­vers.

Al bu­cear con res­pon­sa­bi­li­dad, si­guien­do al pie de la le­tra ca­da una de las ins­truc­cio­nes del guía, es po­si­ble que no exis­ta nin­gún ries­go.

“Las res­tric­cio­nes son pa­ra las per­so­nas que pa­de­cen pro­ble­mas car­día-

Los bu­ques de Dis­ney Crui­se Li­ne se ins­pi­ran en la for­ma en que lu­cían los trans­atlán­ti­cos de prin­ci­pios del si­glo pa­sa­do. | Fo­tos: Cortesía

Nor­we­gian Crui­se Li­ne pin­ta los bar­cos de su flo­ta con mo­ti­vos ma­ri­nos. La ex­ce­len­te co­mi­da (de­re­cha) es su especialidad.

KE­VIN FLÓ­REZ EN TRU­CU­PEY: Hoy, 30 de ma­yo, el fe­nó­meno de la cham­pe­ta se pre­sen­ta­rá en Tru­cu­pey (Centro co­mer­cial Por­tal del Pra­do, ter­cer pi­so). So­na­rán can­cio­nes co­mo ‘La in­vi­té’, ‘Mi nue­va ve­ci­na’, ‘Ya no hay amor’ y, por su­pues­to, ‘Tí­pi­ca Mu­jer’, senc

Nicky Jam pro­po­ne el te­ma ‘Tra­ve­su­ras’.

PLA­YA VERANO CON DE LA GHET­TO: No hay me­jor for­ma pa­ra dar­le la bien­ve­ni­da a las vacaciones que asis­tien­do, es­te do­min­go, al con­cier­to múl­ti­ple en La­gu­na Mar (Sa­ba­ni­lla). Ade­más del can­tan­te neo­yor­quino es­ta­rán Young F y Carly Way & El Ove­ja. Ha­brá ac­ti­vi

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.