Un es­ce­na­rio mun­dia­lis­ta, SAL­VA­DOR

DE BAHÍA

Si - - Hay Paseo -

der su tí­tu­lo an­te el se­lec­cio­na­do ho­lan­dés.

Pe­ro esa se­de es más que fút­bol, la ciu­dad capital del es­ta­do de Bahía res­pi­ra di­ver­si­dad.

Con­si­de­ra­da una de las ciu­da­des más an­ti­guas de las Amé­ri­cas, fue des­cu­bier­ta en 1500 por Pe­dro Ál­va­res Ca­bral. Per­ma­ne­ció co­mo la pri­me­ra capital de Bra­sil has­ta 1763 y uno de sus prin­ci­pa­les puer­tos co­mer­cia­les. Pos­te­rior­men­te, fue de­cli­nan­do esa po­si­ción pe­ro hoy se eri­ge co­mo uno de los prin­ci­pa­les pun­tos tu­rís­ti­cos del país ve­cino.

Son va­rias las ra­zo­nes

ES­TA ES UNA DE LAS 12 CIU­DA­DES BRA­SI­LE­RAS QUE ACO­GE­RÁN LOS PAR­TI­DOS DEL MUN­DIAL DE FÚT­BOL 2014. ES APRE­CIA­DA POR SUS PLA­YAS, SU CAR­NA­VAL Y SUS MÁ­GI­COS VES­TI­GIOS CO­LO­NIA­LES.

que con­vier­ten a Sal­va­dor, co­mo se le co­no­ce, en un lu­gar de tu­ris­mo de pri­mer ni­vel. Se cuen­tan sus pla­yas, es­pe­cial­men­te la de Por­to da Ba­rra, ele­gi­da por el pe­rió­di­co in­glés The Guar­dian co­mo la ter­ce­ra me­jor del mun­do en 2007.

Otro atrac­ti­vo es el car­na­val, que no de­be con­fun­dir­se con el de la cer­ca­na Río de Janeiro, se ce­le­bra en los pri­me­ros me­ses del año y tie­ne ré­cord Gui­ness por ser el más con­cu­rri­do, con 4 mi­llo­nes de per­so­nas ce­le­bran­do en un pe­rí­me­tro de 20 ki­ló­me­tros.

Su área co­lo­nial es una de per­ma­nen­te vi­si­ta, ya que al ser una de las pri­me­ras ciu­da­des fun­da­das en la Co­lo­nia, le so­bre­vi­ven ma­ra­vi­llo­sas edi­fi­ca­cio­nes. Tam­bién es­tá el ele­va­dor La­cer­da que sir­ve de co­ne­xión en­tre la par­te al­ta y la par­te ba­ja de la ciu­dad, ya que es­ta fue edi­fi­ca­da en un es­pi­ga­do ba­rran­co.

Otro de sus atrac­ti­vos es su gen­te, “hay una gran he­ren­cia afri­ca­na”, di­ce el ba­rran­qui­lle­ro Wi­lliam Gon­zá­lez, quien vi­si­tó la ciu­dad a fi­na­les del año pa­sa­do. Ese le­ga­do se res­pi­ra en las ca­lles y por eso no sor­pren­de ver a mu­je­res ves­ti­das a la usan­za tra­di­cio­nal que re­cuer­da a los pri­me­ros po­bla­do­res Yo­ru­bas.

En­ci­ma de cual­quier co­sa, es­te lu­gar es el en­cuen­tro de cul­tu­ras. Pues­to en pa­la­bras de otra tu­ris­ta, Adria­na Valera: “Es­tar en Sal­va­dor de Bahía, es te­ner la po­si­bi­li­dad de pro­bar un po­co de la ma­jes­tuo­si­dad de La­ti­noa­mé­ri­ca, es de­jar­se per­mear por la ge­ne­ro­si­dad de su gen­te y sa­ber que su ex­ten­sión es his­to­ria, mis­te­rio y en­can­to de he­ren­cia afri­ca­na”.

Are­na Fron­te No­va es el es­ta­dio que aco­ge­rá los di­ver­sos com­pro­mi­sos del Mun­dial en Sal­va­dor, se­rán seis en to­tal.

MA­GIA CO­LO­NIAL: El centro his­tó­ri­co de Sal­va­dor (arri­ba, iz­quier­da) es un te­so­ro ar­qui­tec­tó­ni­co que con­ser­va las edi­fi­ca­cio­nes eri­gi­das du­ran­te la Co­lo­nia. No pue­de de­jar de pro­bar el ‘aca­ra­je’, una fri­tu­ra a ba­se de fri­jol (arri­ba). La Igle­sia Nos­so Senh

UN CAM­PEO­NA­TO MUN­DIAL DE FÚT­BOL NO SE VI­VE TO­DOS LOS DÍAS POR ESO, ES BUENO AR­MAR­SE DE RE­CUER­DOS QUE LO CON­ME­MO­REN. AQUÍ, UNA GUÍA CON LO MÁS ATRAC­TI­VO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.