VINO

El pla­cer de una co­pa de

Si - - Hay Hobby - POR IN­GUEL DE LA RO­SA VEN­CE

Louis Pasteur de­cía que “el vino es la más sa­na e hi­gié­ni­ca de las be­bi­das”, tal vez por la na­tu­ra­li­dad del pro­ce­so que ha­ce de un ju­go de uvas fer­men­ta­do, un buen “es­ti­mu­lan­te y va­so­di­la­ta­dor que au­men­ta el to­rren­te san­guí­neo y oxi­ge­na el or­ga­nis­mo pa­ra un me­jor desem­pe­ño fí­si­co”, se­gún in­for­ma Juan Mar­tí­nez, chef su­mi­ller de Si­ba­ris Wi­ne Bar en Car­ta­ge­na.

Si en pleno si­glo XXI us­ted es apá­ti­co a es­tas be­bi­das, pa­ra el su­mi­ller Hands Pe­ni­che aún es­tá a tiem­po de su­mer­gir­se en es­te mun­do, so­lo es cues­tión de “per­der­le el mie­do a una nue­va ex­pe­rien­cia” y de­jar­se tra­mar por los in­ten­sos y afru­ta­dos sa­bo­res de una bue­na co­pa de vino.

“An­tes de lle­gar al vino tin­to, hay que ini­ciar con uno sua­ve al pa­la­dar, co­mo los blan­cos y ro­sa­dos que son más dul­ces, se­mi­se­cos y con po­co cuer­po”, su­gie­re el ge­ren­te re­gio­nal de John Restrepo y Cía.

Es usual que al leer la eti­que­ta en­cuen­tre: “con­sú­ma­se a tem­pe­ra­tu­ra

Lue­go in­ha­le pro­fun­da­men­te la co­pa pa­ra per­ci­bir la in­ten­si­dad y la fa­mi­lia aro­má­ti­ca.

Pa­ra al­gu­nos, las ‘pier­nas’ in­di­can la ca­li­dad, pa­ra otros sim­ple­men­te el ni­vel de al­cohol y de azú­car.

De­gus­te por sí mis­mo el dul­zor, el cuer­po del vino, su ba­lan­ce y per­sis­ten­cia en la bo­ca.

Exa­mi­ne la co­pa a con­tra­luz pa­ra ver co­lor, bri­llos y lim­pi­dez del vino. Há­ga­lo me­near pa­ra ob­ser­var la den­si­dad o flui­dez que po­see la be­bi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.