PLA­YA CRIS­TAL

La ma­gia del océano en

Si - - Hay Paseo - POR DA­NIE­LLA HER­NÁN­DEZ ABE­LLO

Pa­ra los que quie­ren co­no­cer otra ca­ra del Par­que Tay­ro­na, hay di­ver­sos es­pa­cios pa­ra dis­fru­tar de sus es­pec­ta­cu­la­res ri­que­zas. Ha­bla­mos de un área de es­ta cer­ca­na re­ser­va, a ape­nas me­dia ho­ra de San­ta Mar­ta, don­de se pue­de en­con­trar una pla­ya cris­ta­li­na que na­da tie­ne que en­vi­diar­le a las más co­ti­za­das del Ca­ri­be, se tra­ta de Pla­ya Cris­tal.

Así co­mo el em­ble­má­ti­co sec­tor de Arre­ci­fe, la re­ser­va tie­ne una se­rie de bahías con pa­ra­di­sia­cas pla­yas, en­tre es­tas la que men­cio­na­mos arri­ba. Pa­ra lle­gar, so­lo bas­ta con to­mar un cor­to via­je has­ta el in­gre­so del par­que, que es el mis­mo pa­ra lle­gar a Ne­guan­je. Re­cuer­de que de­be pa­gar unas do­na­cio­nes a la en­tra­da, $14.500 por adul­to y $7.500 por ni­ño. Adi­cio­nal a eso de­be­rá can­ce­lar una ta­ri­fa pa­ra in­gre­sar su vehícu­lo, $11.000 en la ca­so de los ca­rros y $7.500 pa­ra las mo­tos.

Des­de la por­te­ría de in­gre­so hay un via­je de 15 mi­nu­tos has­ta la pla­ya de Gai­ra­ca, lue­go de pa­sar es­te puerto en­con­tra­rá un mi­ra­dor que le mues­tra

im­pre­sio­nan­tes vis­tas de la bahía en to­nos azul tur­que­sa. Des­pués de ahí tar­da­rá otro cuar­to de ho­ra más en lle­gar has­ta Ne­guan­je, con­duz­ca con cal­ma ya que la vía no es­tá pa­vi­men­ta­da.

Aun­que hay quie­nes se que­dan en Ne­guan­je, la ver­da­de­ra atrac­ción se en­cuen­tra tras un bre­ve re­co­rri­do en bar­co, no ma­yor a cin­co mi­nu­tos. El tras­la­do cues­ta $60.000 y la em­bar­ca­ción tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra 10 per­so­nas.

Pue­de so­nar co­mo un via­je dis­pen­dio­so, pe­ro se jus­ti­fi­ca al en­con­trar­se con la pla­ya de are­na blan­ca y agua tur­que­sa. Allí pue­de al­qui­lar una car­pa por $25.000 o si­llas a $5.000, ca­da una.

Su es­tan­cia no es­tá com­ple­ta si no or­de­na un al­muer­zo con pes­ca­do fres­co, pre­pa­ra­do por las ma­nos de las co­ci­ne­ras que tie­nen res­tau­ran­tes allí.

Lue­go de ha­ber dis­fru­ta­do –y re­po­sa­do- un gran ban­que­te pue­de apro­ve­char las atrac­cio­nes dis­po­ni­bles. Son muy ape­te­ci­das las jor­na­das careteo o snor­ke­ling guia­das por per­so­nal ca­pa­ci­ta­do que lo in­tro­du­ci­rán a las ri­que­zas que se en­cuen­tran en es­tas aguas.

Pe­ro si lo que bus­ca es un plan des­can­sa­do, pue­de apro­ve­char el tiem­po pa­ra bron­cear­se mien­tras sor­be un co­co lo­co o pi­ña co­la­da, pre­pa­ra­dos por los na­ti­vos que lo re­ci­ben en esa lo­ca­ción tu­rís­ti­ca.

Va­le la pe­na re­ga­lar­se es­ta es­ca­pa­da, co­no­cien­do es­ta ma­ra­vi­llo­sa pla­ya del Mag­da­le­na en­ten­de­rá por­qué se di­ce que es­ta re­gión es due­ña de la bahía más lin­da de Amé­ri­ca.

LO IN­VI­TA­MOS A DES­CU­BRIR UNA DE LAS PLA­YAS MÁS AGRA­DA­BLES Y APA­CI­BLES DE LA RE­GIÓN. A 30 MI­NU­TOS DE SAN­TA MAR­TA SE EN­CUEN­TRA ES­TE BAL­NEA­RIO CON EN­CAN­TO NA­TU­RAL.

An­tes de lle­gar, vi­si­te el mi­ra­dor que re­ga­la im­po­nen­tes vis­tas del Océano Atlán­ti­co, es una lo­ca­ción per­fec­ta pa­ra to­mar fo­to­gra­fías de pai­sa­jes na­tu­ra­les. | Fo­tos: Cor­te­sía

Mu­chas per­so­nas vi­si­tan Pla­ya Cris­tal pa­ra ha­cer ‘snor­ke­ling’.

Las aguas son tran­qui­las y apa­ci­bles, Pla­ya Cris­tal es una pis­ci­na na­tu­ral.

De­be to­mar un via­je en lan­cha des­de Ne­guan­je, a la lan­cha le ca­ben diez per­so­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.