Sa­bor im­po­nen­te

Si - - Hay Restaurante - POR DA­NIE­LLA HERNÁNDEZ ABE­LLO

Car­ta­ge­na se ha cons­ti­tui­do en un des­tino gas­tro­nó­mi­co, con ca­da vez más y me­jo­res pro­pues­tas pa­ra el dis­fru­te de los co­men­sa­les. Con el áni­mo de se­guir for­ta­le­cien­do la pro­yec­ción de es­te mer­ca­do abrió sus puer­tas Bo­ka, en el sec­tor de Bocagrande. Se tra­ta de una apues­ta por co­ci­na internacional en un sec­tor de La He­roi­ca don­de es­te ti­po de al­ter­na­ti­vas son es­ca­sas.

“No ha­bía un si­tio don­de se sir­vie­ra co­mi­da internacional a los co­men­sa­les con un di­se­ño mo­derno y ele­gan­te”, des­cri­be Mó­ni­ca Es­pi­no­sa, pro­pie­ta­ria del nue­vo res­tau­ran­te. La em­pre­sa­ria vie­ne de una fa­mi­lia don­de se do­mi­na la gas­tro­no­mía, es her­ma­na de la cé­le­bre chef Leo­nor Es­pi­no­sa.

Acla­ra, sin em­bar­go, que el desa­rro­llo de la car­ta ori­gi­nó en las ex­pe­rien­cias de ella y su es­po­so, quie­nes cons­tru­ye­ron una pro­pues­ta ba­sa­da en sus via­jes

CON UNA PRO­PUES­TA INTERNACIONAL, EN DON­DE SE PUE­DEN DIS­FRU­TAR CAR­NES A LA PA­RRI­LLA Y SA­BO­RES ME­DI­TE­RRÁ­NEOS, LLE­GA BO­KA, UN RES­TAU­RAN­TE QUE PRO­ME­TE CAM­BIAR LA FOR­MA CO­MO SE VI­VE LA GAS­TRO­NO­MÍA EN CAR­TA­GE­NA.

y pre­fe­ren­cias. “Tam­bién ayu­dó el equi­po de tra­ba­jo que te­ne­mos en el res­tau­ran­te”, com­ple­men­ta.

Aun­que el menú es un via­je a tra­vés de un cri­sol de sa­bo­res y sa­zo­nes, Mó­ni­ca re­co­no­ce que uno de los pun­tos fuertes es la co­ci­na me­di­te­rrá­nea, una es­pe­cia­li­dad que pre­va­le­ce en la car­ta de M, su otro res­tau­ran­te. Es­ta in­fluen­cia es es­pe­cial­men­te no­to­ria en la se­lec­ción de en­tra­das don­de hay be­ren­je­nas con­fi­ta­das y va­rie­da­des de car­pac­cios.

Si us­ted bus­ca co­no­cer la au­tén­ti­ca ca­ra de Bo­ka, di­ri­ja su mi­ra­da a la ofer­ta de pa­rri­lla que hay en el menú. Pa­ra la pro­pie­ta­ria, una de las fa­ce­tas más fuertes de es­ta pro­pues­ta. El pla­to es­te­lar del menú, el chu­le­tón de cer­do, se en­cuen­tra en­tre las op­cio­nes y rá­pi­da­men­te se ha con­ver­ti­do en un fa­vo­ri­to del pú­bli­co. Confitado en acei­te y hier­bas du­ran­te ocho ho­ras, es­te pla­to es una re­com­pen­sa pa­ra los sen­ti­dos, no so­lo por el aro­má­ti­co sa­bor de la car­ne sino por el con­tras­te de la cor­te­za cro­can­te y el sua­ve in­te­rior. A eso se su­ma el pla­cer vi­sual que da ver una im­po­nen­te pie­za que se eri­ge so­bre el pla­to, acom­pa­ña­do de al­go tan crio­llo co­mo bo­llo de maíz, sa­bo­ri­za­do con que­so sa­la­do y ajíes.

Pe­se a te­ner sa­bo­res de Eu­ro­pa, Asia y Es­ta­dos Uni­dos, Bo­ka tam­bién se abre an­te es­pe­cia­li­da­des más nues­tras. De ahí que una de las en­tra­das más so­li­ci­ta­das sean unas are­pas fri­tas re­lle­nas de car­ne o un car­pac­cio de pes­ca­do blan­co en re­duc­ción de gua­ya­ba agria. “Bus­ca­mos re­co­ger pla­tos clá­si­cos y po­ner­les un ‘to­que­si­to’ mo­derno”, ase­gu­ra Es­pi­no­sa.

Otro de­ta­lle que es­tá en bo­ca de to­dos es el di­ver­ti­do am­bien­te que ofre­cen al caer la no­che. Los vier­nes y sá­ba­dos tie­nen mú­si­ca en vi­vo don­de se al­ter­nan so­ni­dos de jazz y mú­si­ca an­glo que bus­can trans­por­tar al co­men­sal al am­bien­te de un so­fis­ti­ca­do bar en Nue­va York. “Nos gus­ta que la gen­te lle­gue, se to­me un coc­tel, pi­que al­go y dis­fru­te en bue­na com­pa­ñía”, acon­se­ja la pro­pie­ta­ria Mó­ni­ca Es­pi­no­sa.

CHU­LE­TÓN DE CER­DO CONFITADO CON HIER­BAS

PLA­TOS ES­TRE­LLA: De acuer­do con Mó­ni­ca Es­pi­no­sa, los ra­vio­lis de sal­món ahu­ma­do son muy so­li­ci­ta­dos, tam­bién el ri­sot­to de se­tas. | Fotos Cortesía DI­REC­CIÓN: Ca­rre­ra 3 No. 7-133, Car­ta­ge­na

QUÉ: Ca­lle 6 No. 3 - 24, Car­ta­ge­na

DÓN­DE: Ca­rre­ra 2 No. 6-53, Car­ta­ge­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.