Fuer­za y tino A LA CES­TA

Si - - Hay Hobby - POR IN­GUEL DE LA RO­SA VEN­CE

El ba­lon­ces­to es una muy bue­na ac­ti­vi­dad pa­ra man­te­ner el cuer­po y la men­te sa­na, ade­más, ayu­da al cre­ci­mien­to, en el ca­so de los ni­ños, y pro­mue­ve la in­ter­ac­ción.

“Por tra­tar­se de un de­por­te co­lec­ti­vo in­vi­ta a la so­cia­bi­li­za­ción”, ex­pre­sa Ro­nald Be­rrío Mu­ñoz, li­cen­cia­do en Edu­ca­ción Fí­si­ca, quien des­de su for­ma­ción aca­dé­mi­ca re­co­no­ce la ne­ce­si­dad del con­tac­to ca­ra a ca­ra, ca­da vez más es­ca­so en es­te nue­vo mun­do di­gi­tal.

Cual­quier per­so­na pue­de adop­tar es­ta dis­ci­pli­na y prac­ti­car “has­ta cua­tro ve­ces a la se­ma­na, du­ran­te una o dos ho­ras”, pa­ra ad­qui­rir acon­di­cio­na­mien­to fí­si­co.

“No es ne­ce­sa­rio ser al­to, so­lo hay que desa­rro­llar ha­bi­li­da­des es­pe­cí­fi­cas: ve­lo­ci­dad, ‘sal­ta­bi­li­dad’, tino y fuer­za”, ano­ta el coor­di­na­dor de la academia Los Ca­cho­rros.

El cli­ma no es ex­cu­sa pa­ra de­jar de ves­tir una ca­mi­si­lla y una pan­ta­lo­ne­ta hol­ga­da, y ju­gar en las can­chas ha­bi­li­ta­das al ai­re li­bre.

El Par­que Venezuela, el Su­ri Sal­ce­do, el de la Elec­tri­fi­ca­do­ra y la can­cha Los Ca­cho­rros son al­gu­nos de los es­ce­na­rios en Ba­rran­qui­lla a los que pue­de acu­dir con sus ami­gos, a par­tir de las 5 de la tar­de si quie­re evi­tar la ex­po­si­ción al sol.

“Ini­cie con un ca­len­ta­mien­to de 10 a 15 mi­nu­tos pa­ra evi­tar le­sio­nes por mo­vi­mien­tos brus­cos. Ejer­ci­te las ar­ti­cu­la­cio­nes, ha­ga fle­xio­nes cor­tas de pier­nas, sal­tos cor­tos y tro­te sua­ve”, re­co­mien­da en el en­tre­na­dor.

Al fi­nal, agre­ga, es bueno rea­li­zar un es­ti­ra­mien­to em­pe­zan­do por el tren su­pe­rior has­ta lle­gar al tren in­fe­rior del cuer­po. PA­SO A PA­SO. Si prac­ti­ca­rá es­te de­por­te por pri­me­ra vez, ini­cie con “lan­za­mien­tos a cor­ta dis­tan­cia, do­ble rit­mo –dos pa­sos de apro­xi­ma­ción al aro– y em­pie­ce con un par­ti­do de uno con­tra a uno pa­ra apren­der a ata­car y de­fen­der en un jue­go co­lec­ti­vo”, ex­pli­ca.

CON­SI­DE­RA­DO UNO DE LOS DE­POR­TES MÁS COM­PLE­TOS, EL BA­LON­CES­TO ES UNA AC­TI­VI­DAD RE­CO­MEN­DA­DA PA­RA MAN­TE­NER­SE EN FOR­MA Y CREAR LA­ZOS DE AMIS­TAD. TINO Y VE­LO­CI­DAD SON HA­BI­LI­DA­DES CLA­VE PA­RA JU­GAR CON DES­TRE­ZA.

Mo­da­li­da­des in­for­ma­les

En los par­ques es muy co­mún ju­gar al ‘3x3’: tres ju­ga­do­res que ata­can y tres más que de­fien­den, en me­dia can­cha. Sue­len ju­gar a sie­te ca­nas­tas, es de­cir, ga­na el pri­mer equi­po que com­ple­te las sie­te ces­tas. Otra mo­da­li­dad en las can­chas al ai­re li­bre es la de ‘21 ces­tas’, aquí tam­bién ga­na el pri­mer equi­po que en­ces­te el ba­lón 21 ve­ces.

In­du­men­ta­ria de­por­ti­va

El ba­lon­ces­to de­be ju­gar­se con ca­mi­sa sin man­gas pa­ra no li­mi­tar el mo­vi­mien­to de los bra­zos, y bo­tas con amor­ti­gua­ción pa­ra evi­tar le­sio­nes de to­bi­llo por tor­ce­du­ras y de ro­di­lla por el im­pac­to. Mu­chos tam­bién op­tan por pan­ta­lo­ne­tas has­ta la ro­di­lla pa­ra se­guir la mo­da del ícono Mi­chael Jor­dan.

«Me gus­ta por­que me dis­trae, so­cia­bi­li­zo y le doy ejem­plo a mis hi­jos de dis­ci­pli­na» GIO­VAN­NI GUE­RRE­RO Ju­ga­dor afi­cio­na­do «Es­to es dis­ci­pli­na y sa­lud, ayu­da a la mo­tri­ci­dad, a ha­cer crea­ti­vos y a desa­rro­llar ha­bi­li­dad men­tal» HA­BIT BER­MÚ­DEZ En­tre­na­dor

“Bueno, ¿y dón­de es­tá esa ‘ ben­di­ta cu­cha­ra’, ve?”. La fra­se, po­pu­lar­men­te pro­nun­cia­da por las abue­las cuan­do es­tán co­ci­nan­do y se les pier­de es­te uten­si­lio in­dis­pen­sa­ble en la la­bor, fue la ins­pi­ra­ción del ba­rran­qui­lle­ro Gon­za­lo Gua­rín pa­ra dar­le nom­bre al es­ta­ble­ci­mien­to de su pro­pie­dad que fun­cio­na en la ca­lle 75 con ca­rre­ra 49C, en el nor­te de Ba­rran­qui­lla.

Ben­di­ta cu­cha­ra es un res­tau­ran­te de co­mi­da ca­se­ra que abrió sus puer­tas al pú­bli­co des­de el 16 de ju­nio pa­sa­do, ba­jo el con­cep­to de “en­con­trar un lu­gar en el que te sir­van to­dos los días los pla­tos que siem­pre te ha pre­pa­ra­do tu abue­li­ta”.

De es­ta ma­ne­ra lo de­fi­ne Shir­ley Oje­da, ad­mi­nis­tra­do­ra del si­tio, quien ex­pli­ca que, te­nien­do en cuen­ta que las abue­li­tas se han ca­rac­te­ri­za­do por brin­dar­le una par­ti­cu­lar sa­zón a re­ce­tas co­mo la len­gua en sal­sa o la car­ne en pos­ta, ese es el mis­mo que se le im­pri­me a las co­mi­das del es­ta­ble­ci­mien­to.

Jus­ta­men­te es­tos dos, de acuer­do con Shir­ley, son los pla­tos más ape­te­ci­dos por los co­men­sa­les que fre­cuen­tan el lu­gar, por eso siem­pre es­tán pre­sen­tes en la car­ta.

La me­cá­ni­ca ma­ne­ja­da en Ben­di­ta cu­cha­ra con­sis­te en “ar­mar tu menú”. Pa­ra ello se pre­sen­tan 8 al­ter­na­ti­vas de pro­teí­na, 3 ti­pos de arroz pa­ra es­co­ger su fa­vo­ri­to, 2 cla­ses de en­sa­la­da, op­ción en­tre so­pa y cre­ma y 2 ti­pos de com­ple­men­to pa­ra se­lec­cio­nar el de su ma­yor agra­do. To­do en can­ti­da­des con­si­de­ra­bles, co­mo en ca­sa de la abue­la.

“Así co­mo es ra­ro que tu abue­li­ta te pon­ga ga­seo­sa con el al­muer­zo, no­so­tros siem­pre re­co­men­da­mos los ju­gos na­tu­ra­les pa­ra acom­pa­ñar las co­mi­das”, agre­ga Shir­ley.

Gon­za­lo Gua­rín cui­dó ca­da de­ta­lle pa-

Abier­to de lu­nes a vier­nes de 11 a.m. a 3 p.m. Los sá­ba­dos y do­min­gos de 11 a.m. a 5 p.m.

Ca­li­bre el ba­lón a 7 li­bras de pre­sión. | Fotos Or­lan­do Amador

| Fotos Or­lan­do Amador

DÓN­DE: ca­rre­ra 43 70 - 24 y ca­lle 84 # 51 - 32

DÓN­DE:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.