Co­mi­da rá­pi­da con to­que gour­met en MAN­HAT­TAN

Si - - Hay Restaurante - POR LI­NA OROZ­CO MONTESINO

Al­de­mar Cor­zo siem­pre ha si­do un enamo­ra­do de la cul­tu­ra es­ta­dou­ni­den­se y ese fue pre­ci­sa­men­te el con­cep­to que qui­so ma­ne­jar en Man­hat­tan, el res­tau­ran­te de su pro­pie­dad ubi­ca­do en ca­rre­ra 43 con ca­lle 80, en el nor­te de Ba­rran­qui­lla.

El es­ta­ble­ci­mien­to na­ció co­mo un pro­yec­to de au­la cuan­do Al­de­mar es­tu­dia­ba en una academia de co­ci­na de la ca­pi­tal atlan­ti­cen­se, idea que ma­te­ria­li­zó en oc­tu­bre de es­te año, con la aper­tu­ra del lo­cal.

Sus pa­dres son re­co­no­ci­dos en el ne­go­cio de la gas­tro­no­mía por el área de la pa­rri­llas, por lo que él de­ci­dió in­no­var con la crea­ción de una car­ta de co­mi­das rá­pi­das, con un to­que gour­met.

De acuer­do con Al­de­mar, la ham­bur­gue­sa es sin du­da la es­pe­cia­li­dad del res­tau­ran­te; tam­bién se des­ta­can otros pro­duc­tos co­mo los sánd­wich, los pe­rros ca­lien­tes y ex­qui­si­tas en­tra­das.

“Te­ne­mos 11 ti­pos de ham­bur­gue­sas, in­clui­da una fit­ness pa­ra las per­so­nas que desean cui­dar su ali­men­ta­ción, aun­que la más ape­te­ci­da es la que lle­va el mis­mo nom­bre del lo­cal, la Man­hat­tan. Ade­más te­ne­mos una re­lle­na de cho­ri­zo es­pa­ñol, muy de­li­cio­sa, la Ham­pton, que trae ca­ma­ro­nes; y la Cen­tral Park, que trae pi­men­to­nes ver­des y ro­jos”, des­cri­be.

Lo más im­por­tan­te, de acuer­do con Al­de­mar, es que ca­da una tie­ne su to­que di­fe­ren­cia­dor. “Yo co­jo el pla­to y co­mien­zo a ju­gar con los in­gre­dien­tes y ahí uno des­cu­bre re­ce­tas sor­pren­den­tes”, in­di­ca.

Es por ello que, en sus pa­la­bras, la car­ta que ma­ne­jan es “re­ci­cla­ble”, “el que quie­re se la pue­de lle­var pa­ra su ca­sa”, di­ce en­tre ri­sas, pues pa­ra la rein­ven­ción es un pun­to im­por­tan­te en su menú, por lo que siem­pre es­tá dis­pues­to a crear nue­vos pla­tos.

Las sal­sas tam­bién son im­pres­cin­di­bles en la co­ci­na de Man­hat­tan. La de “la ca­sa” es la bar­ba­coa, crea­da por Al­de­mar, pe­ro en al­gu­nos pla­tos va­ría, co­mo en la Ham­pton bur­ger, ba­ña­da con sal­sa de ma­ra­cu­yá, o la sal­sa pi­can­te de la Bronx.

Así mis­mo pre­sen­ta­ción de los pla­tos tam­bién ocu­pan un lu­gar pri­vi­le­gia­do, pa­ra que el sa­bor en­tre pri­me­ro por los ojos de los co­men­sa­les.

Pa­ra la con­cep­ción de Man­hat­tan, el jo­ven cui­dó ca­da es­pa­cio, ca­da de­ta­lle, con el fin de pre­sen­tar un ver­da­de­ro am­bien­te neo­yor­quino. Los gra­fi­tis, la fo­to­gra­fía del Ti­mes Squa­re en la pa­red, la mú­si­ca, las lu­ces, en­tre otros ele­men­tos fue­ron per­fec­ta­men­te se­lec­cio­na­das pa­ra el lu­gar.

Al­de­mar ma­ni­fies­ta su sa­tis­fac­ción con la aco­gi­da que ha te­ni­do el si­tio du­ran­te po­co más de un mes de fun­cio­na­mien­to.

Se­gún él, que ade­más de chef es ad­mi­nis­ta­dor de em­pre­sas, la es­tra­te­gia pa­ra con­ti­nuar su po­si­cio­na­mien­to es la de se­guir mo­di­fi­can­do la car­ta por pe­rio­dos, “ca­da dos me­ses, por ejem­plo”.

El lu­gar pue­de ser re­ser­va­do pa­ra even­tos es­pe­cia­les, co­mo cum­plea­ños, des­pe­di­das y es­tá abier­to to­dos los días des­de las 5 de la tar­de.

EL RES­TAU­RAN­TE “TRANS­POR­TA” A LOS CO­MEN­SA­LES A UN AM­BIEN­TE NEO­YOR­QUINO EN EL QUE PO­DRÁN DE­GUS­TAR LOS PLA­TOS TRA­DI­CIO­NA­LES DE ES­TA CIU­DAD.

“Hey!, ¿ya fuis­te a Man­hat­tan?”, es la fra­se que bus­ca ge­ne­ral la re­cor­da­ción en el pú­bli­co asis­ten­te al lu­gar, co­mo si se tra­ta­ra de un ver­da­de­ro via­je a es­te sec­tor neo­yor­quino. El con­cep­to de Man­hat­tan es el de un gas­tro­pub, por eso los vi­si­tan­tes pue­den de­gus­tar las re­ce­tas acom­pa­ña­das de cer­ve­zas, coc­te­les, en­tre otros li­co­res. El es­ta­ble­ci­mien­to es­tá abier­to de domingo a miér­co­les has­ta las 10:30 de la no­che, jue­ves has­ta las 12 de la no­che y vier­nes y sá­ba­do has­ta la 1 de la ma­ña­na.

«Vi­ve la ex­pe­rien­cia de un lu­gar di­fe­ren­te es el le­ma que ma­ne­ja­mos pa­ra los clien­tes de Man­hat­tan». AL­DE­MAR COR­ZO Pro­pie­ta­rio del res­tau­ran­te

QUÉ: es­te pla­to con­tie­ne car­ne, to­ci­ne­ta que­so ched­dar, ce­bo­lla en aros cro­can­te, en­tre otros in­gre­dien­tes. CUÁN­TO: $16.000. El Vin Die­sel Sand­wich, uno de los pla­tos más ape­te­ci­dos del lo­cal, con­tie­ne pe­chu­ga de pa­vo, que­so ched­dar, maíz, ce­bo­lla blan­ca,

Man­hat­tan tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra 80 per­so­nas apro­xi­ma­da­men­te.

01 02 03

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.