FIES Las ve­li­tas ‘pre

Si - - Hay Aplausos - POR LI­NA OROZ­CO MONTESINO

El Día de las Ve­li­tas mar­ca el ini­cio de las ce­le­bra­cio­nes na­vi­de­ñas en el país.

En la Re­gión Ca­ri­be se acos­tum­bra a per­ma­ne­cer en ve­la des­de la no­che del 7 de di­ciem­bre has­ta la ma­dru­ga­da del 8, mo­men­to en el que son en­cen­di­das ve­las en ca­da una de las vi­vien­das, guar­dan­do de es­ta ma­ne­ra la tra­di­ción. Aun así, al­gu­nas fa­mi­lias pre­fie­ren dor­mir en la no­che y le­van­tar­se en las pri­me­ras ho­ras del 8 pa­ra lue­go acos­tar­se.

De­bi­do a las bri­sas de es­ta épo­ca del año, pa­ra cu­brir las ve­las y evi­tar que se apa­guen son uti­li­za­dos los co­no­ci­dos fa­ro­li­tos, que de pa­so sir­ven pa­ra ador­nar e im­pri­mir­le ma­gia al mo­men­to.

Los fa­ro­li­tos son ela­bo­ra­dos, en su ma­yo­ría con una es­truc­tu­ra de ma­de­ra co­mo ba­se, fo­rra­da con pa­pe­les ce­lo­fán de di­ver­sos co­lo­res, aun­que al­gu­nos di­se­ños hoy día usan so­lo ma­te­rial re­ci­cla­ble co­mo bo­te­llas de plás­ti­co.

LA SO­LEM­NI­DAD DE LA IN­MA­CU­LA­DA CON­CEP­CIÓN SE­LLA EL ARRAN­QUE DE LA TEM­PO­RA­DA NA­VI­DE­ÑA. EN BA­RRAN­QUI­LLA Y LA RE­GIÓN, LA CE­LE­BRA­CIÓN TAM­BIÉN ES­TÁ MAR­CA­DA POR LA RUM­BA.

En 1854 fue pro­gra­ma­do el dog­ma ca­tó­li­co por el cual se ce­le­bra to­dos los 8 de di­ciem­bre el Día de las Ve­li­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.