EL FIL­ME AU­TO­BIO­GRÁ­FI­CO DE UNA CI­NEAS­TA

Una pe­lí­cu­la di­ri­gi­da por la fran­ce­sa Cat­he­ri­ne Brei­llat.

Si - - Hay Cine - POR LI­NA OROZ­CO MONTESINO

Maud pa­de­ce de ic­tus he­mi­plé­gi­co, una en­fer­me­dad por la que se pa­ra­li­za la mi­tad del cuer­po, de­bi­do a un tras­torno en el ce­re­bro que al­te­ra las fun­cio­nes de cier­tas re­gio­nes del mis­mo. Como rea­li­za­do­ra au­dio­vi­sual, la mu­jer co­no­ce a Vil­ko, a quien quie­re con­tra­tar pa­ra la ela­bo­ra­ción del guion de su pró­xi­ma pe­lí­cu­la.

Maud y Vil­ko en reali­dad son los nom­bres que la ci­neas­ta fran­ce­sa Cat­he­ri­ne Brei­llat es­co­gió pa­ra na­rrar, a tra­vés de per­so­na­jes fic­ti­cios, la dra­má­ti­ca his­to­ria que ella mis­ma vi­vió con el fa­mo­so es­ta­fa­dor Ch­ris­top­he Ro­can­court.

Di­cho re­la­to sa­lió a la luz con la pu­bli­ca­ción del li­bro Abus de fai­bles­se, de Brei­llat, y, pos­te­rior­men­te, fue lle­va­do al ci­ne ba­jo su di­rec­ción, a tra­vés de un lar­go­me­tra­je ho­mó­ni­mo.

Aun­que la au­to­ra mis­ma ha in­sis­ti­do en que ni el tex­to ni la cin­ta es­tán ba- sa­dos en he­chos reales, la crí­ti­ca ad­vier­te que la na­rra­ción guar­da gran­des si­mi­li­tu­des con la tragedia per­so­nal de Brei­llat.

Pro­ta­go­ni­za­da por Isa­be­lle Hup­pert, Una re­la­ción per­ver­sa (por su tí­tu­lo en es­pa­ñol) cuen­ta las cir­cuns­tan­cias en las que Vil­ko (Ro­can­court) –per­so­na­je in­ter­pre­ta­do por Kool Shen— le ro­bó a Maud (Brei­llat) al­re­de­dor un mi­llón de eu­ros a cuen­ta del guion y su rol es­te­lar en una fa­lli­da pe­lí­cu­la: Bad lo­ve, tras ga­nar­se su con­fian­za y en­ta­blar con ella una co­ne­xión emo­cio­nal.

Al es­ta­ble­cer una ana­lo­gía en­tre la más al­ta dis­tin­ción otor­ga­da por la Aca­de­mia Ci­ne­ma­to­grá­fi­ca y el Car­na­val de Ba­rran­qui­lla, Carlos Cer­van­tes ma­ni­fies­ta que con­ver­tir­se en rey Mo­mo pa­ra él ha si­do como re­ci­bir un pre­mio Ós­car, como el má­xi­mo re­co­no­ci­mien­to a su la­bor de 48 años como ha­ce­dor en las car­nes­to­len­das, 40 de los cua­les han si­do ba­jo la fi­gu­ra del Mohi­cano Do­ra­do.

El mo­nar­ca de las fies­tas del dios Mo­mo re­co­no­ce que no ol­vi­da la sen­sa­ción que ex­pe­ri­men­tó aquel 27 de oc­tu­bre del año pa­sa­do, cuan­do aguar­da­ba a las afue­ras de la Pla­za de La Adua­na, en com­pa­ñía de otros ha­ce­do­res, pa­ra co­no­cer la de­ci­sión de la jun­ta di­rec­ti­va de Car­na­val S.A. “¡Mohi­cano!, gri­tó mi com­pa­ñe­ro que nos re­pre­sen­ta­ba en la reunión y, de in­me­dia­to, yo sen­tí al­go que me co­rrió des­de la ca­be­za has­ta el de­do gor­do del pie. Me sen­tí el hom­bre más con­ten­to del mun­do y si­go sién­do­lo”, re­la­ta.

Hoy, tres me­ses des­pués de ese mo­men­to, Carlos Cer­van­tes ma­ni­fies­ta su sa­tis­fac­ción por el pa­pel que has­ta aho­ra ha desem­pe­ña­do como la má­xi­ma au­to­ri­dad en la tem­po­ra­da car­na­va­le­ra.

“Ser el rey Mo­mo me ha per­mi­ti­do te­ner la po­tes­tad de con­ta­giar de ale­gría al pue­blo, al pú­bli­co en ge­ne­ral, esa ha si­do una de las ex­pe­rien­cias mas lin­das pa­ra mí”, ma­ni­fies­ta el ba­rran­qui­lle­ro de 65 años, que has­ta el mo­men­to ha si­do me­re­ce­dor de 20 Con­gos de Oro. En pa­la­bras del rey Mo­mo 2015, Carlos Cer­van­tes, el me­jor le­ga­do que pue­de de­jar­le a la po­bla­ción ba­rran­qui­lle­ra y al Car­na­val es sin du­da la crea­ción y con­ser­va­ción del dis­fraz ya tra­di­cio­nal del In­dio Mohi­cano Do­ra­do, que ha tras­cen­di­do con la crea­ción de la ima­gen de la dio­sa, los gue­rre­ros de Pla­ta y el au­tén­ti­co se­mi­lle­ri­to de mohi­ca­ni­tos do­ra­dos. “Es­toy se­gu­ro de que mis hi­jos, mis nie­tos, per­pe­tua­rán el dis­fraz”, in­di­ca.

CARLOS CER­VAN­TES CUEN­TA A RE­VIS­TA SÍ SU EX­PE­RIEN­CIA COMO MÁ­XI­MA FI­GU­RA DEL CAR­NA­VAL. SU CO­RO­NA­CIÓN ES ES­TA NO­CHE, EN UN EVEN­TO EN EL QUE TAM­BIÉN SE­RÁ ELE­GI­DA LA REI­NA DE REI­NAS.

‘Una re­la­ción per­ver­sa’ fue no­mi­na­da en 2013 a Me­jor Pe­lí­cu­la en el Fes­ti­val de Ci­ne de Lon­dres. DÓN­DE: Ci­ne­ma­te­ca del Ca­ri­be. CUÁN­DO: del 30 de enero al 5 de fe­bre­ro.

Carlos Cer­van­tes ha de­di­ca­do 48 de ellos a man­te­ner vi­va la tra­di­ción del Car­na­val. | Fo­tos Emi­lio Yi­di

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.