La ru­ta del sa­bor AFRO­DI­SÍA­CO

LA RE­VIS­TA DEL FIN DE SE­MA­NA

Si - - Hay Restaurantes - POR LI­NA OROZ­CO MONTESINO

Si bien no exis­te evi­den­cia cien­tí­fi­ca que lo con­fir­me, en el ima­gi­na­rio co­lec­ti­vo per­ma­ne­ce la creen­cia de que los ma­ris­cos tie­nen pro­pie­da­des afro­di­sía­cas y hay quie­nes de­fien­den a ca­pa y es­pa­da es­ta con­cep­ción.

La teo­ría es­tá sus­ten­ta­da por­que, de­bi­do al al­to con­te­ni­do de zinc, mi­ne­ral in­dis­pen­sa­ble en la crea­ción de tes­tos­te­ro­na y es­tró­geno, se in­cre­men­ta el es­tí­mu­lo se­xual en los or­ga­nis­mos. Ade­más, los ma­ris­cos con­tie­nen pro­teí­nas que, al pa­sar con ra­pi­dez a la san­gre, con­tri­bu­yen al fun­cio­na­mien­to hor­mo­nal.

En la tem­po­ra­da de Car­na­val, mu­chos co­men­sa­les pre­fie­ren de­gus­tar es­tas de­li­cias pro­ve­nien­tes del mar pa­ra sen­tir­se más mo­ti­va­dos a dis­fru­tar de los pla­ce­res de la re­la­cio­nes na­cien­tes de es­tos días, o reavi­var las ya exis­ten­tes.

La ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca de es­tos in­ver­te­bra­dos co­mes­ti­bles es am­plia, así como los lu­ga­res en Ba­rran­qui­lla don­de con­su­mir­los. Ca­ma­ro­nes, lan­gos­ti­nos, al­me­jas, os­tras, can­gre­jos y lan­gos­tas for­man par­te de la nu­tri­da lis­ta de es­ta cla­se de ali­men­tos.

Las pre­sen­ta­cio­nes de los pla­tos va­rían de acuer­do a ca­da res­tau­ran­te, pues­to que ca­da uno ha bus­ca­do la for­ma de in­no­var en las re­ce­tas ofre­ci­das y mos­trar­se como la me­jor op­ción pa­ra los exi­gen­tes pa­la­da­res ba­rran­qui­lle­ros. Co­noz­ca al­gu­nas al­ter­na­ti­vas de si­tios don­de de­lei­tar­se con es­tas de­li­cias cu­li­na­rias.

CREEN­CIAS PO­PU­LA­RES SOS­TIE­NEN QUE LOS MA­RIS­COS AU­MEN­TAN EL DE­SEO. ES­TAS SON AL­GU­NAS AL­TER­NA­TI­VAS.

LOS DE­TA­LLES: con un am­bien­te ins­pi­ra­do en la cul­tu­ra cu­ba­na y una mul­ti­pli­ci­dad de op­cio­nes cu­li­na­rias, Va­ra­de­ro pro­me­te trans­mi­tir una ex­pe­rien­cia di­fe­ren­te en los vi­si­tan­tes. “Que al co­mer pes­ca­dos y ma­ris­cos no so­lo la co­mi­da se­pa a mar, sino tam­bién

LOS DE­TA­LLES: La he­ren­cia fa­mi­liar de res­tau­ran­tes de co­mi­da de mar se ex­ten­dió a Luis Fon­se­ca, quien jun­to con Án­ge­la Ca­bre­ra, abrie­ron ha­ce un año es­te es­ta­ble­ci­mien­to. En él, los co­men­sa­les pue­den ac­ce­der a un me­nú di­ver­so de re­ce­tas gas­tro­nó­mi­cas. Un

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.