SE­MA­NA MA­YOR,

La ví­va­la como pre­fie­ra PLA­NES RE­LI­GIO­SOS

Si - - Hay Aplausos - POR LI­NA OROZ­CO MONTESINO

La Se­ma­na San­ta es, sin lu­gar a du­das, una tem­po­ra­da im­por­tan­te y bas­tan­te es­pe­ra­da por mu­chas per­so­nas ca­da año. Pa­ra los ca­tó­li­cos, es­te es un mo­men­to li­túr­gi­co en el que se con­me­mo­ra la pa­sión, muer­te y re­su­rrec­ción de Jesús, a tra­vés de di­ver­sos ri­tos en los que se in­vi­ta a la re­fle­xión y la ora­ción. Por tra­di­ción y de acuer­do con el arrai­go re­li­gio­so co­lom­biano, al­gu­nas zo­nas del país son iden­ti­fi­ca­das como te­rri­to­rios don­de, por sus ac­tos so­lem­nes, exis­te la opor­tu­ni­dad de vi­vir más in­ten­sa­men­te la Se­ma­na Ma­yor. En es­ta lis­ta se des­ta­can las ce­le­bra­cio­nes en los mu­ni­ci­pios de Mom­pox, en Bo­lí­var, y en Po­pa­yán, ca­pi­tal del de­par­ta­men­to del Cau­ca.

De igual ma­ne­ra, pa­ra es­ta épo­ca in­cre­men­tan las vi­si­tas al San­tua­rio de El Mo­rro (en Tu­ba­rá), la Ca­te­dral de Sal de Zi­pa­qui­rá (Cun­di­na­mar­ca), el Ce­rro de Mon­se­rra­te, en Bo­go­tá, y el San­tua­rio de la La­jas, en Pas­to. No obs­tan­te, hay quie­nes pre­fie­ren de­di­car es­tos días al des­can­so y la re­la­ja­ción en lu­ga­res pa­ra­di­sia­cos, so­bre to­do si se tra­ta de re­cu­pe­rar ener­gías y dis­fru­tar mo­men­tos pla­cen­te­ros con la pa­re­ja, la fa­mi­lia o los ami­gos. Den­tro de los des­ti­nos pre­di­lec­tos de los co­lom­bia­nos se en­cuen­tran, por su­pues­to, las is­las de San An­drés, Pro­vi­den­cia y San­ta Ca­ta­li­na, con un ex­ten­so lis­ta­do de atrac­cio­nes tu­rís­ti­cas pa­ra vi­si­tar. Así mis­mo, pla­yas de San­ta Mar­ta y Car­ta­ge­na, sin de­jar de la­do los sec­to­res em­ble­má­ti­cos e his­tó­ri­cos de am­bas ciu­da­des. Pa­ra quie­nes pre­fie­ren que­dar­se en ca­sa, exis­ten tam­bién va­rias op­cio­nes idea­les pa­ra apro­ve­char el tiem­po li­bre.

«Es­co­ja el plan que me­jor se aco­mo­de a sus creen­cias, a sus pre­di­lec­cio­nes y a su pre­su­pues­to».

San­tua­rio de El Mo­rro El San­tua­rio Nues­tra Se­ño­ra del Mo­rro, en Tu­ba­rá, Atlán­ti­co, es un lu­gar ideal en el De­par­ta­men­to pa­ra la rea­li­za­ción de pe­re­gri­na­cio­nes. En Mom­pox Des­de 1564 se rea­li­zan los ri­tos de Se­ma­na San­ta en San­ta Cruz de Mom­pox, Bo­lí­var. La

El Ro­da­de­ro Es­tas pla­yas es­tán a cin­co ki­ló­me­tros de San­ta Mar­ta, al­re­de­dor de Bahía Gai­ra. Dis­fru­te de la pla­ya blan­ca y de­por­tes náu­ti­cos en es­ta zo­na. Ca­bo de la Vela Es­tá en el ex­tre­mo de la pe­nín­su­la de La Gua­ji­ra. Es un des­tino pa­ra des­pren­der­se tot

TIEM­PO LI­TÚR­GI­CO: De acuer­do con el ca­to­li­cis­mo, la Se­ma­na San­ta co­mien­za con el Domingo de Ra­mos y fi­na­li­za con el Domingo de Pas­cua o Domingo de Re­su­rrec­ción. Pa­ra los cre­yen­tes, lo tras­cen­den­tal de es­te tiem­po li­túr­gi­co no con­sis­te en evo­car con tris­te

Ver pe­lí­cu­las Ya sea pa­ra com­par­tir con la fa­mi­lia o ami­gos, el plan de ver pe­lí­cu­las en ca­sa es ideal pa­ra es­tas fe­chas, más si son de las que tra­tan te­mas bí­bli­cos.

Dor­mir has­ta tar­de ¿Qué me­jor for­ma de dis­fru­tar los días de des­can­so que que­dán­do­se en la ca­ma has­ta las 10 u 11 de la ma­ña­na? Una op­ción pa­ra re­car­gar ener­gías.

Leer un li­bro Pon­ga a vo­lar su ima­gi­na­ción dis­fru­tan­do de la lec­tu­ra de un tex­to del gé­ne­ro que más se aco­mo­de a sus in­tere­ses y afi­cio­nes.

Co­mer dul­ces Una am­plia va­rie­dad de dul­ces ca­se­ros se pue­den de­gus­tar en es­ta tem­po­ra­da. Co­co, pa­pa­ya y le­che son al­gu­nos de los sa­bo­res pre­fe­ri­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.