Ho­te­les de lu­jo con una va­ria­da ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca

Si - - Hay Tv -

De­bi­do a su va­ria­da ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca, hoy día son bas­tan­te con­cu­rri­dos los res­tau­ran­tes po­si­cio­na­dos en los ho­te­les cin­co es­tre­llas.

Es­tos, no so­lo son pre­fe­ri­dos por su ca­li­dad y ser­vi­cio y por con­tar con las más exi­gen­tes es­pe­ci­fi­ca­cio­nes de con­fort y ca­li­dad, tam­bién son in­flu­yen­tes los pla­ti­llos gourmet que ha­cen par­te del me­nú na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal.

Ac­tual­men­te la ma­yo­ría de los ho­te­les de lu­jo cuen­tan con uno o dos res­tau­ran­tes, que no so­lo atien­den a sus hués- pe­des sino que tam­bién lo ha­cen con los clien­tes de la ciu­dad.

La idea pa­ra los vi­si­tan­tes en una ciu­dad es no de­jar es­ca­par la opor­tu­ni­dad de co­no­cer y dis­fru­tar una ce­na ro­mán­ti­ca, de ne­go­cios o en­tre ami­gos en los me­jo­res res­tau­ran­tes si­tua­dos en ho­te­les de lu­jo.

En la ac­tua­li­dad los res­tau­ran­tes de ho­te­les se han rein­ven­ta­do, ya no son so­lo los tu­ris­tas los vi­si­tan­tes de es­tos si­tios, aho­ra sue­len ser en mu­chas oca­sio­nes el re­fe­ren­te gas­tro­nó­mi­co de las

em­pre­sas y pro­pios de la ciu­dad.

CAR­TA VA­RIA­DA. Los res­tau­ran­tes de ho­te­les tam­bién se han con­ver­ti­do en un si­tio im­pres­cin­di­ble pa­ra los gas­tró­no­mos, por la con­tra­ta­ción de bue­nos chef, el uso de pro­duc­tos de al­ta ca­li­dad y la pres­ta­ción de un ex­ce­len­te ser­vi­cio.

Por lo an­te­rior, los ha­bi­tan­tes de la ciu­dad y fo­rá­neos no du­dan en ir a sa­bo­rear des­de pla­tos de la re­fi­na­da co­ci­na me­di­te­rrá­nea e ita­lia­na, has­ta pla­ti­llos au­tóc­to­nos con un to­que de la co­ci­na gourmet. Así mis­mo, hay una va­rie­dad de car­nes pre­pa­ra­das con di­ver­sas sal­sas, y to­do, pa­ra de­lei­tar­lo con los me­jo­res vi­nos.

CAR­NES A LA BRA­SA. Cual­quier mo­men­to es una bue­na oca­sión pa­ra de­gus­tar car­nes gourmet, que a la bra­sa po­ten­cian su sa­bor. Tan­to el po­llo como la car­ne de va­cuno, como de cor­de­ro y el cer­do ofre­cen pie­zas y cor­tes que son

ade­cua­dos pa­ra que la bar­ba­coa sea un éxi­to. Se tra­ta de un tos­ta­do su­per­fi­cial cru­jien­te muy agra­da­ble, di­fí­cil de con­se­guir con otro ti­po de co­ci­na­do.

No obs­tan­te, las ver­du­ras y hor­ta­li­zas ade­más de ser el acom­pa­ñan­te per­fec­to

de la ma­yo­ría de los pla­tos más ape­te­ci­dos por los co­men­sa­les, jun­to al arroz se des­ta­can por apor­tar mu­chos be­ne­fi­cios des­de el pun­to de vis­ta nu­tri­cio­nal y ener­gé­ti­co, y por ser ali­men­tos bá­si­cos en mu­chas cul­tu­ras cu­li­na­rias. AC

Los lan­gos­ti­nos a la pa­rri­lla, un pla­to que ha­ce par­te de la co­ci­na fu­sión pe­rua­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.