VI­VEN­CIAS

Si - - Hay Paseo - POR LI­NA OROZ­CO MONTESINO

Pom­pi­lio es el más con­sen­ti­do de to­do el es­ta­blo. Se tra­ta de un chi­vo ma­cho, ve­tea­do en­tre blan­co y ma­rrón cla­ro. En un co­rral con­ti­guo ha­bi­ta Pe­pa, su hi­ja, que na­ció con un pro­ble­ma es la pa­ti­ca, con­di­ción que no le im­pi­de ser ju­gue­to­na.

El El­vis Pres­ley del lu­gar no can­ta, ni na­ció en Es­ta­dos Uni­dos. Es un lla­ma­ti­vo cu­rí su­per­pe­lu­do, que con­vi­ve con otros de su mis­ma ra­za.

Como es­tas, otras 160 es­pe­cies con­vi­ven en El so­lar de Mao, una gran­ja eco­cam­pes­tre de unos 30 mil me­tros cua­dra­dos, ubi­ca­da en el ki­ló­me­tro 8 de la vía La Cor­dia­li­dad, en ju­ris­dic­ción de Ga­la­pa, Atlán­ti­co.

Pa­ra di­ri­gir­se al lu­gar, des­de Ba­rran­qui­lla, so­lo bas­ta con to­mar es­ta ca­rre­te­ra y, de­jan­do atrás el cas­co ur­bano del mu­ni­ci­pio, un le­tre­ro gran­de le in­di­ca­rá el pun­to de lle­ga­da. El tiem­po es­ti­ma­do del tra­yec­to, des­de la sa­li­da de la ciu­dad, es de 10 mi­nu­tos.

Es­te pro­yec­to fue ha­bi­li­ta­do, de acuer­do con su ge­ren­te eje­cu­ti­vo y co­mer­cial, Iván Ace­ve­do Ve­lás­quez, con el ob­je­ti­vo de que “la per­so­na vi­va una ex­pe­rien­cia na­tu­ral, con la que apren­da los pro­ce­sos del cam­po de una ma­de­ra pe­da­gó­gi­ca y lú­di­ca”.

El es­pa­cio, que fun­cio­na des­de ha­ce 2 años, es­tá di­vi­di­do en cua­tro am­bien­tes prin­ci­pa­les: ‘ La gran­ja de Mao’, ‘Mun­do sil­ves­tre’, ‘Mun­do ma­ri­po­sa’ y ‘Bos­que en­can­ta­do’.

Por ca­da uno de ellos se rea­li­za un re­co­rri­do guia­do, en el que los vi­si­tan­tes pue­den in­ter­ac­tuar con los ani­ma­les y co­no­cer da­tos cu­rio­sos de los mis­mos. “La idea es que ex­plo­ren y ade­más se fo­men­ten va­lo­res: el res­pe­to por los ani­ma­les, la apro­pia­ción de la tie­rra, las con­se- cuen­cias de ca­len­ta­mien­to glo­bal, en­tre otros as­pec­tos”, ar­gu­men­ta Ace­ve­do.

El so­lar de Mao es­tá abier­to al pú­bli­co los do­min­gos y fes­ti­vos, por un va­lor de 11 mil pe­sos. Los días de se­ma­na es­tá dis­po­ni­ble pa­ra even­tos cor­po­ra­ti­vos, con pre­via re­ser­va al te­lé­fono 360 1021.

‘La gran­ja de Mao’ Ga­lli­nas, co­dor­ni­ces, bú­fa­los, conejos y tor­tu­gas son al­gu­nos de los ani­ma­les do­més­ti­cos de es­te es­pa­cio. ‘Mun­do sil­ves­tre’ De es­ta zo­na for­man par­te ve­na­dos, aves­tru­ces, zai­dos y guar­ti­na­jas, en­tre otras es­pe­cies. ‘Bos­que en­can­ta­do’

Tres aves­tru­ces hem­bras y un ma­cho con­vi­ven en un co­rral de ‘Mun­do sil­ves­tre’. El chi­vo Pom­pi­lio es uno de los ‘re­si­den­tes’ de la zo­na de es­ta­blos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.