MOM­POX

Un re­co­rri­do por

Si - - Hay Paseo - POR SA­RA HER­NÁN­DEZ C.

“Por Mom­pox no se pa­sa, a Mom­pox se lle­ga”. Es­ta es la fra­se po­pu­lar en la co­mu­ni­dad mom­po­si­na, en­mar­ca­da en el re­frán po­pu­lar de la zo­na. Aque­lla que con los bra­zos abier­tos se mues­tra ale­gre a re­ci­bir a los tu­ris­tas de va­rias zo­nas del país en cual­quier épo­ca del año.

La gen­te que vi­si­ta el mu­ni­ci­pio, en Bo­lí­var, pue­de sa­lir des­de Car­ta­ge­na en un bus in­ter­mu­ni­ci­pal con des­tino a Ma­gan­gué. Lue­go, un ferry o lan­chas par­ti­cu­la­res po­drán lle­var­lo del mu­ni­ci­pio de Ya­tí a Bo­de­ga, po­bla­ción que es­tá a so­lo una ho­ra del des­tino final.

Al re­co­rrer sus ca­lles pue­de aden­trar­se has­ta lle­gar al cen­tro his­tó­ri­co, que fue de­cla­ra­do Mo­nu­men­to Na­cio­nal, en 1959, y Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad por la Unes­co, en 1995; ca­te­go­rías que rea­fir­man su atrac­ti­vo tu­rís­ti­co.

Ca­mi­nar por sus ca­lles es, sin du­da, dar­se un pa­seo por la ar­qui­tec­tu­ra co­lo­nial. La fe­cha de su fun­da­ción aún no es­tá cla­ra; sin em­bar­go, al­gu­nos his­to­ria­do­res re­se­ñan a Don Alon­so de He­re­dia co­mo su fun­da­dor, en 1537.

Sus seis igle­sias for­man par­te de la pe­re­gri­na­ción que, año tras año, los fie­les si­guen por tra­di­ción en la Se­ma­na San­ta o en cual­quier épo­ca del año.

Cer­ca del río, la re­cién res­tau­ra­da Al­ba­rra­da es otro lu­gar al que in­vi­ta Mar­ta Pa­lo­mino, vi­ce­pre­si­den­ta de la Cor­po­ra­ción de Tu­ris­mo de Mom­pox. “Es un pa­seo pea­to­nal muy aco­ge­dor”, di­ce.

Las pla­zas San Fran­cis­co, Con­cep­ción y San­ta Bárbara —es­ta úl­ti­ma con una im­po­nen­te to­rre que so­bre­sa­le de la igle­sia que lle­va su mis­mo nom­bre— mues­tran un entorno ameno que ins­pi­ra la más pu­ra tran­qui­li­dad.

“En la Ca­sa de Cul­tu­ra se ubi­ca un mu­seo con los res­tos encontrados en la res­tau­ra­ción de la pla­za San Fran­cis­co, por lo que re­pre­sen­ta una opor­tu­ni­dad ideal pa­ra co­no­cer nues­tro pa­sa­do”, aña­de la fun­cio­na­ria.

El tra­ba­jo en la ma­de­ra es tam­bién un ele­men­to tra­di­cio­nal en la zo­na, de he­cho, mu­chas fa­mi­lias que vi­ven del fa­mo­so me­ce­dor mom­po­sino ubi­can sus có­mo­dos asien­tos en la pla­za prin­ci­pal. La co­mi­da no se que­da atrás, sus ri­cos pla­tos, en los que se des­ta­ca una va­rie­dad de pes­ca­dos, dan un mo­ti­vo más pa­ra vi­si­tar al mu­ni­ci­pio.

La lla­ma­da ‘Ciu­dad de Dios’, San­ta Cruz De Mom­pox, ofre­ce por me­dio de sus ha­bi­tan­tes un ca­lor hu­mano ca­rac­te­rís­ti­co de la gen­te de la Re­gión Ca­ri­be, un lu­gar que de­mar­ca la his­to­ria de es­te pa­raí­so en me­dio de sus re­fe­ren­tes ar­qui­tec­tó­ni­cos y pie­zas in­va­lua­bles de to­do su es­pa­cio.

LAS SEIS IGLE­SIAS Y UNA CA­PI­LLA CO­LO­NIAL DE­MUES­TRAN LA RE­LI­GIO­SI­DAD QUE CA­RAC­TE­RI­ZA A ES­TA BE­LLA VI­LLA CO­LO­NIAL. MOM­POX, ‘LA BE­LLA DUR­MIEN­TE DEL SI­GLO XXI’, UN MU­NI­CI­PIO QUE PA­RE­CE HA­BER­SE DE­TE­NI­DO EN EL TIEM­PO HAS­TA LA AC­TUA­LI­DAD. «La idea es que po­da­mos vi­si­tar el cen­tro his­tó­ri­co de Mom­pox que per­ma­ne­ce vir­gen to­da­vía». MAR­TA PA­LO­MINO Vi­ce­pre­si­den­ta Cor­po­ra­ción de tu­ris­mo

La vi­da de Gra­ce Kelly es­tá en­vuel­ta de esa au­ra mí­ti­ca y gla­mu­ro­sa aso­cia­da a las ac­tri­ces del ci­ne nor­te­ame­ri­cano de los años cua­ren­tas y cin­cuen­tas, la épo­ca do­ra­da de es­ta in­dus­tria.

Fue la musa del icó­ni­co di­rec­tor de ci­ne Al­fred Hitch­cock en pe­lí­cu­las co­mo Dial M for Mur­der (1954), Real Win­dow (1954) y To Catch a Thief (1955).

Cuan­do no es­ta­ba agra­cian­do la pan­ta­lla gran­de, es­ta ga­na­do­ra del Ós­car lla­ma­ba la aten­ción por su so­la pre­sen­cia: es aún con­si­de­ra­da una de las mu­je­res más be­llas de la his­to­ria del ci­ne.

Su vi­da cam­bió cuan­do se ca­só con el prín­ci­pe Rai­nie­ro de Mó­na­co el 19 de abril de 1956. Pu­so un al­to a su ca­rre­ra pa­ra con­ver­tir­se en prin­ce­sa, lo que so­lo ca­ta­pul­tó más su fa­ma.

Es es­ta pre­ci­sa­men­te la his­to­ria que el di­rec­tor Oli­ver Dahan lle­vó al ci­ne en 2014 con la pro­duc­ción de Gra­ce Kelly: Prin­ce­sa de Mó­na­co. La tra­ma de la pe­lí­cu­la se cen­tra en “la cri­sis ma­tri­mo­nial y de iden­ti­dad de la ac­triz, du­ran­te una dispu­ta po­lí­ti­ca en­tre el Prín­ci­pe Rai­nie­ro III y el en­ton­ces pre­si­den­te fran­cés, Char­les De Gau­lle”, se­gún el por­tal es­pe­cia­li­za­do IMDB.

Es­te biopic, que cuen­ta con una ex­qui­si­ta di­rec­ción de ar­te, abrió el Fes­ti­val de Ci­ne de Can­nes de 2014.

‘Un po­co de amor’

Ra­kel en Ba­rran­qui­lla De la pro­duc­ción dis­co­grá­fi­ca Li­te­ra­tu­ra pa­ra ga­tos se des­pren­de el sen­ci­llo Un po­co de amor, una can­ción com­pues­ta por Ra­kel que re­fle­ja el de­seo de es­tar por un día a so­las con el ser ama­do. El vi­deo fue gra­ba­do en Pe­rú ba­jo la di­rec­ción de Percy Cés­pe­dez, re­co­no­ci­do di­rec­tor que ha tra­ba­ja­do con ar­tis­tas co­mo Ka­lim­ba y Pau­lino Mon­roy. Ra­kel es­tu­vo de vi­si­ta por Ba­rran­qui­lla don­de tu­vo la opor­tu­ni­dad de com­par­tir con los ni­ños de la Ins­ti­tu­ción Edu­ca­ti­va Pies Des­cal­zos, tam­bién se pre­sen­tó en dos ba­res al nor­te de la ciu­dad.

La ‘con­ga’ fru­tal, acom­pa­ñan­te ideal

Es­ta be­bi­da de fru­tas tro­pi­ca­les que reúne los sa­bo­res del Ca­ri­be es una op­ción re­fres­can­te que ofre­ce Buf­fa­lo Wings pa­ra aque­llas per­so­nas que quie­ran sua­vi­zar el sa­bor que de­ja las ali­tas de po­llo pi­can­te.

En su cen­tro his­tó­ri­co, cuen­ta con la ar­qui­tec­tu­ra co­lo­nial me­jor pre­ser­va­da del país, con edi­fi­ca­cio­nes del si­glo XVII y XVIII. | Fo­tos: Ja­vier Gar­cía

En una ca­lle, un gru­po ame­ni­za la so­lea­da ma­ña­na a rit­mo de so­ni­dos tra­di­cio­na­les.

Los ca­rrua­jes tam­bién son otra op­ción pa­ra trans­por­tar a los vi­si­tan­tes. El pin­to­res­cas edi­fi­ca­cio­nes ha­cen ga­la de la his­to­ria del mu­ni­ci­pio.

El ce­men­te­rio del pue­blo es uno de los más be­llos del país.

Las ca­lles se man­tie­nen muy bien con­ser­va­das.

QUÉ: be­bi­da re­fres­can­te. DÓN­DE: ca­lle 85 # 50-12.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.