SA­BI­NA:

LA RE­VIS­TA DEL FIN DE SE­MA­NA la ver­da­de­ra esen­cia es­pa­ño­la

Si - - Hay Restaurantes - POR SARA HER­NÁN­DEZ C.

Bas­ta so­lo con in­gre­sar al lu­gar pa­ra res­pi­rar el ai­re a ma­de­ra im­preg­na­do en el si­tio. Una ca­rac­te­rís­ti­ca que, de acuer­do a su pro­pie­ta­rio, Car­los Gue­rra, fue te­jién­do­se has­ta que po­co a po­co ter­mi­nó en lo que es Sa­bi­na.

Es­te ele­men­to de­co­ra­ti­vo re­me­mo­ra el es­ti­lo de la Tas­ca es­pa­ño­la, en don­de la ma­de­ra es la pie­za pro­ta­go­nis­ta. Ese se­llo da ras­tros de cla­se, buen gus­to y so­fis­ti­ca­ción en to­do su en­torno.

La luz te­nue y los co­lo­res os­cu­ros po­co a po­co aden­tran a la per­so­na a un en­torno que guar­da un am­bien­te fres­co y re­ca­ta­do que una vez pi­sas di­fí­cil­men­te que­rrás aban­do­nar.

El res­tau­ran­te na­ce co­mo un “capricho”, se­gún cuen­ta Car­los Gue­rra. En ese sen­ti­do, el si­tio fue una “ex­cu­sa” pa­ra traer a Ba­rran­qui­lla un po­co de la tie­rra que lo vio na­cer: Es­pa­ña. Di­ce que en­ton­ces no ha­bía otro si­tio si­mi­lar en es­ta ca­pi­tal. Ade­más — afir­ma — el ob­je­ti­vo fue “po­ten­cia­li­zar la co­mi­da es­pa­ño­la en Ba­rran­qui­lla y apor­tar­le al­go nue­vo y di­fe­ren­te a la ciu­dad”.

En ese sen­ti­do, al­re­de­dor de 50 pla­tos en­tre los que se en­cuen­tran ta­pas, cre­mas, pas­tas, car­nes, pes­ca­dos y de­más reúnen lo me­jor de la gas­tro­no­mía de es­te país europeo en un so­lo lu­gar.

Y agre­ga Car­los que, “en­tre sus pro­pó­si­tos es­tá cam­biar la per­cep­ción del vino en la cos­ta”. Por eso, el me­nú del lu­gar re­co­mien­da una be­bi­da de es­te ti­po pa­ra acom­pa­ñar ca­da pla­to.

Es un te­ma de re­vi­vir los sa­bo­res es­pa­ño­les en ca­da uno de ellos.

“La gen­te se ol­vi­da de co­mer bien, nues­tros in­gre­dien­tes son 100% es­pa­ño­les, siem­pre tra­ta­mos de que no se pier­da la ra­zón de ser con la que fue pen­sa­do el res­tau­ran­te. Es­te es una bue­na op­ción pa­ra de­gus­tar lo me­jor de la co­ci­na ibé­ri­ca.

«Siem­pre tra­ta­mos de no per­der la ver­da­de­ra esen­cia de la gas­tro­no­mía es­pa­ño­la en to­dos nues­tros pla­tos». DESY HEN­RÍ­QUEZ So­cia y ge­ren­te del res­tau­ran­te

ARROZ CAL­DO­SO: con­tie­ne arroz bom­ba de ori­gen es­pa­ñol. El cal­do con­tie­ne lan­gos­ta, lan­gos­ti­nos, ca­ma­ro­nes, ca­la­ma­res y es­tán ba­ña­dos por un su­cu­len­to y de­li­cio­so cal­do de pescado. Fo­tos: Orlando Amador

Los can­de­la­bros y las pin­tu­ras en sus pa­re­des ejem­pli­fi­can la iden­ti­dad es­pa­ño­la que im­pri­mió su pro­pie­ta­rio al si­tio. Un am­bien­te se­reno es el que se evi­den­cia en la sa­la prin­ci­pal del res­tau­ran­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.