MONTERÍA

De pa­seo por

Si - - Hay Paseo - POR SARA HER­NÁN­DEZ C

Montería se ubi­ca a ori­llas del río Si­nú, en una tie­rra lle­na de cam­pos ex­ten­sos y verdes sa­ba­nas. Las fin­cas, que a lo largo y an­cho del de­par­ta­men­to se in­crus­tan en es­tas tie­rras, em­be­lle­cen sus pai­sa­jes, re­ple­tos de cié­na­gas y pra­de­ras. Con 415.796 ha­bi­tan­tes apro­xi­ma­da­men­te, Montería es un lu­gar tran­qui­lo y aco­ge­dor.

Ca­mi­nar por sus ca­lles y de­te­ner­se en sus dis­tin­tos mo­nu­men­tos son opor­tu­ni­da­des per­fec­tas pa­ra apre­ciar un lu­gar que com­bi­na la ar­qui­tec­tu­ra mo­der­na con la in­fra­es­truc­tu­ra an­ti­gua. La Ca­te­dral San Je­ró­ni­mo, cons­trui­da en­tre 1835 y 1935, es una de las jo­yas ar­qui­tec­tó­ni­cas del Ca­ri­be.

Las vías, edi­fi­cios y mi­ra­do­res enal­te­cen a San Je­ró­ni­mo de Montería, nom­bre ofi­cial de la ciu­dad. Ade­más, su ubi­ca­ción ri­be­re­ña la con­vier­te en un

AL NO­ROC­CI­DEN­TE DE CÓR­DO­BA SE UBI­CA SU CA­PI­TAL, MONTERÍA. EL LU­GAR FUE FUN­DA­DO EL PRI­ME­RO DE MA­YO DE 1977 Y TIE­NE DIS­TIN­TAS ZO­NAS QUE RE­CAL­CAN SU ATRAC­TI­VO TU­RÍS­TI­CO, CU­LI­NA­RIO Y PAI­SA­JÍS­TI­CO.

Atrac­ti­vos Mi­ra­dor tu­rís­ti­co Al nor­te de la ciu­dad, en el ba­rrio El Re­creo, se ubi­ca es­te zo­na. Des­de aquí se apre­cia el río Si­nú, el sec­tor de­no­mi­na­do co­mo Ron­da Nor­te y gran par­te de la mis­ma ciu­dad. Es­te es­pa­cio de 4 pi­sos de al­tu­ra se ha con­ver­ti­do en una lu­gar obli­ga­to­rio pa­ra to­dos los vi­si­tan­tes. pun­to que “in­cen­ti­va a que la gen­te ven­ga a la ciu­dad, es muy lindo po­der ver la ilu­mi­na­ción de la mis­ma des­de ese es­pa­cio”, cuen­ta An­drés Buel­vas, mon­te­riano.

Su ubi­ca­ción en la geo­gra­fía na­cio­nal, unien­do la cos­ta Ca­ri­be con la zo­na de An­tio­quia, la ha­ce cer­ca­na a los cos­te­ños y a los vi­si­tan­tes que lle­gan des­de la Re­gión An­di­na.

“Hay un gran flu­jo de per­so­nas en las ca­lles por es­tos días”, agre­ga An­drés. Por es­ta ra­zón, Montería se con­vier­te en una es­ca­la ca­si que obli­ga­da pa­ra las per­so­nas que via­jan del nor­te al sur del país. Es en­ton­ces, un es­pa­cio don­de con­ver­ge la di­ver­si­dad cul­tu­ral en un mis­mo es­ce­na­rio. “El lu­gar es mu­cho más que La Bon­ga del Si­nú, hay di­ver­si­dad de res­tau­ran­tes pa­ra que la gen­te es­co­ja”, agre­ga.

La ciu­dad ce­le­bra sus fies­tas en ju­nio, con La Fe­ria Ga­na­de­ra, re­co­no­ci­da a ni­vel na­cio­nal co­mo una de las más im­por­tan­tes. Así mis­mo, ca­da fin de año ex­hi­be otros atrac­ti­vos co­mo la ilu­mi­na­ción en par­ques li­nea­les; la ubi­ca­ción de un gran ár­bol en las ori­llas del río, y en lu­ga­res co­mo la Ca­te­dral, que son es­pe­cial­men­te de­co­ra­dos pa­ra ayu­dar en la pre­ser­va­ción del es­pí­ri­tu na­vi­de­ño de to­dos los que lle­guen a la ca­pi­tal ga­na­de­ra del país.

“To­da la gen­te es­tá in­vi­ta­da pa­ra que ven­ga a Montería pa­ra es­ta épo­ca del año. Te­ne­mos la me­jor gas­tro­no­mía y, so­bre to­do, la me­jor car­ne del país” co­men­ta Er­nes­to Val­dés, di­rec­tor de Cul­tu­ra de Montería. Ade­más, sos­tie­ne el fun­cio­na­rio pú­bli­co que el avis­ta­mien­to de aves y los pai­sa­jes “son her­mo­sos, y me­re­cen ser co­no­ci­dos por los co­lom­bia­nos”. Un lu­gar en el que rit­mos co­mo el po­rro se en­cuen­tran en el co­ra­zón de sus ha­bi­tan­tes.

En Montería exis­ten va­rias lan­chas o plan­cho­nes que lle­van a los tu­ris­tas a dis­tin­tas zo­nas pa­ra con­tem­plar la ciu­dad des­de otro án­gu­lo. | Fo­tos: Darío Da­guer Po­lo.

La Ca­te­dral de San Je­ró­ni­mo sir­ve co­mo te­lón pa­ra la pro­yec­ción de un vi­deo­clip con ele­men­tos alu­si­vos a la ciu­dad. Es­te du­ra on­ce mi­nu­tos.

La fi­gu­ra del som­bre­ro vuel­tiao atrae mi­ra­das en la ron­da del Si­nú, en la zo­na nor­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.