HAY RUM­BA LA RE­VIS­TA DEL FIN DE SEMANA

Si - - Hay Rumba - Coc­tel Ga­ra­ba­to

Es­te dul­ce coc­tel es­tá he­cho a ba­se de li­cor de me­lón, for­ta­le­ci­do con una ba­se de vod­ka. Con­tie­ne hielo pi­ca­do, so­da y pe­que­ñas lon­jas de me­lón, como par­te de la de­co­ra­ción.

Pi­ña co­la­da con y sin li­cor

Ade­más de la co­mi­da tí­pi­ca del Ca­ri­be co­lom­biano, en el Ran­cho Cu­rram­be­ro pue­de de­gus­tar des­de un gua­ra­po ‘Quita to’ has­ta una pi­ña co­la­da con o sin li­cor pa­ra pa­sar­la ri­co.

En me­dio de des­fi­les, fes­ti­va­les y ba­za­res ca­lle­je­ros, el Car­na­val tam­bién se vi­ve en ba­res, res­tau­ran­tes y clu­bes so­cia­les don­de se res­pi­ran ai­res au­tóc­to­nos. Re­vis­ta Sí sa­lió de rum­ba pa­ra ha­llar tres al­ter­na­ti­vas don­de go­zar las fies­tas. Alís­te­se con po­lle­ra, short, ber­mu­da, abar­ca tres pun­ta’ o con la pin­ta que us­ted pre­fie­ra, por­que en ¡Car­na­val to­do se va­le!

Gua­cher­na Res­tau­ran­te Show, nues­tra pri­me­ra pa­ra­da. Aquí se oye y se bai­la de to­do. El Dj pro­gra­ma des­de el folclor de los Gai­te­ros de San Ja­cin­to y Pe­dro Ra­ma­yá has­ta los re­pi­ques de las cham­pe­tas de Ba­zur­to All Stars, Ke­vin Flo­rez, Mr. Black y Twis­ter El Rey —sin ob­viar la sa­bro­su­ra de la te­ra­pia afri­ca­na—; pa­san­do por el me­ren­gue de Juan Luis Gue­rra y Ki­ni­to Mén­dez y, por su­pues­to, el le­ga­do sal­se­ro del Joe Arroyo. Es­to so­lo por men­cio­nar al­gu­nos de los ar­tis­tas que po­nen al pú­bli­co a re­co­rrer la pis­ta, en­tre me­sa y me­sa.

La sa­bro­su­ra con­ti­núa en La Puer­ta de Aba­jo, nues­tro si­guien­te re­co­men­da­do. Ahí la gen­te ‘cae’ en­mai­ce­na­da y si­gue la rum­ba que pren­dió en los des­fi­les. El pú­bli­co jo­ven es el que fre­cuen­ta es­te “club so­cial” y el que más dis­fru­ta el am­bien­te al­ter­na­ti­vo como si se tra­ta­ra de una Berbetronik per­ma­nen­te, todos los fi­nes de semana del año. Les ha­bla­mos de un si­tio, li­te­ral­men­te un­der­ground, don­de se dis­fru­ta de la cham­pe­ta, salsa, afri­ca­nos, en fin, el go­ce de una ver­be­na mo­der­na.

Pa­ra los más tra­di­cio­na­les, el Ran­cho Cu­rram­be­ro, nues­tro úl­ti­mo des­tino y re­co­men­da­do de hoy, pe­ro no el me­nos im­por­tan­te; ba­rran­qui­lle­ro que se res­pe­te sa­be que “Ran­cho es Ran­cho”. Des­de ha­ce 31 años abrió las puer­tas pa­ra re­ci­bir al cu­rram­be­ro ne­to y to­do el fo­rá­neo que arri­ba a es­ta tie­rra y quie­re dis­fru­tar del folclor au­tóc­tono. Has­ta 380 per­so­nas han rum­bea­do aquí en una so­la no­che. El am­bien­te es fa­mi­liar y has­ta los me­no­res de edad, al igual que en La Gua­cher­na Res­tau­ran­te Show, pue­den go­zar y de­gus­tar co­mi­da tí­pi­ca cos­te­ña has­ta las 8:00 de la no­che. Pa­pa­ye­ras, gru­pos de mi­llo, todos son bien re­ci­bi­dos pa­ra ale­grar el am­bien­te.

Las op­cio­nes es­tán, que su cuer­po eli­ja la me­jor, por­que ¡la vai­na ya se for­mó! Aquí el Car­na­val se vi­ve los 365 días del año. Es­te do­min­go no se pier­da a Los Co­rra­le­ros de Ma­ja­gual en el re­en­cuen­tro con Alfredo Gu­tié­rrez. Has­ta 380 per­so­nas pue­den aco­mo­dar­se en­tre las 80 me­sas dis­po­ni­bles. Por el ser­vi­cio no se preo­cu­pe, 10 me­se­ros, tres per­so­nas en la ba­rra y seis en la co­ci­na es­ta­rán a su dis­po­si­ción pa­ra que bai­le y de­gus­te las bu­ti­fa­rras de cer­do de la ca­sa o una bue­na mo­ja­rra. Puer­tas abier­tas des­de las 11 de la ma­ña­na.

RE­VIS­TA SÍ SA­LIÓ A RUM­BEAR EN MO­DO CAR­NA­VAL. EN EL RE­CO­RRI­DO HA­LLÓ TRES BUE­NAS OP­CIO­NES PA­RA QUE SUS LECTORES NO SE PIER­DAN EL GO­CE. RAN­CHO CU­RRAM­BE­RO

DÓN­DE: La Gua­cher­na Res­tau­ran­te ‘show’.

DÓN­DE: Ran­cho Cu­rram­be­ro.

ES­PE­CIA­LI­DAD: co­mi­da cos­te­ña y mú­si­ca fol­cló­ri­ca. DÓN­DE: ca­lle 36 N°24-15.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.