SAN­CO­CHOS EN EL TRE­MEN­DO GUAN­DÚ

Si - - Hay Restaurantes - POR DIA­NA SO­FÍA PO­LO

Des­de 1962 es­te lo­cal se ha des­ta­ca­do por ofre­cer uno de los más de­li­cio­sos y ape­te­ci­dos san­co­chos au­tóc­to­nos de la Re­gión Ca­ri­be. No es re­co­men­da­do que lle­gues a La Are­no­sa y te mar­ches sin ha­ber pro­ba­do es­te su­cu­len­to me­nú del Tre­men­do Guan­dú, nom­bre de es­te es­ta­ble­ci­mien­to. “No­so­tros aten­de­mos de ma­ne­ra per­so­na­li­za­da a nues­tros clien­tes, yo me preo­cu­po por pre­gun­tar có­mo le fue con el pla­to y qué le pa­re­ció to­do”, se­ña­la Is­nar­do Pi­ni­llo, co­no­ci­do como el Pi­ni, pro­pie­ta­rio del lu­gar. Aquí po­drás en­con­trar, ade­más, san­co­cho de gallina, tri­fá­si­cos, de mon­don­go y de gallina. Tam­bién ofre­cen car­nes y va­rie­dad de pes­ca­dos Su se­cre­to, una de­li­cio­sa y he­la­da agua de pa­ne­la. DÓN­DE: ca­rre­ra 43 No. 74 – 141. HO­RA­RIO: de 10:00 a.m. a 4:30 p.m., todos los días.

En Car­na­val to­do es fies­ta. La rei­na, la mú­si­ca, los des­fi­les, los tra­jes tra­di­cio­na­les y de fan­ta­sía, las ca­rro­zas y la ale­gría de la gen­te se to­man la ciu­dad, y du­ran­te cua­tro días Ba­rran­qui­lla se con­vier­te en una rum­ba im­pa­ra­ble en la que todos los sec­to­res se in­te­gran en un mis­mo jol­go­rio.

Pe­ro así como es­te even­to se ce­le­bra con fies­ta, es de vi­tal im­por­tan­cia re­cor­dar que mu­chas de las dan­zas y de la ico­no­gra­fía que de­lei­tan a pro­pios y ex­tran­je­ros du­ran­te es­tos días tie­nen raí­ces his­tó­ri­cas que ha­blan acer­ca de la iden­ti­dad ca­ri­be, que en es­te ca­so ha­bla de lo que es el ser ba­rran­qui­lle­ro.

Es por es­te mo­ti­vo que el Mu­seo de Ar­te Mo­derno de Ba­rran­qui­lla (Mamb) ideó una ru­ta car­na­va­le­ra en la que los lu­ga­res en la ciu­dad con­si­de­ra­dos como íco­nos de la tra­di­ción son re­sal­ta­dos. Aunque la ru­ta fue rea­li­za­da el pa­sa­do tres de fe­bre­ro, es­tos son si­tios que us­ted pue­de vi­si­tar en cual­quier mo­men­to del año.

De acuer­do a Dy­lan Al­ta­mi­ran­da, coor­di­na­dor del área edu­ca­ti­va del Mamb, ca­da si­tio fue “es­co­gi­do por su va­lor y su sim­bo­lis­mo” den­tro del Car­na­val. Es el ca­so de la Ca­sa Cul­tu­ral Dan­za El To­ri­to Ri­be­re­ño,

En la en­tra­da de la Ca­sa del Car­na­val es po­si­ble apre­ciar y com­prar ele­men­tos de es­ta fies­ta. | Fo­to. Or­lan­do Ama­dor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.