Car­ne a la pa­rri­lla pa­ra co­mer en Qui­lla

El sa­bor de una car­ne asa­da al car­bón no es ajeno al pa­la­dar de los ba­rran­qui­lle­ros.

Si - - Portada - POR IN­GUEL JU­LIETH DE LA ROSA VEN­CE

La ex­qui­si­tez de una car­ne ma­du­ra­da —has­ta por 60 días— y asa­da al car­bón se de­ja pro­bar en es­ta ciu­dad, igual como si es­tu­vié­ra­mos en la fin­ca de un pue­blo le­jano o ale­da­ño.

Unos 300 o 400 gra­mos de car­ne de res, cer­do o po­llo, ape­nas real­za­dos con un to­que de sal ma­ri­na y pi­mien­ta, pue­den sa­ciar el ape­ti­to de cual­quie­ra du­ran­te el al­muer­zo o en una muy bue­na ce­na pa­ra ce­rrar el me­nú del día.

Pa­ra de­mos­trar­les que sí es po­si­ble de­gus­tar una bue­na pa­rri­lla­da en Ba­rran­qui­lla, sa­li­mos de ‘ca­ce­ría’ y ha­lla­mos tres bue­nas (pre­sas) ofer­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.