‘REG­GAE’

La no­che de que ‘pren­dió’ a la ciu­dad

Si - - Hay Rumba - POR DA­NIE­LA FER­NÁN­DEZ COMAS

Una ho­ra, de pie, tu­vie­ron que es­pe­rar los fa­ná­ti­cos del reg­gae en es­pa­ñol pa­ra en­trar al even­to de música al­ter­na­ti­va más es­pe­ra­do del año en la ciu­dad: el con­cier­to de Cul­tu­ra Pro­fé­ti­ca.

Des­pués de vein­te años de tra­yec­to­ria mu­si­cal, el sá­ba­do 2 de abril fue la pri­me­ra vez que la ban­da, in­te­gra­da por cin­co bo­ri­cuas, ade­más de sie­te mú­si­cos, ofre­cía a su pú­bli­co ba­rran­qui­lle­ro que tan­to lo acla­ma­ba, una pre­sen­ta­ción pa­ra nun­ca ol­vi­dar.

Pe­ro no so­lo era su pri­me­ra vez pre­sen­tán­do­se en Ba­rran­qui­lla. Tam­bién era la pri­me­ra vez que a su re­co­rri­do por el país se le su­ma­ba una ban­da de sal­sa, La 33. La orquesta de Bo­go­tá tam­bién hi­zo par­te de la no­che que, jun­to a cin­co agru­pa­cio­nes lo­ca­les más, hi­cie­ron del es­pa­cio en que la au­dien­cia se ubi­ca­ba, una gran hu­ma­ra­da de ‘fe­li­ci­dad’.

Sí, no fue fá­cil tran­si­tar y res­pi­rar al mis­mo tiem­po, pe­ro se pu­do. Ca­da pa­so sig­ni­fi­ca­ba en­con­trar­se con so­plos de ai­re es­pe­cia­les, ca­si to­dos igua­les, pe­ro ¿có­mo no? si los is­le­ños le can­tan a una fu­tu­ra y com­ple­ta le­ga­li­za­ción de la ma­rihua­na y a los di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos que la ile­ga­li­zan así que no era ra­ro per­ci­bir al­gu­nos olo­res ‘di­fe­ren­tes’.

A las cin­co de la tar­de abrie­ron las puer­tas al even­to en el que las ban­das lo­ca­les No­blez­za, Do­ris Ves­pa y Fon­do Na­tu­ral, jun­to a la agru­pa­ción an­tio­que­ña, Pro­vi­den­cia ‘ca­len­ta­ron los mo­to­res’ de los ba­rran­qui­lle­ros que iban lle­gan­do. Asi­mis­mo Pe­rro Lo­co y Dj Gángs­ter ha­cían las mez­clas de música cuan­do es­tas se ba­ja­ban de la ta­ri­ma.

Cer­ca de las 8:30 p.m. la au­dien­cia se agru­pa­ba ca­da vez más ha­cia el es­ce­na­rio. La an­sie­dad por es­cu­char a Willy, el vo­ca­lis­ta de Cul­tu­ra Pro­fé­ti­ca, can­tar Sa­ca, Pren­de y Sor­pren­de au­men­ta­ba ca­da mi­nu­to. Pe­ro ese ‘gus­ti­to a La Es­pe­ra’ se­guía cre­cien­do.

Ape­nas eran las 10 de la no­che y la lo­gís­ti­ca co­rría de un la­do a otro pa­ra aco­mo­dar los im­ple­men­tos mu­si­ca­les de la si­guien­te ban­da. Mar­can­do cin­co mi­nu­tos an­tes de las 11 p. m. co­men­za­ba un jue­go de lu­ces se­gui­do de un to­que pa­ra pro­bar el mi­cró­fono. Era La 33, la agru­pa­ción de sal­se­ros ca­pi­ta­li­nos que que­rían po­ner a bai­lar a to­dos. Pe­ro, asom­bro­sa­men­te, no lo lo­gra­ron. Me­nos de la mi­tad de la au­dien­cia se­guía sen­ta­da, o de pie, es­pe­ran­do im­pa­cien­te­men­te por su ban­da de reg­gae en es­pa­ñol fa­vo­ri­ta.

Se­sen­ta mi­nu­tos es­tu­vie­ron can­tan­do sin ce­sar, es­pe­ran­do que los bai­la­do­res au­men­ta­ran, pe­ro no, no fue así, y con La Pan­te­ra Mam­bo se des­pi­die­ron en su pre­sen­ta­ción en Ba­rran­qui­lla.

Una ho­ra más pa­sa­ba en el re­loj y el es­ce­na­rio a las 12:30 de la ma­dru­ga­da del do­min­go 3, ho­ra en que Cul­tu­ra Pro­fé­ti­ca es­ta­ba pro­gra­ma­da pa­ra pre­sen­tar­se, se veía sin per­so­na al­gu­na.

Fi­nal­men­te, a las 12: 50 a. m., los aplau­sos y gri­tos de emo­ción no se hi­cie­ron es­pe­rar al ver a Willy, Eliut, Bo­ris, Omar, Juan­qui y to­dos los de­más mú­si­cos de la tan es­pe­ra­da agru­pa­ción.

Fue­ron 100 mi­nu­tos de reg­gae, ver­sos de rap, mo­vi­mien­tos ines­pe­ra­dos de sal­sa y un ho­me­na­je a Bob Mar­ley que hi­cie­ron de la pre­sen­ta­ción de Cul­tu­ra Pro­fé­ti­ca to­da una Com­pli­ci­dad que sí ‘pren­dió’ y ‘sor­pren­dió’ a to­do el pú­bli­co pre­sen­te.

QUÉ SON: Cul­tu­ra Pro­fé­ti­ca es el gru­po de ‘reg­gae’ en es­pa­ñol más im­por­tan­te de La­ti­noa­mé­ri­ca. En 1998, con 18 años, es­tos jó­ve­nes puer­to­rri­que­ños, apa­sio­na­dos por la música y con ha­bi­li­da­des pa­ra los ins­tru­men­tos, co­men­za­ron a to­car en uni­ver­si­da­des y fies­tas de ami­gos. Vein­te años des­pués, con ocho ál­bu­mes ven­di­dos, ce­le­bran su tra­yec­to­ria mu­si­cal con un tour al­re­de­dor del mun­do. «Es­co­gi­mos un ca­mino en el que to­ma­mos nues­tras in­fluen­cias y crea­mos un so­ni­do úni­co» WILLY RODRÍGUEZ Vo­ca­lis­ta de Cul­tu­ra Pro­fé­ti­ca.

|Fo­tos Cé­sar Bo­lí­var

Eliut y Willy, in­te­gran­tes del gru­po de ‘reg­gae’ en es­pa­ñol, Cul­tu­ra Pro­fé­ti­ca, du­ran­te su pre­sen­ta­ción en Ba­rran­qui­lla en el Ho­tel El Pra­do.

El Ho­tel El Pra­do fue el es­ce­na­rio es­co­gi­do pa­ra la pri­me­ra pre­sen­ta­ción del gru­po puer­to­rri­que­ño en la ciu­dad.

Bo­ris Bil­braut, ba­te­ris­ta de Cul­tu­ra Pro­fé­ti­ca (ter­ce­ro), acom­pa­ña en la voz a la orquesta de sal­sa La 33.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.