Qui­lle­ros que le po­nen CO­LOR

A su ciu­dad

Si - - Hay Aplausos - POR ANDREA OR­TE­GA SO­TO

El tru­co es­ta­ba en no de­jar­se ‘pi­llar’, en dar­le co­lor a pa­re­des an­tes gri­ses sin que na­die su­pie­ra quién se es­con­día de­trás de la obra de ar­te que aho­ra ‘acom­pa­ña’ a los tran­seún­tes. Esa era la idea ini­cial de­trás de ca­da uno de los es­pa­cios trans­for­ma­dos.

Cen­tí­me­tro a cen­tí­me­tro, es­tos jó­ve­nes, que se arries­ga­ban a ser til­da­dos de ván­da­los, se han da­do a co­no­cer y hoy son los ros­tros de­trás de ca­da graf­fi­ti, mu­ral u obra de ar­te que bus­ca trans­for­mar las ca­lles de Ba­rran­qui­lla.

Ra­yo, Ke­ko, Mr Joe, Ma­tos, Joy­ce y Ro­ber­to Ba­rra­za son al­gu­nas de las per­so­nas que pue­den ‘ra­yar’ con la plena con­fian­za de que su tra­ba­jo apor­ta­rá un cam­bio so­cial pa­ra bien. Ellos, ra­di­cal­men­te, se ale­jan del desadap­ta­do sin ofi­cio que man­cha mo­nu­men­tos.

Pro­ce­so de apren­di­za­je

Aun­que va­rios de los ar­tis­tas em­pe­za­ron de for­ma em­pí­ri­ca, hay mu­chos que es­tu­dia­ron ca­rre­ras afi­nes con el ar­te y la crea­ción, en la que pu­die­ron desa­rro­llar su ima­gi­na­ción y for­ta­le­cer sus ca­pa­ci­da­des. Mr Joe re­co­no­ce que am­bas es­cue­las ( la aca­de­mia y la ca­lle) son idea­les pa­ra se­guir per­fec­cio­nan­do sus ha­bi­li­da­des ar­tís­ti­cas.

JÓ­VE­NES AR­TIS­TAS SA­LEN DEL ‘ANO­NI­MA­TO’ PA­RA MOS­TRAR LOS ROS­TROS DE QUIE­NES PIN­TAN LAS PA­RE­DES DE BA­RRAN­QUI­LLA. SU TRA­BA­JO CA­DA VEZ ES MÁS ACEP­TA­DO Y RE­CO­NO­CI­DO.

Pa­ra ca­da uno de es­tos jó­ve­nes cos­te­ños –coin­ci­den– es­ta es la opor­tu­ni­dad per­fec­ta pa­ra ex­pre­sar lo que pien­san y a la vez “dar­le vi­da” a ca­da es­pa­cio in­ter­ve­ni­do. Ade­más, ha­cen par­te de la fun­da­ción Lien­zo Ur­bano, una or­ga­ni­za­ción que bus­ca trans­for­mar fa­cha­das y pa­re­des de la ciu­dad en ga­le­rías citadinas don­de el ae­ro­sol y las pin­tu­ras son las he­rra­mien­tas de tra­ba­jo.

FUN­DA­CIÓN LIEN­ZO UR­BANO. Es­ta or­ga­ni­za­ción na­ció en agos­to de 2013 con la idea de Lia­ne Da­za y Da­ve Bel­trán, dos jó­ve­nes egre­sa­das de Co­mu­ni­ca­ción So­cial y pe­rio­dis­mo, que es­ta­ban in­tere­sa­das en el te­ma de la sos­te­ni­bi­li­dad ur­ba­na y de có­mo apor­tar a la ciu­dad. “Qui­si­mos fu­sio­nar las ideas de apor­tar en la re­cu­pe­ra­ción del es­pa­cio pú­bli­co y se qui­so rea­li­zar con el ar­te ur­bano”, ex­pre­só Da­ve Bel­trán.

Am­bas em­pe­za­ron a co­no­cer a los ar­tis­tas de la ciu­dad pa­ra ar­mar su equi­po de tra­ba­jo. En 2014 lo­gra­ron su pri­me­ra in­ter­ven­ción en don­de que­da­ba San An­dre­si­to y fue en mayo de 2015 cuan­do re­gis­tra­ron su fun­da­ción.

En­tre pla­nos, bos­que­jos e ideas con­cre­ta­das, es­tos mu­cha­chos si­guen cre­yen­do que Ba­rran­qui­lla va por buen ca­mino y hay más es­pa­cios pa­ra ex­pre­sar­se, sin em­bar­go, con­si­de­ran que aún fal­ta mu­cho tra­ba­jo pa­ra que la cul­tu­ra sea más va­lo­ra­da y por en­de, aco­gi­da.

Es­tos jó­ve­nes ca­mi­nan tran­qui­los con sus looks al­ter­na­ti­vos, sa­ben que el ar­te ge­ne­ra paz y con­vi­ven­cia. Es­to lo ha em­pe­za­do a en­ten­der el sec­tor pú­bli­co y pri­va­do, fun­da­cio­nes e ins­ti­tu­cio­nes que so­li­ci­tan sus in­ter­ven­cio­nes en di­ver­sos es­pa­cios, la se­mi­lla es­tá sem­bra­da y ellos la se­gui­rán re­gan­do.

«Hay per­so­nas que ra­yan es­cul­tu­ras por sen­tir­se ma­los. Por ellos nos ta­chan a no­so­tros». RA­YO Ar­tis­ta

La zo­na in­fan­til del par­que cons­ta de 100 me­tros cua­dra­dos. A él, to­do me­nor in­gre­sa en com­pa­ñía de un adul­to res­pon­sa­ble, quien se en­car­ga de vi­gi­lar­lo, el es­pa­cio es pa­ra ni­ños de uno a ocho años. El par­que de adul­tos cuen­ta con 1.620 me­tros cua­dra­dos y, al me­nos, cua­tro sal­va­vi­das. Es­ta última ci­fra va­ría de acuer­do al nú­me­ro de vi­si­tan­tes. Los pa­dres de los ni­ños pue­den ubi­car­se en la zo­na fren­te al mar.

Es­ta obra, que se pue­de apre­ciar en la Vía 40 con ca­lle 67, en Ba­rran­qui­lla, es del ar­tis­ta Ra­fael Ma­tos.

Fo­to: Orlando Amador

Larry Molina. (Ra­yo). “Lo mío es em­pí­ri­co. Pin­tar me pro­du­ce una ale­gría in­des­crip­ti­ble, cuan­do veo el re­sul­ta­do que­do sor­pren­di­do”.

Ro­ber­to Angulo. (Ke­ko). “Mi pa­pá es ar­tis­ta y mi ma­má ma­ne­ja una ga­le­ría, siem­pre he es­ta­do ro­dea­do del ar­te. Ha­ce 10 años em­pe­cé a ex­pe­ri­men­tar”.

José Ga­briel Eche­ve­rri. (Mr Joe).

Joy­ce Cer­van­tes. (Joy­ce).

Ra­fael Ma­tos. (Ma­tos).

Lia­ne Da­za Ba­rros.

Ro­ber­to Ba­rra­za.

Da­ve Bel­trán.

INS­TA­GRAM: @CARIBE_AQUALAND CUÁN­TO: des­de 15.000 y 25.000 pe­sos. DÓN­DE: Puer­to Ve­le­ro,(tu­ba­rá-atlán­ti­co).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.