UNA BAHÍA CON PAR­QUE IN­CLUI­DO

En la pla­ya no so­lo se to­ma el sol. Aquí le pre­sen­ta­mos otra op­ción, en el Atlán­ti­co.

Si - - Hay Paseo - POR SARA HER­NÁN­DEZ C.

Es tiem­po que tan­to el cuer­po y la men­te es­tén en fun­ción de di­ver­tir­se, su­pe­rar los obs­tácu­los en las atrac­cio­nes y pa­sar un mo­men­to agra­da­ble en el mar. Es­to es po­si­ble en el Atlán­ti­co pues, des­de ha­ce unos me­ses, lle­gó a Puer­to Ve­le­ro el par­que acuá­ti­co Ca­ri­be Aqua­land.

En su ex­ten­sión to­tal, el es­pa­cio de re­crea­ción dis­po­ne de 5.000 me­tros cua­dra­dos en los que hay in­fla­bles, mo­tos acuá­ti­cas, ka­yak y padd­le surf. Así que si us­ted es uno de los que no le atrae la idea de ir a la pla­ya so­lo a ba­ñar­se y to­mar el sol es­ta es una bue­na op­ción. Es­tos ser­vi­cios los po­drá ad­qui­rir por ho­ras.

La mi­ra­da de los ni­ños an­tes de in­gre­sar al par­que tra­du­ce fas­ci­na­ción, la mis­ma que sien­ten mu­chos an­tes de in­gre­sar a una pis­ci­na o la mis­ma pla­ya. “Me dan ga­nas de me­ter­me de una”, ex­pre­sa Ca­mi­lo, de cin­co años, an­sio­so por di­ver­tir­se.

Pa­ra mu­chos, lo me­jor es lle­gar has­ta la pun­ta del in­fla­ble más al­to y lo­grar una vis­ta pa­no­rá­mi­ca de Puer­to Ve­le­ro y to­dos los res­tau­ran­tes de es­te bal­nea- rio tu­rís­ti­co de Tu­ba­rá. Cuen­tan que es­to les per­mi­te li­be­rar adre­na­li­na al mo­men­to de de­jar­se caer al mar des­de es­te pun­to. “Es muy di­ver­ti­do, me en­can­tó, so­bre to­do las caí­das, en es­pe­cial caer del in­fla­ble de cin­co me­tros”, con­tó Cris­ti­na Pa­lis, de 13 años.

TRA­YEC­TO DE OBS­TÁCU­LOS’. El par­que dis­po­ne de una zo­na pa­ra adul­tos y otra in­fan­til. “El área más cer­ca­na a la ori­lla cuen­ta con ocho atrac­cio­nes: es­ca­la­da, ca­ba­lli­to, dos ca­mas elás­ti­cas y tres col­cho­ne­tas”, ex­pli­ca Mart­ha To­rres, ad­mi­nis­tra­do­ra del lu­gar. Es­ta zo­na es pa­ra ni­ños de uno a ocho años. Fren­te a es­te es­pa­cio es­tá el de adul­tos, al que po­drán in­gre­sar per­so­nas de nue­ve has­ta 70 años. Allí hay 26 sec­to­res que in­clu­yen: ice­berg, to­rre de ca­ta­pul­ta, jun­gla de Joe ( laberinto), y lan­za­de­ra de tar­zán, en­tre otras.

José Ángel Mo­reno, ge­ren­te de ope­ra­cio­nes de Ca­ri­be Aqua­land, sos­tie­ne que, en pro­me­dio, re­ci­ben ca­da ho­ra 150 per­so­nas. Es, sin du­da, una opor­tu­ni­dad pa­ra deses­tre­sar­se y pa­sar un mo­men­to agra­da­ble en com­pa­ñía de fa­mi­lia­res o ami­gos.

«El par­que cum­ple con las nor­mas de se­gu­ri­dad eu­ro­pea y la ge­ne­ral de par­ques acuá­ti­cos en Co­lom­bia». JOSÉ ÁNGEL MO­RENO Ge­ren­te de ope­ra­cio­nes Ca­ri­be Aqua­land.

Uno de los usua­rios del par­que des­pués de su­bir al in­fla­ble de es­ca­la­da con cuer­das. | Fo­tos: Je­sús Ri­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.