La mo­vi­da al­ter­na­ti­va en Cu­rram­ba

EN LA CIUDAD HAY VA­RIAS BAN­DAS MU­SI­CA­LES CON SONORIDADES BIEN DI­FE­REN­CIA­DAS, QUE ‘CON LAS UÑAS’ SE ABREN CA­MINO. AQUÍ LES MOS­TRA­MOS CUA­TRO.

Si - - Portada - POR SA­RA HER­NÁN­DEZ C.

El len­gua­je so­no­ro al­ter­na­ti­vo, como lo ca­li­fi­ca­rían al­gu­nos, es el que es­tá por fue­ra de lo tra­di­cio­nal, una pos­tu­ra que, aun­que di­fe­ren­te, siem­pre lle­va un pro­pó­si­to: de­cir lo que sien­ten en sus com­po­si­cio­nes, en las pis­tas mu­si­ca­les; pe­ro es­ta vez de una ma­ne­ra am­plia,di­ver­sa, úni­ca, pe­ro, so­bre to­do, in­de­pen­dien­te. Ba­rran­qui­lla no es­ca­pa de es­te fe­nó­meno plu­ri­cul­tu­ral con ban­das que to­can gé­ne­ros como el in­die rock, in­die fulk, ca­rib­bean world mu­sic, rock al­ter­na­ti­vo, so­lo por men­cio­nar al­gu­nos gé­ne­ros.

Pe­ro, ¿qué es­tá pa­san­do con es­tos gru­pos?, ¿por qué no se man­tie­nen?. Re­vis­ta Sí reunió al­gu­nas vo­ces de ar­tis­tas pa­ra ana­li­zar el te­ma de la mo­vi­da mu­si­cal al­ter­na­ti­va en la ciudad, los po­cos es­ce­na­rios y su or­ga­ni­za­ción.

RE­NA­CI­MIEN­TO DE LA ES­CE­NA. Hay un re­sur­gir de la es­ce­na al­ter­na­ti­va de la ciudad, es­to lo ra­ti­fi­can per­so­nas in­mer­sas en el me­dio mu­si­cal: “hay una apre­cia­ción por lo fol­cló­ri­co, por lo in­na­to, y sin de­me­ri­tar a otros gé­ne­ros; hay una nue­va ten­den­cia de to­mar lo de la tie­rra y ha­cer­lo a nues­tra ma­ne­ra”, apun­ta Ál­va­ro Blan­qui­cett, in­ge­nie­ro de so­ni­do y pro­duc­ción de Afro­mu­sic Stu­dios.

Pa­ra la mues­tra es­tán gru­pos en Colombia como Bom­ba Es­té­reo o Mon­sieur Pe­ri­né que co­men­za­ron como mu­chos de los que hoy día se presentan en dis­tin­tos bares de La Are­no­sa. Pe­ro, aquí es cla­ve es­ta­ble­cer el boom mu­si­cal pa­ra ca­da una de es­tas ban­das, que en su mo­men­to, to­ma­ron rit­mos de la Cos­ta. Ese fac­tor di­fe­ren­cial los hace

úni­cos y es ahí don­de es­tá la di­fe­ren­cia.

OR­GA­NI­ZA­CIÓN. Sa­ber qué es lo que el mú­si­co quie­re, qué ca­na­les em­plea­rá pa­ra la re­pro­duc­ción de sus te­mas y có­mo los dis­tri­bui­rá son al­gu­nos de los prin­ci­pa­les in­te­rro­gan­tes. “Hay que pen­sar en unos ob­je­ti­vos a cor­to, me­diano y lar­go pla­zo; hay que sa­ber el rum­bo a tra­zar, pues el ne­go­cio ha cam­bia­do. Pen­sar cla­ra­men­te en dón­de es­toy y a dón­de quie­ro lle­gar con la pro­pues­ta”, cuen­ta Omar Sán­chez, mú­si­co gui­ta­rris­ta y pro­duc­tor. En úl­ti­mas –agre­ga– es cues­tión de te­ner dis­ci­pli­na y creer en uno.

Es mo­men­to de que la mú­si­ca al­ter­na­ti­va ge­ne­re es­tos es­pa­cios de par­ti­ci­pa­ción, pe­ro pa­ra ello los mú­si­cos no pue­den de­sa­pa­re­cer, sino to­do lo con­tra­rio, re­afir­mar­se. En po­cas pa­la­bras, un gri­to pa­ra que mu­chos de los mú­si­cos ‘guar­da­dos’ sal­gan del garaje, ex­pli­ca Jor­ge Can­ti­llo. Un te­ma en don­de, pa­ra ha­cer que las co­sas flu­yan, hay que ha­cer­las bien y man­te­ner­se, ra­ti­fi­ca Ál­va­ro Blan­qui­cett.

«La in­vi­ta­ción es a rea­li­zar una sa­na com­pe­ten­cia, pa­ra que es­ta es­ce­na mu­si­cal si­ga for­man­do pú­bli­cos en la ciudad».

| Fo­tos Or­lan­do Ama­dor y ar­chi­vo par­ti­cu­lar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.