Pa­seo a un par­que bio­te­má­ti­co en el Atlán­ti­co

Me­gua

Si - - Portada - POR INGUEL JULIETH DE LA ROSA VEN­CE

EN ES­TE BOS­QUE SE­CO TRO­PI­CAL DE 32 HEC­TÁ­REAS ES PO­SI­BLE HA­CER CA­MI­NA­TAS POR SEN­DE­ROS ECO­LÓ­GI­COS, QUE HAN SI­DO ADAP­TA­DOS PA­RA EX­PLO­RAR Y GE­NE­RAR CON­CIEN­CIA EN EL CUI­DA­DO DEL ME­DIO AM­BIEN­TE.

QUÉ: bos­que se­co tro­pi­cal adap­ta­do a la edu­ca­ción am­bien­tal. HO­RA­RIO: abier­to sá­ba­dos, do­min­gos y fes­ti­vos, des­de las 9:00 a.m. has­ta las 5:00 p.m.

EN­TRA­DA: el in­gre­so pa­ra los adul­tos cues­ta 16 mil pe­sos y la de los ni­ños, de 2 a 12 años, 14 mil pe­sos. El va­lor in­clu­ye el re­co­rri­do por los di­fe­ren­tes sen­de­ros, acom­pa­ña­dos de un guía, y el ac­ce­so a la pis­ci­na. CÓ­MO LLE­GAR: ki­ló­me­tro 14 en la vía La Cor­dia­li­dad, an­tes del pea­je de Ba­ra­noa. | Fo­tos Or­lan­do Ama­dor R. Brin­dar edu­ca­ción am­bien­tal es la mi­sión del Par­que Bio­te­má­ti­co Me­gua, un bos­que se­co tro­pi­cal de 32 hec­tá­reas, ubi­ca­do so­bre la vía La Cor­dia­li­dad, a la al­tu­ra del mu­ni­ci­pio de Galapa. Es, en el de­par­ta­men­to del Atlán­ti­co, una pe­que­ña re­ser­va de la re­gión don­de pre­do­mi­na el ver­de y con­vi­ven ani­ma­les sil­ves­tres.

La en­tra­da a es­te par­que es pa­ra ni­ños y adul­tos que deseen dis­fru­tar de un pa­seo eco­ló­gi­co en fa­mi­lia o en­tre ami­gos. Allí el plan es ha­cer una ca­mi­na­ta por los cin­co sen­de­ros re­crea­dos

con te­mas es­pe­cí­fi­cos pa­ra la ex­plo­ra­ción del me­dio am­bien­te.

Ca­da re­co­rri­do tar­da unos 30 mi­nu­tos, co­mo el de Los Sen­ti­dos, que in­clu­ye, en­tre otras co­sas, el pa­so por ar­cos con ob­je­tos re­ci­cla­dos, un puen­te col­gan­te y una es­ca­la­da con cuer­da; con el ob­je­ti­vo de re­la­cio­nar men­te, cuer­po y me­dio am­bien­te.

En el vi­ve­ro –que es­tá di­vi­di­do en áreas de ger­mi­na­ción, cre­ci­mien­to y pro­duc­ción– des­cu­bre el ci­clo de vi­da de las plan­tas. Allí en­se­ñan des­de có­mo sem­brar­las, abo­nar­las y uti­li­zar­las has­ta cuá­les son las más ap­tas pa­ra te­ner en la re­gión.

Allí en­cuen­tra sem­bra­das plan­tas co­mo oré­gano de la Sie­rra, ‘ ba­rran­qui­lle­ra’, yer­ba­bue­na, ‘pron­to ali­vio’ y ‘siem­pre vi­va’. De ob­se­quio, pue­de re­ci­bir una plan­ta pa­ra cui­dar en ca­sa.

En el sen­de­ro agrí­co­la el apren­di­za­je gi­ra en torno a los cul­ti­vos de es­ta zo­na, así co­mo los de ti­po ur­bano y la for­ma co­rrec­ta de fer­ti­li­zar­los pa­ra te­ner­los al in­te­rior de la ca­sa.

Du­ran­te el re­co­rri­do, los ni­ños pue­den in­ter­ac­tuar con los ani­ma­les de la gran­ja y ali­men­tar a los cer­di­tos, chi­vos, co­ne­jos y ga­lli­nas. Co­mo si fue­ra po­co, los pe­que­ños tam­bién pue­den dar un pa­seo en po­ni, por 6 mil pe­sos.

Pa­ra los que tie­nen es­pí­ri­tu aven­tu­re­ro es­tá el sen­de­ro de Mi­tos y Le­yen­das, una ca­mi­na­ta un po­co más lar­ga por el bos­que, don­de en­cuen­tra pie­zas re­pre­sen­ta­ti­vas de ‘La Pa­ta So­la’, ‘El Hom­bre Cai­mán’, ‘La Llo­ro­na’, ‘Ma­dre Mon­te’, que cui­da­ba el bos­que, ‘El Mohán’ y otros pro­ta­go­nis­tas de te­ne­bro­sos re­la­tos li­ga­dos a la cul­tu­ra ca­ri­be.

Ade­más de las ca­mi­na­tas eco­ló­gi­cas, en el lu­gar en­cuen­tra el Par­que del Agua, el cual cuen­ta con una pis­ci­na pa­ra adul­tos, de 1.65 m de pro­fun­di­dad, y otra pa­ra ni­ños con ca­pa­ci­dad pa­ra 50 me­no­res apro­xi­ma­da­men­te. Ro­dea­do de zo­nas ver­des y áreas de des­can­so, tam­bién es­tá el res­tau­ran­te, cu­ya es­pe­cia­li­dad son las car­nes a la pa­rri­lla y san­co­chos. Un plan com­ple­to pa­ra ex­plo­rar, des­can­sar y de­gus­tar la gas­tro­no­mía del Ca­ri­be.

«Pro­cu­ra­mos que la gen­te apren­da al­go del me­dio am­bien­te, mien­tras se di­vier­te y pa­sa un día di­fe­ren­te». OLGA LUCÍA TO­VAR OR­TIZ Di­rec­to­ra del Par­que Bio­te­má­ti­co Me­gua

Un bar­co de ma­de­ra en­tre­tie­ne a los más pe­que­ños du­ran­te su es­ta­día en el par­que.

Es­ta pis­ci­na pa­ra adul­tos, de 1.65 m de pro­fun­di­dad, ha­ce par­te del Par­que del Agua.

El Sen­de­ro de los Sen­ti­dos es uno de los cin­co re­co­rri­dos que ofre­ce el lu­gar.

« En el Sen­de­ro de Mi­tos y Le­yen­das del bos­que hay pie­zas re­pre­sen­ta­ti­vas de los te­ne­bro­sos re­la­tos que ro­dean la cul­tu­ra nues­tra ».

«La es­ca­la­da con cuer­da y el pa­so por un puen­te col­gan­te ha­ce par­te del re­co­rri­do por el Sen­de­ro de los Sen­ti­dos».

Así lu­ce el ma­pa del Atlán­ti­co en al­to re­lie­ve. Ahí se apre­cia Ba­rran­qui­lla, mu­ni­ci­pios y ac­ci­den­tes geo­grá­fi­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.