Re­ga­los crea­ti­vos

SOR­PREN­DER EN AMOR Y AMIS­TAD SE HA CON­VER­TI­DO EN UN NE­GO­CIO EN RE­DES SO­CIA­LES QUE VA TO­MAN­DO FUER­ZA EN BA­RRAN­QUI­LLA.

Si - - Top - POR DANIELA FERNPANDEZ CO­MAS @DANIELAFERCO

Des­cu­bra có­mo sor­pren­der a su pa­re­ja.

EN INS­TA­GRAM EN­CON­TRA­RÁ VA­RIA­DAS OP­CIO­NES.

Sa­car­le una son­ri­sa a su ser que­ri­do es ca­da día más fá­cil. La de­man­da de re­ga­los, y lu­ga­res pa­ra em­pa­car, se in­cre­men­ta ca­da día no so­lo con los di­fe­ren­tes al­ma­ce­nes al­re­de­dor de la ciu­dad; la tec­no­lo­gía tam­bién es apro­ve­cha­da pa­ra es­ta ac­ti­vi­dad.

Hay quie­nes han op­ta­do por to­mar­se las re­des so­cia­les pa­ra ofre­cer a los ba­rran­qui­lle­ros nue­vas ma­ne­ras de com­prar re­ga­los y, a su vez, sor­pren­der en la fe­cha más especial de es­te mes: Amor y Amis­tad. Una de esas per­so­nas es Yes­si­ca Já­co­me, ma­dre de fa­mi­lia que con 43 años, si­gue, des­pués de 7, idean­do crea­ti­vos de­ta­lles, co­mo las ‘dul­ces me­di­ci­nas’ que pro­po­ne. En­tre sus ori­gi­na­les crea­cio­nes es­tá el kit pa­ra “adic­tos a las re­des so­cia­les”, con el que en pe­que­ños fras­cos con dul­ces ale­gra a quie­nes ella cree “ne­ce­si­tan de­jar de es­cri­bir e in­ter­ac­tuar más”.

“Co­men­cé con mi ne­go­cio ha­ce 7 años pa­ra dar­le un re­ga­lo ché­ve­re al pa­dre de mis hi­jos. De ahí en ade­lan­te han sur­gi­dos di­fe­ren­tes op­cio­nes”, re­la­ta la crea­do­ra del ne­go­cio, que tam­bién ha­ce desa­yu­nos per­so­na­li­za­dos que en­tre­ga a do­mi­ci­lio, des­de $30.000.

Y es que es­ta pro­pues­ta de “ma­ña­nas di­fe­ren­tes”, se ha au­men­ta­do con el pa­so del tiem­po. Zaha­re y Za­mi­ra Abian­tun, her­ma­nas y crea­do­ras de la cuen­ta en Ins­ta­gram @ama­ne­ceby­za, creen que esa cos­tum­bre de sor­pren­der a los se­res que­ri­dos no se de­be ol­vi­dar. Su idea ini­cial fue la de in­cen­ti­var los bue­nos mo­men­tos con desa­yu­nos no­ve­do­sos, y lo si­guen ha­cien­do des­de 2013. “Usar la crea­ti­vi­dad, mien­tras em­pa­ca­mos y re­ci­bi­mos his­to­rias, pa­ra plas­mar­las en de­li­cio­sos y sa­lu­da­bles pro­duc­tos, es nues­tro hobby”, ase­gu­ró Zaha­re.

Así que si aún no sa­be qué dar­le a su ‘ami­go se­cre­to’ o pa­re­ja, va­ya a Ins­ta­gram y es­co­ja la op­ción que más le gus­te.

| Fo­tos Char­lie Cor­de­ro/cor­te­sía

AL­CAN­CÍAS: una de las op­cio­nes que se ofre­cen son las al­can­cías trans­pa­ren­tes. Es­tas se pue­den lle­nar de va­rie­dad de dul­ces y de­co­rar con un la­zo crea­ti­vo.

PE­LU­CHES: vie­nen en in­fi­ni­da­des de ta­ma­ños y son pre­di­lec­tos pa­ra re­ga­los ro­mán­ti­cos ya que le agre­gan va­lor sen­ti­men­tal al pre­sen­te.

RE­DES SO­CIA­LES: Ins­ta­gram se ha con­ver­ti­do en la pla­ta­for­ma más uti­li­za­da pa­ra ven­der es­tos pro­duc­tos. En ella los usua­rios pue­den ver las va­ria­das op­cio­nes y es­co­ger la que más le gus­te.

‘ME­DI­CI­NAS’: Yes­si­ca creó es­tas do­sis de me­di­ci­na pa­ra aque­llos “adic­tos” a re­des so­cia­les. Já­co­me con­si­de­ra que “hay que es­cri­bir me­nos e in­ter­ac­tuar más”.

RE­GA­LOS ES­PE­CIA­LES: En Ama­ne­ce By Za ofre­cen de­ta­lles úni­cos pa­ra la fe­cha, co­mo es­te desa­yuno sa­lu­da­ble que se lo en­tre­gan a do­mi­ci­lio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.