Mi­tos, cer­ve­zas y mu­je­res

Por si no lo sa­be, sin mu­je­res no exis­ti­ría la cer­ve­za. En mu­chas cul­tu­ras fue­ron con­su­mi­do­ras ha­bi­tua­les y las en­car­ga­das de su pro­duc­ción. Pe­ro con los si­glos tam­bién se han crea­do mu­chos mi­tos re­la­cio­na­dos con ellas y el con­su­mo de es­ta be­bi­da. Aquí de

SoHo - Censurado (Colombia) - - Beber -

Oc­tu­bre es si­nó­ni­mo de cer­ve­za, ya que es el mes en el que se ce­le­bra Ok­to­ber­fest, el fes­ti­val de cer­ve­za más gran­de del mun­do. En nues­tro país, Club Co­lom­bia lo or­ga­ni­za des­de 2013 y allí es po­si­ble pro­bar la ti­po Mär­zen, he­cha de ma­ne­ra ex­clu­si­va pa­ra es­ta tem­po­ra­da. Por es­ta ra­zón, no exis­te un tiem­po más pro­pi­cio pa­ra pen­sar y re­vi­sar un po­co la his­to­ria al­re­de­dor de es­ta be­bi­da que, jun­to al ca­fé y el té, ha­ce par­te del trío de las más con­su­mi­das en el mun­do.

Y co­mo lo más im­por­tan­te en es­ta re­vis­ta son las mu­je­res, na­da más per­ti­nen­te que ha­blar de ellas y su re­la­ción con la cer­ve­za. Des­de las cul­tu­ras prehis­pá­ni­cas, pa­san­do por el an­ti­guo Egip­to, Su­me­ria y Ba­bi­lo­nia, las mu­je­res siem­pre tu­vie­ron el con­trol de la pro­duc­ción cer­ve­ce­ra y eran gran­des con­su­mi­do­ras. In­clu­so, cuan­do en la Edad Me­dia la fa­bri­ca­ción pa­só a ser ex­clu­si­vi­dad de los con­ven­tos, la san­ta Hil­de­gar­da de Bin­gen des­cu­brió uno de los in­gre­dien­tes fun­da­men­ta­les pa­ra su ela­bo­ra­ción: el lú­pu­lo.

Pe­ro lle­gó la Re­vo­lu­ción In­dus­trial y to­do cam­bió, pues la pro­duc­ción se hi­zo ma­si­va y los hom­bres to­ma­ron el con­trol del ne­go­cio. Des­pués, con el na­ci­mien­to de la pu­bli­ci­dad, la cer­ve­za co­men­zó a pro­mo­cio­nar­se co­mo be­bi­da pa­ra hom­bres y las mu­je­res que­da­ron re­le­ga­das en cuan­to a pro­duc­ción y con­su­mo.

Pe­ro en las úl­ti­mas dé­ca­das las mu­je­res vol­vie­ron a be­ber­la de ma­ne­ra na­tu­ral, co­mo en las cul­tu­ras an­ti­guas. Sin em­bar­go, aún exis­ten mu­chas ideas fal­sas –mi­tos que se crean de for­ma in­cons­cien­te– con res­pec­to a la re­la­ción de ellas y es­ta be­bi­da que, se­gún to­das las en­cues­tas, es el li­cor más ape­te­ci­do por los co­lom­bia­nos. .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.