Po­de­ro­sa y fa­mi­liar

Que ya ha­ya lle­ga­do a esa edad en la que tie­ne es­po­sa, ni­ños y has­ta pe­rro no quie­re de­cir que de­ba an­dar en una ca­mio­ne­ta fea y cua­dra­da. Pors­che aca­ba de lan­zar la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción de su Ca­yen­ne, la SUV más de­por­ti­va del mer­ca­do. Soho es­tu­vo en el lan

SoHo - Censurado (Colombia) - - Gadgets -

Las mi­nas de fe­rro­ní­quel de Fal­con­do, en la re­gión do­mi­ni­ca­na de Bo­nao, es­tán

cir­cun­da­das por ca­mi­nos pe­dre­go­sos y ser­pen­tean­tes. Qui­zá esa fue la ra­zón que lle­vó a los de Pors­che a es­co­ger la zo­na co­mo par­te del re­co­rri­do de lan­za­mien­to de su nue­va Ca­yen­ne. Una cua­dri­lla de es­tos vehícu­los lle­gó has­ta allí pa­ra de­mos­trar su fuer­za do­man­do pen­dien­tes des­ta­pa­das y cur­vas trai­cio­ne­ras.

Lue­go, esa ca­ra­va­na re­co­rrió los sen­de­ros que bor­dean la plan­ta­ción de ta­ba­co Ar­tu­ro Fuen­te —con sus vie­jas edi­fi­ca­cio­nes de es­ti­lo fran­cés— y las ca­rre­te­ras de la zo­na san­tia­gue­ra, en don­de las Ca­yen­ne im­pul­sa­ron el ve­lo­cí­me­tro has­ta los 200 ki­ló­me­tros por ho­ra. Que la au­to­pis­ta es­tu­vie­ra lle­na de ca­mio­nes y mo­to­ci­clis­tas im­pru­den­tes fue, qui­zás, otra de las ra­zo­nes por las que la fir­ma ale­ma­na es­co­gió ese lu­gar.

Un día des­pués, otra vein­te­na de ca­rros, en­tre el clá­si­co de­por­ti­vo 911 y la nue­va Ca­yen­ne, se di­ri­gió has­ta Pun­ta Ca­na pa­ra ter­mi­nar el re­co­rri­do en una de las lo­ca­cio­nes más ex­clu­si­vas y lu­jo­sas del Ca­ri­be. Po­de­río, ve­lo­ci­dad, se­gu­ri­dad y sun­tuo­si­dad; no es ca­sua­li­dad que Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na ha­ya si­do el lu­gar es­co­gi­do pa­ra que es­ta ca­mio­ne­ta mos­tra­ra su ver­da­de­ro po­ten­cial en to­dos los te­rre­nos.

En 2002, cuan­do la fir­ma sa­có su pri­me­ra Ca­yen­ne, mu­chos pen­sa­ron que era un error de cálcu­lo. El he­cho de que uno de los fa­bri­can­tes de au­tos de­por­ti­vos más fa­mo­sos del mun­do en­tra­ra al com­pe­ti­do seg­men­to fa­mi­liar pa­re­cía no te­ner sen­ti­do. Más de 15 años des­pués, el éxi­to en ven­tas ha si­do elo­cuen­te: es­ta SUV es uno de los mo­de­los más com­pra­dos de Pors­che. En 2010 rom­pió to­das las mar­cas con 500.000 uni­da­des ven­di­das.

Es­ta ter­ce­ra en­tre­ga trae cam­bios sus­tan­cia­les, co­mo el baúl con ca­pa­ci­dad de 770 li­tros, más gran­de que el de la an­te­rior ge­ne­ra­ción; una cá­ma­ra de ima­gen tér­mi­ca, que ase­gu­ra la vi­si­bi­li­dad de has­ta 300 me­tros (aun en la os­cu­ri­dad o en con­di­cio­nes de nie­bla es­pe­sa); una fran­ja de so­fis­ti­ca­das lu­ces led y un sis­te­ma que de­tec­ta a pea­to­nes y que, en ca­so de emer­gen­cia, ac­ti­va el fre­na­do au­to­má­ti­co. Ade­más, cuen­ta con un sis­te­ma hí­bri­do (eléc­tri­co y ga­so­li­na) y un or­de­na­dor a bor­do en el que se pue­de con­tro­lar des­de el sis­te­ma de en­tre­te­ni­mien­to has­ta la trac­ción de las llan­tas.

Pa­ra que ten­ga una idea de su po­der, la Ca­yen­ne Tur­bo so­lo ne­ce­si­ta 3,9 segundos pa­ra dis­pa­rar el ve­lo­cí­me­tro a 100 ki­ló­me­tros por ho­ra. Su mo­tor, de 4,0, es tan po­ten­te co­mo 700 ca­ba­llos. Por­que lo com­pro­ba­mos, po­de­mos ase­gu­rar que es­ta es la SUV más de­por­ti­va que pue­de en­con­trar. .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.