Si el Río sue­na…

SoHo (Colombia) - - Motorsoho -

Cues­tión de es­ti­lo

Es­te ca­rra­zo aca­ba de ga­nar­se el pre­mio a la In­no­va­ción en los Red Dot Awards, en Ale­ma­nia, uno de los ga­lar­do­nes más pres­ti­gio­sos en te­mas de di­se­ño. Y ra­zo­nes pa­ra ha­ber si­do el ga­na­dor tie­ne de so­bra. Por ejem­plo, un ex­te­rior ro­bus­to y ae­ro­di­ná­mi­co que lo­gra una com­bi­na­ción ideal en­tre lo de­por­ti­vo y lo ele­gan­te, gra­cias, en­tre otras co­sas, a una pa­rri­lla cro­ma­da, un spoi­ler tra­se­ro y un sun­roof de aper­tu­ra eléc­tri­ca. El Rio vie­ne, ade­más, con una ilu­mi­na­ción led to­tal­men­te re­no­va­da, que in­clu­ye fa­ros de­lan­te­ros con luces diur­nas, ex­plo­ra­do­ras an­ti­nie­bla y luces es­pe­cí­fi­cas de gi­ro, que le alum­bran el ca­mino cuan­do ti­mo­nea de re­pen­te o co­ge una cur­va. Pa­ra com­ple­tar, su di­se­ño in­te­rior es tran­qui­la­men­te el de un ca­rro de ga­ma al­ta, con una ca­bi­na es­pa­cio­sa lle­na de ma­te­ria­les de lu­jo, co­mo cue­ro y alu­mi­nio, en la que ca­ben cin­co per­so­nas co­mo­dí­si­mas. Apar­te de to­do, ape­nas se sien­te en el asien­to del con­duc­tor, va a no­tar que tie­ne to­dos los bo­to­nes y ga­llos a la mano, fá­ci­les de al­can­zar o de ver sin ne­ce­si­dad de po­ner en ries­go la ma­ne­ja­da.

A to­do mo­tor

En Kia sa­ben que no bas­ta con ver­se bien, también es ne­ce­sa­rio an­dar bien. Por eso, el Rio vie­ne con una ca­ja muy efi­cien­te, au­to­má­ti­ca o me­cá­ni­ca, de seis cam­bios. El mo­tor, de 1.4 li­tros, pue­de pa­re­cer­le pe­que­ño, pe­ro gra­cias a su tec­no­lo­gía y ren­di­mien­to es su­fi­cien­te pa­ra ha­cer de es­te ca­rro un vo­la­dor. Por al­go al­can­za los 170 ki­ló­me­tros por ho­ra, nú­me­ro que, a pro­pó­si­to, lo con­vier­te en uno de los ca­rros más rá­pi­dos de su seg­men­to. ¿Cómo lo lo­gra? En­tre otras co­sas, tie­ne un sis­te­ma in­te­gra­do que lo ayu­da a

De­je de an­dar de vi­tri­na en vi­tri­na bus­can­do un ca­rro com­ple­to, se­gu­ro, que le aguan­te to­do ti­po de pa­seos y que no le cues­te un ri­ñón. Más bien pá­re­le bo­las al nue­vo Kia Rio, que tie­ne to­do eso y más. ¿No nos cree? Es­tas ra­zo­nes lo de­ben sa­car de du­das.

ace­le­rar en el me­nor tiem­po po­si­ble y, de pa­so, le sir­ve pa­ra aho­rrar com­bus­ti­ble —aun­que le sue­ne in­creí­ble—. Ade­más, el ca­rro le va a me­ter más fuer­za cuan­do arran­que en pen­dien­tes o se mue­va por ca­rre­te­ras mon­ta­ño­sas; es de­cir, re­sul­ta per­fec­to pa­ra que se mue­va por to­da Co­lom­bia sin problema.

Se­gu­ro que sí

Los in­ge­nie­ros de la mar­ca sur­co­rea­na qui­sie­ron dar­le aún más con­fia­bi­li­dad al Rio y, por eso, le me­tie­ron una es­truc­tu­ra re­for­za­da, prin­ci­pal­men­te de ace­ro, que no in­cre­men­ta el pe­so del ca­rro. Así las co­sas, la ca­bi­na es­tá di­se­ña­da co­mo una jau­la de se­gu­ri­dad que ab­sor­be cual­quier gol­pe, ya sea por de­lan­te, por atrás o por los la­dos. Y por si las mos­cas, tie­ne air­bags pa­ra con­duc­tor y pa­sa­je­ro, ade­más de fre­nos ABS, que evi­tan que las llantas se blo­queen y pa­ti­nen. Ah, y si se es­tá pre­gun­tan­do por la ca­pa­ci­dad de car­ga, el baúl al­can­za los 325 li­tros, que es mu­cho más que su­fi­cien­te pa­ra me­ter las ma­le­tas y el mer­ca­do cuan­do sal­ga de pa­seo.

Lo úl­ti­mo

El Rio no se­ría un aten­ti­co Kia si no es­tu­vie­ra a la van­guar­dia en ma­te­ria de ga­llos y co­nec­ti­vi­dad. Tie­ne una pan­ta­lla tác­til de 8 pul­ga­das —úni­ca en su seg­men­to— que in­cor­po­ra la in­ter­faz K-mo­vie, un sis­te­ma mul­ti­me­dia ex­clu­si­vo de la mar­ca. También, es­pe­jos aba­ti­bles au­to­má­ti­cos, per­fec­tos pa­ra par­quear en si­tios angostos, ade­más de co­ne­xión Blue­tooth, con­tro­les de au­dio y te­lé­fono en el ti­món, y la op­ción de “key­less entry”, que le per­mi­te abrir el ca­rro sin to­car la lla­ve. Aho­ra que le­yó to­do, ¿le qui­ta­mos las du­das y ya es­tá co­rrien­do a com­prar uno?

Pre­cio

DES­DE $50.990.000

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.