EL CON­SE­JO DE JAI­ME JARAMILLO

Vanguardia Liberal - - Espiritualidad -

Los pen­sa­mien­tos des­truc­ti­vos in­va­den nues­tra men­te ima­gi­nan­do co­sas que no son y per­tur­bán­do­nos por si­tua­cio­nes que se en­cuen­tran fue­ra de nues­tro con­trol. Ol­vi­da­mos que el éxi­to de la vi­da es­tá en fluir y hay que man­te­ner­se ba­lan­cea­do y suel­to. Un hom­bre que se en­con­tra­ba en una cri­sis eco­nó­mi­ca de­ci­dió com­prar un se­gu­ro de vi­da pa­ra lue­go sui­ci­dar­se, pues la de­ses­pe­ra­ción lo ha­bía su­mi­do en una de­pre­sión. Creía que mu­rien­do, su fa­mi­lia re­ci­bi­ría una bue­na can­ti­dad de dinero pa­ra vi­vir dig­na­men­te. Cuan­do lle­gó el día en que se to­ma­ría el ve­neno, se que­dó ob­ser­van­do la son­ri­sa y el amor que sus hi­jos y su es­po­sa le ofre­cían; sin em­bar­go de­ci­dió se­guir ade­lan­te con su pro­pó­si­to. Una vez con­su­mió en su to­ta­li­dad el lí­qui­do, que pa­ra él era la úni­ca sa­li­da po­si­ble, ca­yó al pi­so to­tal­men­te in­cons­cien­te. Al ca­bo de unas ho­ras, al abrir los ojos se en­con­tró acos­ta­do en un hos­pi­tal, ro­dea­do de un mé­di­co y de su es­po­sa, que en­tre lá­gri­mas le pe­día que fue­ra fuer­te y no aban­do­na­ra a su fa­mi­lia. Mien­tras se en­con­tra­ba en re­cu­pe­ra­ción, se le ex­pli­có que la pó­li­za so­lo cu­bri­ría cuan­do él lle­va­ra más de dos años con ella, de ma­ne­ra que su sa­cri­fi­cio ha­bía si­do en vano. Es­ta his­to­ria nos mues­tra la im­por­tan­cia de pen­sar an­tes de ac­tuar, pues nos su­mi­mos en un es­ta­do de in­cons­cien­cia fren­te a nues­tra pro­pia vi­da y ol­vi­da­mos que en no­so­tros es­tá la fuer­za in­te­rior pa­ra en­ten­der que en ca­da si­tua­ción, sea que nos gus­te o no, po­de­mos en­con­trar una en­se­ñan­za. ¡To­do lo que us­ted lla­ma fra­ca­so, pue­de con­ver­tir­lo en sa­bi­du­ría!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.