Sa­la­rios vs ho­ra­rios

Las re­tri­bu­cio­nes eco­nó­mi­cas por las lar­gas jor­na­das la­bo­ra­les en el sec­tor hos­pi­ta­la­rio es te­ma com­ple­jo pa­ra mu­chos, así co­mo ig­no­ra­do pa­ra otros. Ed­win Gómez, un ex­per­to en el ám­bi­to, nos co­men­tó un po­co de la reali­dad que vi­ve la ho­te­le­ría y los res­ta

Apetito - - Estudio de Salarios - Por: Ale­xan­dra Frit­te­la

¿Cree us­ted que las lar­gas jor­na­das la­bo­ra­les van de la mano con los sa­la­rios re­ci­bi­dos? El área más extenuante sin du­da es la co­ci­na, don­de una per­so­na de asis­ten­cia ali­men­ti­cia puede estar sin pa­rar apro­xi­ma­da­men­te 12 ho­ras dia­rias -con un día de des­can­so- y un sa­la­rio me­nor a 800 dó­la­res men­sua­les. Com­pa­re­mos es­to con un em­plea­do co­mún de una tien­da de elec­tro­do­més­ti­cos, el cual ga­na más de 400 mil co­lo­nes, más co­mi­sio­nes, tra­ba­jan­do 8 ho­ras dia­rias con dos días li­bres.

Asi­mis­mo, exis­te el ca­so de los tra­ba­jos en las zo­nas más re­mo­tas, don­de el sa­la­rio tien­de a su­bir por le­ja­nía. En el de­par­ta­men­to cu­li­na­rio, uno de los me­jo­res pues­tos es el de Chef Eje­cu­ti­vo, con un sa­la­rio que puede lle­gar a los 8 mil dó­la­res por mes con un ho­ra­rio re­gu­lar, de­pen­dien­do de la ca­de­na ho­te­le­ra o res­tau­ran­te­ra.

En ca­so de ho­ras ex­tra, ¿es­tas son bien re­mu­ne­ra­das? Exis­te una ten­den­cia co­no­ci­da co­mo ‘ho­ra­rio que­bra­do’, la cual di­vi­de la jor­na­da de tra­ba­jo en dos par­tes pa­ra que no se sien­ta tan pe­sa­do y no se cuen­te co­mo ho­ras ex­tra. Tam­bién se da mu­cho el can­je de días acu­mu­la­dos. Es de­cir, si un co­la­bo­ra­dor rea­li­za 8 ho­ras ex­tra, cuen­ta co­mo un día de tra­ba­jo, es­to se cam­bia por un día li­bre sin go­ce de sa­la­rio.

¿Có­mo fun­cio­nan los em­pleos por tem­po­ra­da? En ho­te­le­ría te­ne­mos un tér­mino lla­ma­do bu­yout, es un tiem­po li­mi­ta­do en los que se con­tra­ta per­so­nal ex­clu­si­va­men­te pa­ra la tem­po­ra­da al­ta. En el ca­so de la tem­po­ra­da ba­ja, se pres­cin­de de los ser­vi­cios de un 60% del per­so­nal, el otro 40% su­fre de un re­cor­te de sa­la­rio; el gre­mio más afec­ta­do es el área de ali­men­tos y be­bi­das.

¿Con­si­de­ra us­ted que en el país el ser­vi­cio al clien­te y hos­pi­ta­li­dad es me­nos pre­cia­do? Creo que no se le da el va­lor re­que­ri­do a las per­so­nas que cuen­tan con es­tu­dios, más si es una li­cen­cia­tu­ra o una es­pe­cia­li­dad. Ac­tual­men­te, mu­chos ho­te­les y res­tau­ran­tes tie­nen con­ve­nios con ins­ti­tu­cio­nes que ca­pa­ci­tan a un co­ci­ne­ro(a) co­mún por un cier­to pe­río­do en­tre­gán­do­les un cer­ti­fi­ca­do en ma­ni­pu­la­ción de ali­men­tos, es­to ha­ce que el em­plea­dor con­tra­te los ser­vi­cios de es­ta per­so­na en lu­gar de un chef pro­fe­sio­nal, por­que le sa­le mu­cho más ren­ta­ble. Se pre­fie­re pa­gar $400 a ocho co­ci­ne­ros que lo ha­gan to­do, en vez de pa­gar­le de 3 a 5 mil dó­la­res a dos bue­nos chefs con es­pe­cia­li­da­des y tí­tu­los, lo cual ha­ce que se tra­te de al­go más por vo­lu­men que de vo­ca­ción.

“Pien­so que se­ría me­jor dar­le un va­lor co­rres­pon­dien­te al que tie­ne me­jor ti­tu­la­ción en lu­gar de al que tie­ne un cer­ti­fi­ca­do ad­qui­ri­do en me­nos tiem­po. Hay pla­zas que se pue­den uti­li­zar, pe­ro no se toman en cuen­ta por pre­su­pues­to. En Cos­ta Ri­ca, en el gre­mio cu­li­na­rio los sa­la­rios si­guen sien­do muy po­bres, ha­ce fal­ta con­cen­trar­se, no en la can­ti­dad, sino en la ca­li­dad”. Ed­win Gómez es gra­dua­do en Ad­mi­nis­tra­ción Ho­te­le­ra y Ar­tes Cu­li­na­rias en el Hoc­king Co­lle­ge, Ohio, Es­ta­dos Uni­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.